Página de inicio > Psicología > No ficción > Filosofía > La interpretación de los sueños Evaluación

La interpretación de los sueños

The Interpretation of Dreams
Por Sigmund Freud
Reseñas: 20 | Evaluación general: Promedio
Premiado
4
Bueno
11
Promedio
2
Malo
2
Terrible
1
El descubrimiento de Freud de que el sueño es el medio por el cual se puede explorar el inconsciente es sin duda el paso más revolucionario en toda la historia de la psicología. Los sueños, según su teoría, representan el cumplimiento oculto de nuestros deseos inconscientes.

Reseñas

05/11/2020
Oreste Grieff

¡Uf! Un clásico desalentador con muchos momentos incómodos, pero que vale la pena leer. Material de lista de deseos, seguro. Un agradecimiento especial a Michael Page, quien narró la versión de audio íntegra. Su narración es absolutamente perfecta, la encarnación total de un psicólogo analítico. Sin el audio, probablemente no lo habría leído, y eso sería una pena.

Lo que más me gusta es el análisis sin fin. Sí, algunas de las teorías de Freud son bastante salvajes, y llegaré a eso, pero hay mucho que aprender sobre la condición humana, tanto en sus estados de sueño como de vigilia. Freud analiza cada sueño posible desde tantos ángulos que aturde la mente. Pero, siendo un soñador constante, sus teorías me mantuvieron en total atención.

Mis sueños son a menudo variados y multifacéticos. Freud habla de todos ellos y de muchos otros. Los ejemplos que da de sueños que se manifiestan fuera de la realidad son particularmente interesantes. Esto me pasa a menudo. Soñaré una historia elaborada, con caracterización, trama ascendente, misterio e intriga, y justo en el clímax, cuando el protagonista está a punto de ser atropellado por un tren, hay un sonido estruendoso del mundo real. Solo que el sonido real no es un tren, es mi despertador.

¿Cómo demonios es eso posible? ¿Mi estado de sueño puede trazarse hasta el milisegundo para que el clímax coincida con mi alarma sonando? Es milagroso, inexplicable. Y, sin embargo, Freud lo explica. O al menos lo intenta. Incluso después de más de 600 páginas, o 21 horas en audio, creo que queda espacio para el misterio. Y el propio Freud dice que dos personas pueden soñar exactamente lo mismo y que tienen significados completamente diferentes según el contexto.

Por ejemplo, cayendo. Si ha soñado con caerse desde una gran altura, podría ser una reacción corporal a un pie colgando suelto del colchón. O, sorpresa sorpresa, podría ser sobre sexo. Según Freud, una mujer puede manifestar un sueño de caer como un reflejo simbólico de su sentimiento inconsciente de ser, o desear ser, una "mujer caída".

Alerta de spoiler: Freud básicamente concluye que todos tus sueños son sobre sexo.

Está su teoría esperada sobre el simbolismo fálico, por supuesto. Si sueña con tallos de maíz o pepinos, todos sabemos lo que realmente está soñando. Pero los objetos que juegan con objetos sexuales también están en juego. Como la "mujer caída".

El ejemplo más extraño que usa Freud es soñar con niños. Debido a que estaba de moda referirse al miembro masculino como 'pequeño hombre', Freud concluye que soñar con un niño es a menudo el subconsciente que usa el simbolismo. ¿Y si sueñas con golpear al niño? Bueno, obviamente eso debe significar que su subconsciente está expresando un deseo de masturbarse.

Freud es una figura controvertida debido a ideas como estas, pero sería una pérdida no reconocer cuántas de estas teorías son cruciales para comprender la psicología. Y para aquellos que lo acusan de ser un maníaco obsesionado con el sexo, debemos recordar que todos los seres vivos son maníacos obsesionados con el sexo. Desde los árboles que llenan el aire primaveral con su polen, hasta la viuda negra masculina que entrega su vida en aras de la necesidad biológica. Y sí, los humanos también.

Ya sea que quieras admitirlo o no, estamos hechos para pensar así, y el continuo regreso al sexo de Freud se parece menos a las divagaciones de una ninfómana que aman la cocaína, y más como a alguien que entiende lo que hace que un humano se vuelva loco.

Por lo menos, todos los pasajes sobre la cocaína medicinal y el simbolismo sexual hacen de esta una lectura infinitamente más entretenida de lo que podría ser de otra manera.

En general, lo marcaría fácilmente como un clásico de lectura obligada. ¿Dónde más puedes encontrar un libro de texto grueso que sea realmente atractivo? Te hará pensar, cuestionarte y comprenderte a ti mismo. Por lo menos, me ha hecho hiperconsciente de mis sueños. Los recuerdo TODOS ELLOS ahora. En lugar de despertar y sacudirlos, los estoy reproduciendo inmediatamente en mi mente y pensando: "Oh Dios, ¿qué diría Freud sobre ESO?"
05/11/2020
Hesler Bartosch

He leído varias ediciones de varios libros que dicen interpretar los sueños que vemos mientras estamos inconscientes o subconscientes. Sin embargo, el libro de Freud es diferente. Siendo psicólogo y famoso, sus interpretaciones se basan principalmente en creencias populares, cultura y análisis. En el contexto indio, gran parte de esto no puede ejemplificarse. Aún así, el libro está bien y es notable incluso hoy.
05/11/2020
Alita Lairy

Die Traumdeutung = La interpretación de los sueños, Sigmund Freud
La interpretación de los sueños (en alemán: Die Traumdeutung) es un libro de 1899 del psicoanalista Sigmund Freud, en el que el autor presenta su teoría del inconsciente con respecto a la interpretación de los sueños y analiza lo que luego se convertiría en la teoría del complejo de Edipo. Freud revisó el libro al menos ocho veces y, en la tercera edición, agregó una sección extensa que trataba el simbolismo de los sueños muy literalmente, siguiendo la influencia de Wilhelm Stekel. Freud dijo de este trabajo: "Una visión como esta recae en la suerte de uno, pero una vez en la vida".
عنوانها: تفسیر خواب; تعبیر خواب و بیماریهای روانی; نویسنده: زیگموند فروید; تاریخ نخستین خوانش: ماه آگوست سال 1974 میلادی
عنوان: تفسیر خواب ؛ نویسنده: زیگموند فروید ؛ مترجم: محمد خاور ؛ تهران ، کانون شهریار ، 1328 ؛ در 55عواد وراب اق در 19 و ر ضر در XNUMX و ر رر در XNUMX و ر عر در XNUMX و ر عر د؛.
عنوان: تعبیر خواب و بیماریهای روانی; نویسنده: زیگموند فروید; مترجم: ایرج پورباقر; تهران, نشر آسیا, 1342; در 462 ص; چاپ پنجم 1378; چاپ هتم 1382; شابک: 9649067981;
عنوان: تفسیر خواب; نویسنده: زیگموند فروید; مترجم: شیوا رویگردان; تهران, نشر مرکز, 1382; در 885 ص شابک: 9643056732; چاپ دوم 1383; چاپ سوم 1384; پنجم 1386; ششم 1387; هفتم و هشتم 1388; نهم و دهم 1389 ؛ چاپ پانزدهم 1393 ؛ شابک: 9789643056735 ؛
عنوان: تفسیر خواب ؛ نویسنده: زیگموند فروید ؛ مترجم: احسان لامع ؛ تهران ، پارسه ، 1393 ؛ در 436 ص ؛ شا9786002531810
عنوان: تفسیر خواب ؛ نویسنده: زیگموند فروید ؛ مترجم: عفت السادات حق گو ؛ تهران ، شباهنگ ، 1394 ؛ در 567 ص
بیشاز یک سده پیش از امروز, فروید, با نوشتن همین کتاب, برای تفسیر خواب و رؤیا, که پیش از آن موضوع حدس و گمانهای عوامانه و سطحی بود, پایه و اسلوبیعلمی, و نظاممند, فراهم کرد, و گامی بزرگ در زمینه ی جستجوی علمی در ذهن انسانی ، و فهم پدیده‌ ها ، و مسائل ذهنی ، برداشت. با این حال در آغاز کتاب, پیش از ارائه ی نظریه ی خویش, یعنی تلقی خواب دیدن, به منزله ی تحقق آرزو, سابقه ی تحلیل علمی رؤیاها را, به تفصیل بررسی کرد, که آن نیز نمونه ای از کار دقیق پژوهشگرانه, و ارجشناسی تلاش‌های دیگران ، به‌ شمار می‌آید. فروید خوابها را «بزرگراهی به درون ناخودآگاه» میدانست, و عالمان پس از او نیز, همچون خود او, از این بزرگراه, برای راه یافتن به جهان پیچیده ی ذهن انسانی, بهره های بسیار بردند. روان‌کاوی و روان‌ درمانی امروز ، بی‌تردید به‌ کار پیشاهنگ و پیشتاز فروید ؛ بسیار وامدار است. ا. شربیانی
05/11/2020
Pavior Widen

Este fue un libro mucho más interesante de lo que pensé que podría ser. La naturaleza de los sueños es algo difícil de no encontrar fascinante. La cuestión es que pasamos bastante tiempo soñando, no el tercio de nuestras vidas que pasamos durmiendo, sino el tiempo suficiente para hacernos preguntarnos por qué soñamos en absoluto. Parece incomprensible que nuestros sueños no tengan sentido. Pero entonces, pueden ser tan extraños que es difícil saber qué significan.

