Página de inicio > Ficción > Contemporáneo > AdultFiction > La hija del guardián de la memoria Evaluación

La hija del guardián de la memoria

The Memory Keeper's Daughter
Por Kim Edwards
Reseñas: 29 | Evaluación general: Malo
Premiado
5
Bueno
7
Promedio
5
Malo
6
Terrible
6
En una noche de invierno en 1964, una tormenta de nieve obliga al Dr. David Henry a dar a luz a sus propios gemelos. Su hijo, nacido primero, está perfectamente sano. Sin embargo, cuando nace su hija, él ve de inmediato que ella tiene el síndrome de Down. Racionalizándolo como una necesidad de proteger a Norah, su esposa, toma una decisión de una fracción de segundo que alterará todas sus vidas para siempre. Le pide a su enfermera que tome

Reseñas

05/11/2020
Dominga Burchard

¿No fue solo anoche cuando dije que no daba cinco estrellas fácilmente? Tengo que hacerlo por este libro; sí, corre y léelo lo más rápido que puedas, porque esta novela te dará una visión completamente nueva de los misterios de la vida, el amor y el dolor. La mayoría de los libros que pierdo el tiempo leyendo son páginas llenas de tramas, en las que el autor tiene una historia tremenda que se extiende a través de las páginas, y se obtiene una pequeña comprensión de lo que hace que los personajes avancen a medida que avanzan acción, pero al final, ¿qué tan bien conocemos a Mary Denunzio o Stephanie Plum o incluso Jack Ryan? Sin embargo, lea esta novela y realmente conocerá al Dr. David Henry McAllister; su esposa, Nora; su hijo Paul; su enfermera, Caroline Gill, los conoces porque el libro se cuenta en tercera persona desde sus respectivos puntos de vista, con la trama lineal desplegándose a medida que ves la acción secuencialmente a través de sus ojos sesgados.

Sin embargo, hay muy poca acción real en esta novela, aunque surge de un solo acto imposible. Al llevar a su esposa embarazada al hospital para dar a luz, David descubre que no puede llegar al hospital debido a la tormenta de nieve, por lo que la lleva a su pequeña clínica donde él y su enfermera, que está secretamente enamorada de él, entregan el bebé, un niño perfectamente sano, y luego descubre que hay una hermana gemela, que tiene síntomas inconfundibles del síndrome de Down. Pensando en proteger a su amada esposa de los problemas de tener que vivir con esto, le dice a su enfermera que lleve a la niña a una institución, que en realidad era algo común en esos días, y le dice a su esposa que su hija murió. en el parto A partir de ese momento, simplemente vemos a estas personas viviendo sus vidas, unidas irremediablemente por un secreto que solo unos pocos conocen. En cambio, Caroline lleva a la bebé a otra ciudad y la cría como su propia hija, mientras que las vidas de Norah y Paul se envenenan al pensar en la hija y la hermana que creían perdidas, y David entra en un infierno de su propia creación como miembros de su familia. la familia se aleja, mientras que al mismo tiempo aprendemos más sobre su pasado y entendemos qué lo llevó a hacer esto.

Kim Edwards es una maravillosa narradora de cuentos. Una y otra vez, mientras leía su descripción mordaz de lo que es amar y perder ese