Freud comienza con una rápida revisión de cómo se han interpretado los sueños en el pasado, desde Aristóteles en adelante. Aristóteles es un buen lugar para comenzar, ya que dice que soñamos con cosas que no se han resuelto desde el día, y esta es una idea central que Freud también incluye en su teoría de los sueños.

Esencialmente, Freud ve los sueños como un papel clave para ayudarnos a procesar cosas que sucedieron durante el día. Pero los sueños son una verdad que le gusta esconderse. Su significado se cubre en alusiones e imágenes notables que a menudo son divertidas, pero a veces es como si estuviéramos decididos a ocultar el verdadero significado de nuestros sueños incluso de nosotros mismos.

Freud deja en claro que este no será un libro de interpretaciones comerciales: "oh, soñaste con un león anoche, eso significa que deberías haber nacido Leo y haber pasado tiempo persiguiendo gacelas". Para Freud es imposible comprender e interpretar los sueños a partir de una lista de símbolos estándar. Esto no significa que si vas a interpretar sueños no tienes que saber mucho sobre símbolos y sus significados comunes, pero este conocimiento nunca es suficiente. Los símbolos desarrollan sus propios significados dentro del texto que es el sueño. Al igual que en La rosa enferma de Blake, se puede leer que la rosa significa cualquier cosa, desde la naturaleza hasta la Iglesia cristiana, los genitales femeninos, así en los sueños, la interpretación es significativa dentro del contexto del sueño y de la vida del soñador. Y el sueño es relevante para la vida inmediata del soñador. En general, es una respuesta a lo que sucedió ese día, incluso si las imágenes utilizadas pueden referirse a la infancia del soñador para que el significado más profundo sea el trabajo de una vida.

La otra conclusión notable que Freud saca es que los sueños son cumplimientos de deseos. Ahora, esto parece todo menos obvio. Claro, cuando tenemos sueños estamos teniendo sexo con supermodelos, es bastante obvio que Freud está en algo. Pero estos no son los únicos sueños que él ve como cumplimientos de deseos. Incluso los sueños en los que mueren los seres queridos son vistos por Freud como fundamentalmente la realización de los deseos, pero nuevamente, el sueño no siempre es tan fácil de interpretar como podría parecer inicialmente y el deseo puede no ser tan fácil de entender como podría ser inmediatamente. aparente de lo que sucede en el sueño. El hecho de que despertemos gritando y temblando de un sueño puede no significar que no hay ningún deseo involucrado en lo que nos aterroriza, aunque, debo decir que no creo que haya lidiado con las pesadillas tan bien como debería.

Es aquí donde Freud discute el Complejo de Edipo: cómo nuestra primera atracción sexual es hacia el padre del sexo opuesto a nosotros y, por lo tanto, deseamos eliminar a uno de los padres de la escena para tomar su lugar. Mientras somos niños, las implicaciones completas de este deseo son oscuras para nosotros, pero a medida que envejecemos, el tabú asociado con este deseo ayuda a suprimir nuestro reconocimiento de estos deseos, o reprimirlos, más bien, pero solo desde la mente consciente. La mente subconsciente todavía recuerda lo que preferimos olvidar y, por lo tanto, utiliza estas imágenes, como las primeras imágenes de nuestros deseos de despertar, como imágenes potentes en nuestros sueños. El significado de la imagen puede no ser algo así como que queramos matar a nuestro padre y tener relaciones sexuales con nuestra madre; en realidad, podría referirse a un despertar del interés sexual en otra persona que acabamos de conocer recientemente, pero el sueño usa este 'primitivo 'imagen como algo para ayudarlo a dar sentido a nuestro mundo actual y nuestros deseos, incluso si la imagen luego nos confunde.

Hora de una historia. Una vez trabajé con una mujer llamada Frances Nolan. Era realmente encantadora, una de las personas más agradables con las que he trabajado, pero realmente no me gustaba. Quiero decir, ella era bonita e increíblemente agradable, pero era bastante más joven que yo y no estaba realmente tan interesada en ella de esa manera. Pero cada mañana caminaba hacia la estación de tren y cuando llegaba a cierta parte de Church Street, de repente saltaba a mi cabeza tan grande como la vida. Estaba empezando a pensar que debía haber empezado a enamorarme de ella; era el sentimiento más extraño y bastante confuso. Hasta que un día me di cuenta de que hay una tienda de zapatos en Church Street que se llama Frances Nolan Shoes, y el letrero es enorme y me gustaría caminar debajo de él todos los días. Realmente me cuesta creer que no noté conscientemente esta señal todo el tiempo que había caminado por esa calle e imaginé que me estaba enamorando de la pobre Frances.

Este libro es interesante ya que supuse que sería una lectura mucho más difícil de lo que resultó ser. También pensé que sería un libro mucho más tonto de lo que resultó también. Está extremadamente bien escrito. No creo estar totalmente de acuerdo con Freud, pero él hace un caso muy fuerte. Mis principales problemas con su teoría tienen que ver con Sherlock Holmes. Porque así me pareció mucho de esto. Alguien tiene un sueño y Freud hace toda la cosa de 'Elemental, mi querido Watson'. Incluso llega al escenario donde dice que a veces las cosas significan lo contrario de lo que parecen significar en el sueño. Cuando ese es el caso, cualquier interpretación consiste básicamente en imponer preconcepciones sobre el significado de los símbolos en el sueño.

Tiendo a pensar que los sueños probablemente no significan tanto como nos gusta pensar que lo hacen, pero lo que hacen es arrojar muchas imágenes aleatorias, imágenes que tratamos de entender y es que sentido 'que dice cosas interesantes sobre nosotros. Y si se trata de imágenes de ensueño o cartas del tarot o puntos de tinta en papel, nuestro sentido de las imágenes aleatorias dice cosas interesantes sobre nosotros. Pero deberíamos entrar suavemente en estas cosas. Deberíamos ir de puntillas. Porque las historias tienen vida propia y somos más débiles que una buena historia y siempre lo tendremos.

Una vez leí un libro llamado Dibujo en el lado derecho del cerebro. Creo que en ese libro dice que las líneas tienen un impulso que es muy difícil de controlar, pero controlar el impulso de las líneas es una gran parte de lo que se trata el dibujo. Las historias también tienen un impulso que es muy difícil de controlar. Las narraciones que contamos sobre nosotros mismos son una cosa, la narración que contamos sobre nuestros sueños es otra muy distinta.

Personalmente, creo que prefiero las lecturas freudianas de novelas a las lecturas freudianas de personas, pero ciertamente puedo ver por qué este libro tuvo tanto impacto. Si el problema con el libro es que Freud interpreta a Holmes, es solo un problema porque es tan listo que se sale con la suya. Me sorprende que voy a hacer esto, nunca hubiera pensado que lo haría cuando comenzara a leer, pero creo que recomendaría este libro. Es una lectura fascinante, incluso si me ha dejado algo menos que convencido.
05/11/2020
Cronin Desiyatnikov

Soñé que había escrito una gran reescritura moderna de Moby-Dick, excepto que en lugar de una ballena estaban cazando un tejón. Estaba lleno de escenas góticas de Ahab mirando de mal humor en un bosque claro, recordando cómo la bestia blanca le había mordido el pie una vez, y cómo finalmente `` aterrizaría el odiado brock en su húmedo y apestoso sett y lo terminaría por completo ''. En lugar del Pequod, Ahab y el narrador recorrieron el bosque en bicicleta en tándem, estudiando las pistas y mirando a través de los arbustos. De vez en cuando, uno de ellos señalaba a través de las ramas y gritaba: '¡Lo! ¡El tejón blanco! ', Y pedalearían.

En mi opinión, este fue un proyecto literario serio. Lamentablemente nunca he terminado Moby-Dick, por lo que el libro acaba de convertirse en capítulos llenos de hechos interminables sobre la biología del tejón, el estilo de vida y la historia cultural, y el papel fundamental que desempeñan en la mitología de innumerables sociedades forestales (lo cual no es cierto). Recuerdo haber copiado una cita de Rey Lear donde se dice que alguien es "como el malvado brindl'd", pero tristemente al despertar he descubierto que esta línea no existe. Por otro lado, también recuerdo usar repetidamente el adjetivo 'meline' que, de hecho, existe y no es una palabra que sabía que sabía.

Si alguien puede interpretar esto por mí, soy todo oídos. Mientras tanto, si me disculpa, ahora tengo 200,000 palabras para escribir sobre la caza del tejón.

(Ago 2018)

Otro sueño extraño, también relacionado con los animales. Me estaba quedando en una vieja casa en el campo alrededor del Lago Maggiore. Era una gran mansión en ruinas, rodeada de pantanos y bosques como algo de Edgar Allen Poe. Era crepúsculo. En un arroyo oscuro cercano, encontramos un tiburón y lo atrapamos en una red. Me explicaron que este era un tipo de tiburón muy raro que solo se encontraba en el pantano de esta área, y que se llamaba tiburón gato de Mercer. Lo arrojamos al suelo. Tenía un cuerpo pequeño y un hocico ancho, y estaba completamente cubierto de pelaje corto y oscuro.

(Mar 2020)
05/11/2020
Bander Hupy


Disfruté leyendo el libro de Freud. Cuando habla de los sueños y su interpretación, recuerdo una microficción que había publicado hace años donde el editor me dijo que era la historia más extraña que había leído y que un psicoanalista freudiano tendría un día de campo para interpretar. Aquí está abajo. Si a alguien le gustaría ofrecer una interpretación según Freud o cualquier otra escuela de psicoanálisis, estoy seguro de que podría divertirse.

The Roof Dancer

Sidney y Sam, gemelos idénticos, techadores de crackerjack, comenzaron a trabajar en un techo una sensual mañana de julio cuando Sam tropezó con un pedazo de alquitrán en la cima del techo y se deslizó de cabeza. Se habría arrojado directamente al suelo si Sidney no se hubiera acercado en el último momento y lo hubiera agarrado por las botas.

Colgando boca abajo, Sam tenía una vista a través de la ventana de un dormitorio del segundo piso. La señora de la casa estaba completamente desnuda. Su amplio trasero estaba balanceándose y balanceándose hacia una polca que tocaba un enorme fonógrafo antiguo.

Sidney tiró de Sam de vuelta al techo, pero Sam se emocionó tanto en el proceso que eyaculó su semilla de semen. Cuando la semilla salió del fondo de su mono, rodó del techo y aterrizó en el patio, era del tamaño de un melón.

Desde todos los rincones del patio, los niños saltaron y comenzaron a retozar con la semilla. Su contorno redondo creció hasta el tamaño de una sandía en sus manos.

Sam miró a los niños. Comenzó un baile alegre de pasos altos, parte de mazurca, parte de gavota, parte de rumba, parte de cuerno justo allí en el techo, de abajo hacia arriba, de borde a borde, girando como una ninfa de madera encantada, su barriga revoloteando en puro éxtasis.

No pasó mucho tiempo antes de que el hombre de la casa, un calvo y bigotudo señor Verea, subiera la escalera. "¿Qué es todo este alboroto que estoy escuchando?" preguntó, escaneando el techo.

Sam hizo piruetas delicadamente en la cima, quitándose la gorra de béisbol. El Sr. Verea agarró a Sidney por los tirantes y gritó: "¿Ustedes creen que los contraté para poner un techo nuevo en mi casa o hacer ballet?"

"Sí, señor, de inmediato, señor", tartamudeó Sidney, gotas de sudor cayendo de su frente y nariz bulbosa.

El Sr. Vera empujó a Sidney con rudeza. "Ahora, digo, ¡hazlo ahora!"

Sidney se tambaleó hacia atrás, casi cayendo al borde, pero recuperó el equilibrio y empujó al Sr. Verea hacia atrás. Se produjo un combate de empuje rápido a lo largo de todo el techo. Al mismo tiempo, Sam revoloteó de puntillas, recogió un puñado de tejas y comenzó a colocarlas en su lugar.

Una señora Verea completamente vestida hizo su aparición en la parte superior de la escalera. "Vuelve aquí abajo", gritó a su marido. "Dejen que esos hombres terminen su trabajo".

"Nadie me va a empujar en mi propio techo", respondió.

"Yo digo que bajes", insistió la señora Verea.

"Baje usted mismo", dijo el Sr. Verea.

Al subir de la escalera al techo, la Sra. Verea pateó a su esposo en los pantalones. Él dejó de empujar a Sidney, se dio la vuelta y comenzó a empujarla, por lo que ella también comenzó a empujarlo furiosamente.

Sidney se abanicó con su gorra de béisbol y miró a su hermano; justo ahora, entre saltos acrobáticos de un saltarello, Sam colocó la última de las tejas en el alquitrán.

Como si estuviera en la corte de Luis XIV, Sidney hizo una reverencia con gracia, luego señaló la escalera antes de bajar. Sam lo siguió, las caderas balanceándose pero cayeron entre los peldaños. Sidney no podía hacer nada más que guiar la escalera, con su hermano atrapado en ella, hacia la furgoneta.

Los niños se acercaron; sostenían la semilla distendida, la forma y la longitud de una manguera de jardín ahora: translúcida con manchas de oro, luz brillante y radiante en sus manos. Cuando Sam se sacudió y pateó el camino de entrada, los niños sacudieron la magnífica semilla, cada sacudida arrojó un fino polvo de oro que se convirtió en corrientes de agua cuando tocó la tierra.



05/11/2020
Clabo Sausser

Qué truco sigue para hacernos conscientes de lo que no es. No al gusto de todos los científicos, sin duda, pero había que tenerlos para probarlo.
Me quito el sombrero ante el artista porque dejamos al cartesiano "Creo que sí" para ir hacia el espinozismo "piensa en mí". ¿Qué es más un filón que un psicópata?
Los científicos ciertamente, pero tenías que tenerlos para probarlo.
Realmente me gustó este libro que solo un psiquiatra de cocaína podría escribir.
05/11/2020
Aylmer Jumonville

¿Soy solo yo, o el viejo Sr. Freud era el mayor pervertido en el mundo de la psicología? No me malinterpreten, esta es una lectura interesante desde una perspectiva histórica, ¡pero es muy difícil de tomar en serio! También es muy anticuado y parece seguir a la familia promedio de la época, sin tener en cuenta a nadie que no encaja en lo que era "correcto" en ese momento.
05/11/2020
Charleen Witzke

La interpretación de los sueños trata principalmente de lo que implicaría el título; Es un examen del mundo de los sueños según Freud, se podría decir. Freud utiliza el tema de los sueños como base para construir, utilizando el análisis y la interpretación de los sueños como herramientas para su (en ese momento en desarrollo) teoría psicoanalítica. Se podría decir que este es el libro en el que el autor presenta sus puntos de vista y teoría relacionados con la mente inconsciente. En este libro, Freud a menudo usa anécdotas y eventos de la vida real para discutir la teoría de sus sueños. Para mí personalmente, el libro fue sorprendentemente fácil de leer. Disfruté bastante las anécdotas y me sorprendió gratamente la calidez (no puedo pensar en un mejor término) de algunos de los comentarios más personales de Freud.

Sé que se supone que debo decir algo realmente profundo después de terminar este libro. Probablemente debería ser algo sobre la naturaleza o el psicoanálisis o el papel importante que Freud había jugado en el desarrollo del pensamiento moderno, pero simplemente no tengo ganas de ir allí. En cambio, solo diré que lo que más me gustó de este libro fue la alegría y la curiosidad de Freud por su mente. Su alegría que en cierto sentido se parece a la de un niño. Me refiero a eso como un complemento. Incluso cuando no estoy de acuerdo con lo que escribe, me gusta leerlo. Freud definitivamente se adelantó a su tiempo de muchas maneras.

Znam da bih trebala reći nešto dubokoumno, ali najviše od svega meni je Freud jednostavno simpatičan. Sviđa mi se kako piše, sviđa mi se kako razmišlja, a najviše od svega kod njega mi se sviđa ta nekakva radoznalost sa kojoj gleda na svijet, nešto je gotovo dječje i zaigrano u njegovim teorijama. Zato neću reći ništa o tome kako je en jako bitan za modenu misao, utemeljitelj psihoanalize i što ja znam što sve ne, a ionako svi znaju. Zato ću reći da me ugodno iznenadila toplina u nekim Freudovim opaskama osobnije prirode i jednostavan način pisanja. Doista mi se svidjela ova knjiga.

05/11/2020
August Rubinow

La interpretación de los sueños por Sigmund Freud está llena de teorías de Freud sobre las conexiones entre los sueños y la vida real que ha descubierto a través de su investigación. Freud cubre todo, desde el contenido dentro de los sueños hasta las estrategias necesarias para interpretarlos, así como sumergirse en los aspectos más finos, como la memoria en los sueños y las conexiones con la vida cotidiana. Freud a menudo cita la extensa investigación que ya se ha realizado en el campo del análisis de los sueños, pero señala que todo el trabajo hasta ahora no ha sido concluyente y, en esencia, ha generado más preguntas de las que respondió. En este trabajo, Freud hace todo lo posible para responder definitivamente las preguntas que aún teníamos sobre la interpretación de nuestros sueños.

Pensé que este libro era realmente fascinante porque respondía muchas de mis preguntas de investigación sobre la forma en que nuestra mente subconsciente está conectada con los eventos de nuestra vida cotidiana y nuestros recuerdos. La parte más interesante para mí fue el capítulo titulado "Memoria en sueños" porque respondió tantas preguntas sobre diferentes obscuridades que parecen no estar conectadas a ningún evento singular. Señaló que las personas a menudo sueñan con algunos detalles finitos que nunca habrían esperado recordar. Este pasaje fue tan sorprendente porque respondió algunas de mis preguntas sobre si nuestros pensamientos subconscientes están conectados con nuestra vida cotidiana. También me hizo darme cuenta de lo poderosa que es nuestra mente y el hecho de que en realidad recogemos tantos detalles en la vida cotidiana que podríamos descartarlos como insignificantes pero surgir en nuestros sueños.
05/11/2020
Gilpin Hartlep

Escrito con densidad científica, pero carece de rigor o claridad científica. Puede ser tedioso, vago y confuso. Freud dirá que va a hacer algo (como no usar ejemplos personales) solo para olvidar que dijo eso y hacerlo de todos modos. O reconocerá el defecto con su enfoque y luego no hará nada para corregirlo (lo cual es mejor que no admitirlo, supongo). Por ejemplo, usa a sus pacientes, "neuróticos", para análisis y comentarios sobre cómo eso hace que sus conclusiones no se extraigan de una muestra representativa. Pero ese comentario es donde se detiene, no hay corrección o análisis real sobre cómo eso impactó sus conclusiones.
O comenzará con una oración clara y luego la explicará hasta que descienda en una confusión ilógica. O se referirá a algo no obvio como algo obvio. O dirá que hay numerosos casos de algo y luego no los enumerará. Podría seguir. Da demasiados ejemplos, lamenta los puntos que termina haciendo, referencias que confunden el juego de palabras en alemán ...
No voy a cometer el mismo error que Frued. Voy a dejar de hablar una vez que mi punto esté claro. Y creo que está hecho.
05/11/2020
Lancelle Geigle

Este fue uno de esos libros que intenté leer por mi cuenta cuando era un joven estudiante universitario. No formaba parte de ningún curso, por lo que no tenía a nadie que me ayudara a vincularlo con ideas más amplias. Si lo recuerdo, creo que terminé dando mi propio sentido loco ... que era una especie de UNCS colectiva junguiana u otra.

Pero luego lo releí en la escuela de posgrado en el contexto del otro trabajo de Freud y comenzó a tener un poco más de sentido. Me gustó su hipotético "lenguaje primario" porque sugiere la existencia de símbolos como independientes del lenguaje verbal, que como artista visual es una noción en la que estoy profundamente involucrado. Este "lenguaje" no es entonces algo que se "usa" en sueña como una traducción del CSNESS, sino más bien su propia organización de significado independiente más sutil y fluida. El "lenguaje" no es lineal ni cronológico.

Cuando pienso en esta idea, recuerdo la Transfiguración de Rapael: http://en.wikipedia.org/wiki/Transfig...
Esta es una de esas piezas en las que el artista puede representar (en imágenes una encima de la otra) ocurrencias simultáneas que solo pueden leerse en el texto original como una tras otra (y luego reflexionarse como simultáneas).

Esta jugada con el tiempo es algo que me gusta hacer en mi propio trabajo, especialmente al tomar imágenes fijas de los medios basados ​​en el tiempo para que el espectador pueda ingresar al trabajo a voluntad en lugar de ser cautivo por él (como en, ver una secuencia de principio a fin). final). Los medios de Internet satisfacen un impulso similar.
05/11/2020
Clio Popjes

Este es uno de los libros que me ayudó a comprender el genio de Freud, así como el valor del psicoanálisis. Me duele que cada vez menos personas quieran entender o apreciar a Freud. Sí, me doy cuenta de que la perspectiva freudiana, especialmente en cosas como la interpretación de los sueños, tiene un valor limitado en las culturas no occidentales, y que para algunos, la interpretación de los sueños en sí misma puede no ser la forma más perspicaz de comprender el subconsciente.

Sigue viniendo on. Este libro cambió Europa y el curso de la historia, así como la conciencia de la humanidad sobre nuestra vida interior. Me encanta.
05/11/2020
Klatt Cartez

El tratamiento de Freud de la mente inconsciente y subconsciente es realmente diferente y abre un largo camino para explorar algo nuevo en este campo. Sus ideas proporcionaron un mundo nuevo y fresco para explorar la oportunidad. Antes de sus escritos, la mente inconsciente era solo una imagen que no puede ser explicada por ninguna explicación científica.
05/11/2020
Mendel Landsbaugh

Independientemente de lo que piense de las teorías de Sigmund Freud, debe admitir que (al menos en la traducción al inglés) es un escritor muy bueno y persuasivo. Que fue una influencia muy importante en la historia del siglo XX es un eufemismo, particularmente porque su sobrino, Edward Bernays, es conocido como el inventor de la publicidad.

Bernays esencialmente creó la cultura de consumo que ha dominado los Estados Unidos y gran parte del mundo occidental durante los últimos 80 años más o menos. Lo hizo cambiando la base por la cual los consumidores juzgan los productos. Antes de Bernays, los productos se presentaban de manera objetiva, enfatizando sus virtudes, dimensiones, capacidades y lo que sea, permitiendo al consumidor tomar decisiones relativamente racionales y desapasionadas entre los productos de diferentes fabricantes. (Esta forma de presentación del producto se puede encontrar en los catálogos de Sears & Roebuck del siglo XIX).

Bernays, en contacto constante con su tío, vio la oportunidad de aplicar las ideas de Freud sobre los orígenes subconscientes de la conducta y la primacía de los deseos sexuales, para cambiar esencialmente al cliente del tomador de decisiones racional de la teoría económica clásica a un zombie maleable, cuyas decisiones se basan en la presentación de productos como atractivos o que aseguran popularidad y similares, separando la conveniencia de los productos de su función real. Esto demostró ser tan altamente efectivo que prácticamente todas las ventas minoristas lo han adoptado, convirtiendo a los clientes en consumidores. En el proceso, Bernays utilizó las ideas de Freud para entregar consumidores irracionales a corporaciones ricas, cuyos productos ya no se juzgaban por su eficacia sino por presentaciones irracionales extrañas.

Esto se ha vuelto más obvio en la televisión, donde lo que realmente está sucediendo es que los televidentes son el 'producto' que venden varios medios de televisión comerciales, por una gran cantidad de dinero que las agencias de publicidad pagan a los medios de televisión, a quienes a su vez se les paga altamente por los fabricantes por la atención prestada a los persuasivos "mensajes", que son esencialmente propaganda no informativa que no tiene mucho que ver con las virtudes de los productos o servicios que se envían.

Como ha señalado Noam Chomsky, el trabajo de la publicidad es destruir los mercados, que se definen en la economía clásica como el lugar de encuentro de vendedores y compradores racionales de productos a un precio mutuamente aceptable. La aplicación de las teorías de sus tíos por parte de Bernay para manipular las decisiones de los compradores pone a los compradores en una desventaja considerable en relación con los vendedores, ya que los consumidores ya no pueden comparar productos por sus méritos, por un lado, ya que los productos han sido imbuidos de muchas propiedades irracionales, y los costos considerables de todos estos engaños simplemente se agregan al precio que el consumidor debe pagar.

Como los productos no se pueden comparar con sus méritos reales, se elimina la competencia que se produce en los mercados reales; esto no solo retrasa la mejora del producto por parte de los vendedores, que ya no compiten por la eficacia real de sus productos, sino que también reduce el precio de los productos por el costo de hacerlos, nuevamente porque se elimina la competencia real y la decisión del consumidor es, por definición, irracional.

Volver al libro de Freud, aunque es fascinante leerlo, es bastante débil científicamente, un problema que siempre enfrentan los profetas visionarios cuyas predisposiciones a menudo se interponen en el camino de un enfoque más desapasionado. Aunque Freud y sus "símbolos sexuales" han sido durante mucho tiempo el blanco de la burla pública, su influencia a mediados del siglo XX no se puede descartar fácilmente, a pesar de su mérito como "ciencia".
05/11/2020
Leila Vanderlee

La Interpretación de los sueños se erige como un trabajo único y clásico en la historia de la psicología. Originalmente publicado en alemán con el título "Die Traumdeutung" en noviembre de 1899, el libro describe la creencia de Freud de que los sueños son altamente simbólicos y contienen tanto significados abiertos (contenido manifiesto) como pensamientos inconscientes subyacentes (contenido latente). Los sueños, sugirió, son nuestros deseos inconscientes, especialmente los sexuales, disfrazados.

El análisis de Freud de los pacientes lo llevó a creer que las neurosis evolucionaron a partir de deseos sexuales reprimidos, que generalmente se remontan a la infancia distante. También habló sobre la 'obra de teatro de Sófocles' Edipo Rey '(y el' complejo Electra ') para apoyar su idea de una tendencia universal de un niño a sentirse atraído sexualmente por uno de los padres y querer derrotar al otro, más tarde se denominó' Complejo de Edipo'.

Los sueños, en opinión de Freud, son todas formas de "cumplimiento de deseos". Pero Freud se preguntó, ¿por qué el deseo está tan envuelto en extraños símbolos e imágenes? ¿Por qué debería ser necesario evitar lo obvio?

La respuesta es que muchos de nuestros deseos están reprimidos, y solo pueden tener la oportunidad de alcanzar nuestra conciencia si están disfrazados. Un sueño puede parecer lo contrario de lo que deseábamos, porque muchos de nuestros deseos podemos estar a la defensiva o desear encubrir, por lo que la única forma en que un sueño puede dar a conocer un problema es planteándolo en su sentido opuesto.

Con los sueños, si nuestra psique quiere darnos un mensaje, mostrándolo claramente o disfrazándolo como algo más. La razón por la que olvidamos los sueños con tanta facilidad es que el yo consciente quiere reducir el impacto del inconsciente en su vida de vigilia. No sorprende que a medida que avanza el día tengamos cada vez más probabilidades de olvidar lo que soñamos.

Uno de los puntos clave de Freud es que los sueños siempre son egocéntricos. "Los deseos cumplidos en ellos", escribe, "son invariablemente los deseos de este yo". Cuando otras personas aparecen en un sueño, a menudo son simplemente símbolos de nosotros mismos o simbolizan lo que otra persona significa para nosotros.
¡Es una de las obras más importantes de Freud!
05/11/2020
Mauchi Nordby

Hay un pasatiempo tonto de hinchar la propia importancia de uno mismo al "demostrar" que Freud estaba equivocado acerca de algo. Dicha disputa retrocede detrás de lo que se adula a sí misma, ya que supera y rencorosamente promulga nada más que su propio fracaso para comprender el tema. No caigas en la trampa. Dejando a un lado todos los hechos fetichistas, cualquier página de Freud es suficiente para establecer que fue y sigue siendo incomparablemente brillante. La profundidad y el alcance, el alcance y la penetración son inimitables. Su trabajo es casi convulsivamente interesante. No se trata de una idolatría servil, es la apreciación de un legado irremplazable e inagotable que se travestía con demasiada frecuencia, uno que trabajaba bajo la conciencia más aguda de las limitaciones de simplemente comenzar algo que otros tendrían que continuar, si se atrevieran. A pesar de todas sus pretensiones positivistas, Freud nunca presenta como concluyente lo que es incipiente y exploratorio. El psicoanálisis no es una cosa terminada, es un acto infinito, y La interpretación de los sueños es su fanfarria de apertura.

El libro elude cualquier definición: participa de casi todos los géneros existentes hasta el momento, desde el diario académico hasta el confesionario febril. Se vuelve tedioso y repetitivo en el esfuerzo insistente de convencer acumulando anécdotas. Todo el primer capítulo hace poco más que demostrar la familiaridad de Freud con la literatura existente sobre los sueños; él no está improvisando en el vacío. Los últimos dos capítulos, el sexto y el séptimo, comprenden casi la mitad de la mayor parte del texto, y es aquí finalmente donde "Freud se convierte en Freud", y todo lo demás hasta ahora es en gran parte preparatorio. La barrera entre nuestra conciencia censurada racional y despierta y nuestra inconsciente indomable al acecho indisciplinada no se mantiene. No podría haber mejor invitación y conclusión que las ahora famosas y sumativas palabras de lucha de Freud:

La interpretación de los sueños es el camino real hacia el conocimiento de las actividades inconscientes de la mente.
05/11/2020
Savory Esten

Imagine I have a picture-puzzle (a rebus) in front of me: a house with a boat on the roof, then a single letter, then a running figure with an apostrophe for a head, and so on. I could drop into a critical stance and say that such a combination and its components are nonsense. A boar does not belong on the roof of a house, and a person without a head cannot run; also, the person is bigger than the house, and if the whole thing is intended to represent landscape, the individual letters do not fit in since they do not occur in nature, Obviously, the correct assessment of the rebus emerges only if I raise no such objection to the overall thing and the details thereof but try to replace each image by a syllable or a word that may, by some link or other, be represented by the image. The words assembled in this way are no longer meaningless; in fact, they can produce the most beautiful and most meaningful poetic aphorism., Well, a dream is a picture-puzzle like that, and our precursors in the field of dream-interpretation made the mistake of judging the rebus as a pictorial composition. As such, it struck them as nonsensical and valueless.

In our dream-interpretation hitherto we have so often come across the element of absurdity in dream-content that we are loath to put off any longer investigating where it comes from and what it might mean. Remember, the absurdity of dreams was one of the main arguments put forward by those who, rejecting a positive appraisal of dreams, see them as nothing but the meaningless product of a reduced, fragmented level of mental activity. I begin with a number of examples in which the absurdity of the dream-content is only apparent; on closer examination of the meaning of the dream, it vanishes completely.
__________
I do not claim to have uncovered the meaning of this dream in its entirety or that my interpretation of it is complete.

I am aware of the problems this causes the reader, yet I see no way of avoiding them.

__________
Freud tiene muchos pensamientos sobre los sueños.

¿Son todos verdad?

?

¿Él dice que son?

No.

Pero definitivamente son interesantes.

Freud comienza con una encuesta actual de la literatura sobre los sueños, que analiza mientras ofrece algunos de sus propios pensamientos, antes de saltar a sus propias teorías que han surgido a través de sus años de administrar tratamiento psicoanalítico.

Su idea central es que los sueños sirven como cumplimiento de deseos. Y a partir de aquí, entra en una variedad de temas, ideas y teorías: distorsión de los sueños, material y fuentes del sueño (eventos triviales de los días anteriores, recuerdos de la infancia, la importancia de la asociación ...), fuentes somáticas de los sueños. (sensorial externo, sensorial interno, físico interno, puramente físico), sueños típicos, el proceso o procesos de trabajo onírico (compresión, desplazamiento, representación, habla, absurdo ...) terminando con algunos procesos adicionales (relativamente complejos).

Personalmente encontré muchas de sus teorías plausibles. Tome una teoría para un sueño que muchos de nosotros sin duda hemos experimentado: estamos a punto de (re) presentar un examen. Freud propone que este sueño solo se produce para las personas que aprobaron el examen en cuestión, y que el propósito del sueño es aliviar el estrés sobre un próximo evento hacia el cual el soñador alberga ansiedad, recordándoles que no tienen nada de qué preocuparse. :
"Don't worry about tomorrow, think how anxious you were before your exam, and nothing happened to you.”
Razonable, no?

Mientras leía, no intenté aplicar nada de esto a mis propios sueños. Sin embargo, esto puede ser algo que no podré evitar hacer. . .
Also, in all people an interest in dreaming is known to increase substantially the number of dreams remembered on waking.
Aunque Freud advierte a su lector:
Let me put forward at this point something that I need to say about interpreting dreams and that may possibly give some guidance to any reader wishing to verify my contentions by working on his own dreams. No one should expect the interpretation of his dreams t fall into his lap effortlessly.
__________
Estaba volviendo a escuchar el En Nuestro Tiempo episodio en Proust recientemente, y uno de los invitados dijo algo al respecto "que era notable que Freud y Proust nunca leyeran una palabra el uno al otro, ya que estaban pensando y escribiendo sobre las mismas cosas".

Noté dos similitudes en mi primera incursión freudiana:

1) El reconocimiento de los recuerdos latentes de tiempos pasados
And the value of dream as regards knowing the future? That, of course, is quite out of the question. Better to say: as regards knowing the past.
2) La capacidad de formar y reconocer asociaciones complejas en la vida cotidiana.
However, not only the composite idea ‘botanical monograph’ but also its separate elements ‘botanical’ and ‘monograph’ penetrate more and more deeply, as a result of multiple associations, into the jumble of the dream-thoughts. Belonging to ‘botanical’ are memories of the person of Professor Gärtner, of his wife, who looked blooming, of my patient, named Flora, and of the lady who had told me the story of the flowers that had been forgotten. Gärtner leads in turn to the laboratory and the conversation with Königstein; mention of the two patients belongs to the same conversation. From the woman with the flowers, a train of thought forks off to my wife’s favourite flower, the other exit of which lies in the title of the monograph glimpsed briefly during the day. ‘Botanical’ further recalls an episode at secondary school and an examination during my university years, and another topic touched on in that conversation (my hobbies) links up, through the medium of what is jokingly referred to as my ‘favourite flower’, the artichoke, with the train of thought proceeding from the flowers the had been forgotten; behind ‘artichoke’ is my memory of Italy on the one hand and, on the other, of a scene from my childhood with which I began what has since become an intimate relationship with books. So ‘botanical’ is the real nodal point at which numerous trains of thought pertaining to the dream come together—trains of thought that, as I can confirm, were with full justification connected up with one another in that conversation.

Siendo un ferviente admirador de Proust, espero con ansias mi viaje con Freud.
__________
No es, como en la vida de vigilia, solo las cosas más significativas que se consideran dignas de recordar, sino, por el contrario, también las más triviales y sin pretensiones.

Hildebrandt indudablemente tenía razón al decir que todas las imágenes de los sueños nos serían genéticamente explicables si en cada ocasión dedicamos suficiente tiempo y concentración a rastrear sus orígenes. Es cierto que llama a esto "una tarea extremadamente laboriosa e ingrata". Debido a que en su mayoría se reduciría a todo tipo de cosas psíquicamente bastante inútiles en los rincones más remotos de la memoria, desenterrando todo tipo de momentos completamente indiferentes de tiempos olvidados que la próxima hora pudo haber enterrado, y devolviéndolos a la luz de dia.' Sin embargo, tengo que decir cuánto lamento que este astuto escritor se vea impedido de seguir una avenida que comienza tan poco atractiva; le habría llevado directamente a la grandeza de explicar los sueños.

En nuestro análisis de la vida soñada, por lo tanto, tenemos la impresión a cada paso de que es inadmisible elaborar reglas universales sin permitir reservas en la forma de un "a menudo"; o 'en general' o 'generalmente', y sin estar preparado para que las excepciones tengan validez.

Finalmente, el olvido de los sueños se ve favorecido por el hecho de que la mayoría de las personas tienen poco interés en sus sueños de todos modos. Alguien que se interese en soñar por un tiempo (como investigador, por ejemplo) también soñará más de lo normal durante ese período, lo que presumiblemente significa que recordará sus sueños más fácilmente y con mayor frecuencia.

Robert afirma que la única posición correcta es: las cosas que una persona ha pensado en su totalidad nunca desencadenan sueños, solo cosas que permanecen en la memoria incompletas o que tocan brevemente la mente al pasar. "Es por eso que uno no puede, por regla general, explicarse un sueño a sí mismo, porque fue ocasionado precisamente por esas impresiones sensoriales del día anterior que el soñador había aprehendido inadecuadamente".

El sueño simple es provocado por la sed, la sed que siento al despertar. De esta sensación procede el deseo de beber, y el sueño me muestra este deseo cumplido. Al hacerlo, cumple una función, que pronto detecto. Tengo el sueño profundo, no estoy acostumbrado a ser despertado por una necesidad. Si logro calmar mi sed soñando que estoy bebiendo, no tengo que despertar para satisfacerla. En otras palabras, es un sueño reconfortante.

Si ahora consulto mi propia experiencia con respecto al origen de los elementos que aparecen en el contenido de los sueños, primero debo avanzar la afirmación de que en cada sueño es posible rastrear un enlace a las experiencias del día que acaba de pasar. No importa qué sueño tome, ya sea el mío o el de otra persona, invariablemente encuentro este hecho confirmado.

Sobre la base de muchas experiencias similares, debo avanzar en la proposición de que el trabajo onírico está bajo una especie de impulso para combinar, en sueños, todas las fuentes disponibles de estímulo onírico en una sola entidad.

Cuanto más profundo se permite analizar los sueños, más a menudo uno está fuera de la pista de las experiencias de la infancia que juegan un papel, como fuentes de los sueños, en el contenido latente de los sueños.

Mi colección, por supuesto, tiene un exceso de tales sueños de pacientes, cuyo análisis lleva a impresiones de la infancia apenas recordadas o totalmente olvidadas, a menudo de los primeros tres años de vida. Sin embargo, sería desafortunado si, de ellos, sacamos conclusiones que se supone que se aplican al sueño en general; en su mayor parte, después de todo, se trata de personas neuróticas y, en particular, histéricas, y el papel asignado a las escenas de la infancia en sus sueños podría estar regido por la naturaleza de su neurosis más que por la esencia del sueño.

El viejo fisiólogo Burdach [1830] nos demuestra que incluso en el sueño la mente es bastante capaz de interpretar correctamente las impresiones sensoriales que la alcanzan y reaccionar de acuerdo con la interpretación correcta. Lo hace al exponer cómo ciertas impresiones sensoriales que parecen importantes para el individuo pueden estar exentas de negligencia durante el sueño y al mostrar que una persona tiene muchas más probabilidades de ser despertada por su propio nombre que por cualquier impresión auditiva antigua, lo que presupone que incluso en el sueño, la mente distingue entre sensaciones.

Pero solo hay una objeción que afectaría seriamente la teoría de Scherner de la simbolización de los estímulos corporales por el sueño. Tales estímulos corporales están presentes todo el tiempo, y el consenso general es que la mente también es más accesible durante el sueño que en el estado de vigilia. Entonces uno no comprende por qué la mente no sueña continuamente durante toda la noche, todas las noches, con cada órgano.

Muy diferentes son los sueños en los que se retrata la muerte de un pariente amado y se experimenta una emoción dolorosa. Tales sueños significan lo que sugiere su contenido, es decir, el deseo de que la persona en cuestión muera, y como puedo esperar en este punto que los sentimientos de cada lector y de cada persona que tiene sueños, algo similar se rebelarán contra mi explicación, debo esforzarme para probar el punto sobre la base más amplia posible. . . Cuando alguien sueña, con expresiones de dolor, que su padre, madre, hermano o hermana es diadema, nunca uso ese sueño como prueba de que él los desea muertos ahora. La teoría del sueño no es tan exigente; se contenta con concluir que el soñador los deseó muertos en algún momento de la infancia.

A este respecto, uno aprende que los deseos sexuales del niño se despiertan muy temprano, y que la primera inclinación de la niña es hacia su padre, los primeros anhelos infantiles del niño son por su madre.

Debo aclarar aún más el sueño del examen a un comentario hecho por un colega experto durante una discusión científica una vez. Dijo en esa ocasión que, como él sabe, el sueño de Matura ocurre solo en personas que aprobaron el examen, nunca en aquellos que lo reprobaron. En otras palabras, el examen ansioso sueña que, como se confirma repetidamente, se produce cuando uno se enfrenta a una tarea responsable al día siguiente o espera que la posibilidad de desgracia haya (al parecer) buscado una ocasión en el pasado cuando la gran ansiedad de uno se volvió han sido injustificados y fueron refutados por el resultado. Este sería un ejemplo muy sorprendente de que la mente despierta no comprende el contenido del sueño. El tipo de objeción indignada enmarcada en el sueño ("¡Pero ya soy médico, te lo digo!") Sería en realidad el consuelo ofrecido por el sueño, así que correría, 'No te preocupes por el mañana, piensa en lo ansioso que estabas antes de tu examen de Matura, y no te pasó nada. Hoy ya eres médico '(o lo que sea).

'¡Ahórcate!' equivale a decir 'Cueste lo que cueste, ponte duro'.

Todos los sueños soñados en la misma noche pertenecen en términos de contenido al mismo todo; están separados en varios fragmentos y la agrupación y el número de esos fragmentos son significativos y pueden considerarse como una comunicación de los pensamientos latentes de los sueños.

Incluir cierto contenido en un "sueño dentro de un sueño" equivale a desear que lo que se describe como un sueño de esta manera no hubiera sucedido. Para decirlo de otra manera: si el trabajo de los sueños en sí mismo inserta un evento particular en un sueño, implica la confirmación más decisiva de la realidad de ese evento, la aprobación más fuerte posible del mismo. El trabajo con los sueños es utilizar el sueño en sí mismo como una forma de rechazo, lo que demuestra la conclusión de que los sueños son el cumplimiento de los deseos.

Aquí está el sueño de las flores, relatado por una paciente mía, que anuncié antes. En el relato, pongo en contraste todo lo que requiere una interpretación sexual. Es un sueño encantador, pero una vez que se ha interpretado, la soñadora dijo que ya no le gustaba.

Jugar con un niño pequeño, abofetear a un niño pequeño, etc., a menudo son representaciones oníricas de la masturbación.

Además, el segundo sueño apunta a la teoría sexual infantil de que las niñas están hechas de niños por castración. Después de contarle sobre esta opinión infantil, encuentra una confirmación instantánea al saber la historia del niño que le pregunta a la niña: "¿Cortar?" a lo que la niña responde: "No, siempre ha sido así".

La 'extensión sin fin' de un cultivo de equitación no puede significar fácilmente nada más que una erección.

Aparentemente, el simbolismo de los sueños ya ha recibido corroboración experimental directa. En 1912 alentado por H. Swoboda, el Dr. K. Schrötter generó sueños en personas profundamente hipnotizadas por medio de instrucciones sugestivas que establecieron una gran parte del contenido de los sueños. Cuando la sugerencia instruyó a la persona a soñar con relaciones sexuales normales o anormales, el sueño llevó a cabo tales instrucciones al reemplazar el material sexual con los símbolos que nos son familiares de la interpretación psicoanalítica de los sueños. Por ejemplo, siguiendo la sugerencia de que la mujer hipnotizada sueña con las relaciones homosexuales con una novia, la novia apareció en el sueño resultante con una maleta en mal estado etiquetada con las palabras, 'Solo para mujeres'. Al parecer, a la mujer que soñaba nunca se le había dicho nada sobre el simbolismo en los sueños y la interpretación de los sueños. Es una pena que la evaluación de este importante estudio fue interrumpida por el hecho infeliz de que el Dr. Schrötter se suicidó poco después.

Las personas que sueñan con nadar con frecuencia suelen ser personas que mojan la cama y repiten en sueños un placer del que se habían abstenido mucho tiempo atrás.

Cuanto más tiempo se pasa resolviendo sueños, más fácilmente se tiene que aceptar que la mayoría de los sueños de adultos tratan con material sexual y deseos eróticos de voz. Solo alguien que realmente analiza los sueños, penetrando desde el contenido manifiesto de los mismos hasta los pensamientos latentes de los sueños, puede formarse una opinión sobre ellos, nunca alguien que se contenta simplemente con registrar el contenido manifiesto.

Seamos claros desde el principio que este hecho no nos sorprende en modo alguno; más bien, concuerda completamente con nuestros principios de aclaración de sueños. Ningún otro impulso, desde la infancia, tuvo que sufrir tanta supresión como el deseo sexual en sus muchos componentes; ninguno ha dejado sin resolver tantos poderosos deseos inconscientes que ahora, en el estado de sueño, generan sueños. Nunca, en relación con la interpretación de los sueños, se debe pasar por alto la importancia de los complejos sexuales, pero tampoco, por supuesto, se debe exagerar hasta el punto de excluir todo lo demás.

La afirmación de que todos los sueños requieren una interpretación sexual, contra la cual se induce una polémica incansable en la literatura, no tiene cabida en mis sueños de interpretación. De hecho, no se encuentra en ninguna parte de las siete ediciones de este libro, y está en contradicción tangible con otras cosas contenidas en él.

Y créanme: los sueños ocultos de relaciones sexuales con la madre son muchas veces más frecuentes que los directos.

Hay sueños de paisajes o lugares en relación con los cuales, en el sueño, se destaca una certeza ('He estado aquí antes'). En los sueños, sin embargo, este sentimiento de déjà vu tiene un significado particular. Allí, el lugar es siempre la región genital de la madre; de hecho, de ninguna otra parte se puede afirmar con tanta certeza que "ha estado aquí antes". Solo una vez un neurótico obsesivo me avergonzó al contar un sueño en el que, según dijo, estaba visitando un departamento donde ya había estado en dos ocasiones. Sin embargo, el mismo paciente me había contado en algún momento antes de un evento que tuvo lugar en su sexto año, cuando una vez compartió la cama de su madre y aprovechó incorrectamente la oportunidad de insertar un dedo en el órgano sexual de la mujer dormida.

Por otro lado, hay personas que obviamente se aferran, de noche, al conocimiento de que están durmiendo y soñando, y que, por lo tanto, parecen poseer una capacidad consciente para dirigir la vida de sus sueños.

__________
La cortesía que hago todos los días es en gran parte un disfraz.

Cuando me convertí en estudiante, no desarrollé una marcada predilección por coleccionar y poseer libros. . .

. . . el mismo reproche que se me lanzó en aquel entonces, es decir, que me permití mis fantasías en exceso.

El seno femenino es donde se encuentran el amor y el hambre.

. . . el desequilibrio de mis estudios y la naturaleza cara de mis pasatiempos.

. . . evitó toda contaminación que implica mezclar con personas.

No tiene sentido estar orgulloso de los antepasados. Prefiero ser un antepasado, un antepasado, yo mismo.

Estaba rodeado de objetos de arte; En mi elegante estantería estaba mi eterno Homero, mi imponente Dante. . . todos los grandes maestros, todos los inmortales. Sentí como si descubriera esta dulzura idílica, esta existencia pacífica, mental y cerebralmente brillante en la que había experimentado una dicha humana tan tranquila tan a menudo y tan profundamente. Sentí como si la estuviera descubriendo de nuevo. —Roosegger, Fremd gemacht ['Fired'], Waldheimat ['Forest Home']

__________
Préstame algo para leer. Le ofrezco Ella de Rider Haggard. "Un libro extraño pero lleno de significado oculto", quiero explicarle; 'La Eterna Femenina, la inmortalidad de nuestras emociones. . . ' Ella me interrumpe en este punto: 'Ya lo sé. ¿No tienes nada propio? "No, mis propias obras inmortales aún no se han escrito". "Entonces, ¿cuándo van a salir, sus llamadas" explicaciones finales "que usted dice que nosotros también podremos leer?
05/11/2020
Koa Safi

¿Dónde comenzar con la interpretación de los sueños? Las primeras cien páginas que examinan la literatura científica contemporánea sobre los sueños es una especie de trabajo pesado. No creo que necesite leer esta sección a menos que tenga un gran interés histórico en la literatura médica de fines del siglo XIX. Sin embargo, vale la pena echar un vistazo a los párrafos finales de cada capítulo en esta parte, ya que se entrelazan con las apelaciones descriptivas y conceptuales posteriores de Freud. La lógica subyacente del texto comienza aquí y, como mínimo, demuestra la impresionante erudición, el razonamiento convincente y los inmensos dones de Freud como lector y autor de literatura. Cada una de sus evaluaciones es medida y justa, comprometida con un minucioso positivismo científico. Y como escritor, sus oraciones son un admirable equilibrio de estilo feliz, pálido y sofisticado, que nunca sacrifica en favor del rigor; ni, sorprendentemente, al revés. El hecho de que Freud ganara el Premio Goethe de Literatura fue merecido.

Por cierto, estoy leyendo las nuevas (ish) traducciones Penguin de Freud, editadas por Adam Phillips. Son menos puntillosos que las ediciones estándar de Vintage Classics, más creativos y literarios. Y donde carecen de escrupulosidad, estas traducciones estilizadas más indulgentes capturan mucho mejor el espíritu de Freud como escritor. Pero si prefieres un trasplante quisquilloso de su sintaxis, ve a Vintage.

Después de la encuesta inicial, las cosas se ponen raras. Has escuchado las críticas. Freud estaba borracho con la iconoclasia escandalosa de sus teorías inverosímiles; imprudente, terco o derivado; un loco inflexible racionalista, abandonado o un místico charlatán. Un adicto a la cocaína asediado por un pesimismo reaccionario sobre la mente como un pozo de serpientes profano. Hay al menos una pizca de verdad en cada una de estas operaciones, pero ninguna desacredita su proyecto ni se acerca a contar toda la historia.

Creo que es importante entender lo que Freud estaba tratando de hacer. El psicoanálisis no tenía precedentes en muchos sentidos y aún se ubica fuera del alcance general de la cultura occidental. La mente humana es un objeto que todavía no puede ser totalizado por ninguna forma de investigación, la mente patológica incluso más, y el Freud maduro, el Freud del psicoanálisis, no era un científico, patólogo o filósofo; no estaba probando una hipótesis, administrando medicamentos o haciendo especulaciones con guantes blancos. Intentaba curar algo que no era, y no es, bien entendido. Esta situación poco envidiable requería un método que fuera híbrido y experimental, con un ánimo teórico igualmente. Las variables del comportamiento humano, la interacción de nuestras historias personales y temperamento idiosincráticos, eran (y son) demasiado variadas para controlarlas en un entorno de laboratorio tradicional. La salud mental simplemente no es como la salud física. Pero Freud procedió de todos modos, abandonando el enfoque de disposición dominante cartesiano dominante que era imposible de cuadrar con la evidencia de su práctica clínica. Identificó algunos de los patrones, principios y prejuicios congénitos inconscientes de la mente, cuya estructuración, incluso hoy en día, tiene una persuasiva perspicacia y autoridad. A partir de sus estudios, se dio forma a una imagen del inconsciente, el lugar subterráneo de nuestra mente de peligrosos sentimientos reprimidos y impulsos libidinales. Freud no "inventó el inconsciente", como algunos afirman, pero formalizó la tienda de trapos y huesos debajo de nuestra conciencia en su cuenta más resonante. Como Wittgenstein dijo de Freud: 'Hay un incentivo para decir:' Sí, por supuesto, debe ser así ''.

En este sistema, los sueños son importantes porque son el "camino real" hacia el inconsciente. La extrañeza de nuestros sueños es una profundidad encriptada. Incluso si pudiéramos mapear digitalmente o escuchar los sueños de las personas (y entiendo que esta tecnología está en alguna etapa de desarrollo), si aceptamos la materialidad del inconsciente, como lo hacen la mayoría de los neurocientíficos modernos de una forma u otra, no podríamos decir prima Facie el origen o significado del trabajo soñado, de su organización y simbología. Aquí es donde entra en juego la asociación libre. Nuestra propia perspectiva de nuestros sueños, el lenguaje particular al que nos vemos obligados, las asociaciones, los afectos y los recuerdos que nuestros sueños evocan espontáneamente, producirán, bajo la guía de un analista experto, una imagen sólida de nuestras preocupaciones inconscientes, represiones y disturbios. La meticulosidad de Freud en el desarrollo de la interpretación de los sueños es fascinante de leer. Aquí hay mucho más que un determinismo sexual insípido nacido del análisis centenario de mujeres ricas histéricas. Este libro debería incitar a todos sus lectores a comenzar a llevar un diario de sueños. Me hizo.

¿Entonces es verdad? ¿Cumple con los criterios del naturalismo epistémico? ¿Se puede legitimar más allá de la subjetividad turbia de la hermenéutica y la terapia de conversación? Si tales cosas le importan, hay un creciente cuerpo de neuropsicoanálisis que prueba las afirmaciones de Freud contra el conocimiento emergente en neurociencia. Busque Mark Solms. No estoy seguro de si esta es la mejor manera de leer a Freud, a pesar del propio Freud, ya que la codificación en hechos científicos es lo que deseaba. Pero parece ser importante para las personas; todos quieren acreditar o desacreditar a Freud según los estándares materialistas. Suplíquense, supongo.

Cualquiera que sea su punto de vista, todavía tenemos mucho que aprender de Freud. No importa cuántas veces lo leas, él siempre es muy interesante.
05/11/2020
Berthe Marchiony

La interpretación del sueño (en este caso, la octava y última edición publicada en 1930), una teoría sobre el posible significado y construcción de los sueños escrita por Sigmund Freud a principios de 1899, es el primer libro psicológico / filosófico que he leído, y es definitivamente el libro más difícil que he encontrado en mi vida ... tan difícil, de hecho, que el autor incluso afirma que no espera que sus lectores entiendan sus teorías, y admite su naturaleza completamente compleja (Capítulo 7E).

Esta es la única razón por la que me abstengo de darle a este libro un total de cinco estrellas. Se dice que Freud escribió este libro de elefantina (solo mire cuánto tiempo es) principalmente para sí mismo, lo que explicaría los principales defectos de este libro: la forma en que expresa sus teorías, la mala disposición del libro, cómo él Le gusta mantener al lector en la oscuridad y dejar de lado sus explicaciones (literalmente) de cientos de páginas. Usted ve, la duración de Interpretar sueños no tiene nada que ver con la dificultad de este libro; es solo la presentación real de su teoría lo que causa nuestra frustración al no comprender ciertos aspectos de la misma.

No obstante, La interpretación del sueño es un libro fenomenal. Siguiendo los intentos anteriores de diferentes filósofos para interpretar el fenómeno del sueño, Freud desarrolló la teoría simple de que el sueño no es más que el cumplimiento del deseo para el inconsciente del individuo ... y de alguna manera logró convertirlo en este monstruo de libro. Proporciona argumentos complicados (y teorías) para sostener su creencia, innumerables ejemplos de sueños (incluidos los del autor) y análisis de dichos sueños. Inicialmente, Freud parece cubrir cada aspecto y tipo de sueño dentro de estas páginas, a juzgar por la longitud de su libro. Esto, sin embargo, no demuestra ser el caso.

Para comprender absolutamente todo sobre la teoría de Freud, uno tiene que conocer todas las funciones y orígenes de la psique humana, como explica el autor. Solo después de que uno esté familiarizado con las relaciones y propósitos de la conciencia, lo pre y lo inconsciente; el id, el ego y el superyó; su "aparato psíquico" autodesarrollado; los orígenes de la excitación y las cargas psíquicas; etc. etc. y etc .; ¿Se puede comprender completamente el concepto y el significado completo del sueño? La Interpretación del sueño está lejos de ser completa, ya que excluye (afortunadamente) mucha información sobre la psique que Freud solo expresaría más tarde en publicaciones posteriores.

Lo que me lleva a mi punto principal. Lo más destacado de La interpretación del sueño no es, curiosamente, el fenómeno del sueño mismo; Este libro es sorprendente debido a la luz que ha arrojado sobre la psique humana en su conjunto. De hecho, cuando terminé la "obra maestra" de Freud, sentí que el autor simplemente usó el sueño como un macguffin para darnos la introducción perfecta de la mente humana y sus funciones (ver también The Joke y su relación con el inconsciente). Freud pudo explicar el fenómeno del sueño a través de observaciones en sus pacientes histéricos y neuróticos (créanlo o no), y de hecho es sorprendente lo claramente que la histeria y el sueño se relacionan entre sí. Se podría decir que el sueño es, de hecho, una variación de la histeria (o viceversa, no estoy seguro). A través del sueño y la neurosis, Freud pudo penetrar el funcionamiento del pensamiento y brindar al lector una visión más comprensible no solo de la mente, sino también de muchos otros problemas filosóficos.

La Interpretación del sueño es, por lo tanto, la introducción perfecta a las obras de Freud, a pesar de su extensión. No solo nos da un borrador (aunque complicado) sobre el funcionamiento de nuestras mentes; También presenta ciertas teorías por primera vez (especialmente el infame Complejo de Edipo), y nos da un anticipo de sus trabajos posteriores. Sí, es una lectura difícil, y merece muchas relecturas para ser completamente entendida (especialmente el séptimo y último capítulo, "Sobre la psicología de los procesos oníricos). Sin embargo, este libro cambiará sus perspectivas no solo sobre los sueños , pero también, lo que es más importante, sobre sus acciones, pensamientos, relaciones sociales, mente y yo. Este es un libro que, si su teoría es cierta, le dará una mejor comprensión de usted mismo.


"Interpretar los sueños es el camino real hacia el conocimiento del inconsciente en la vida de la mente"

Deje una calificación para La interpretación de los sueños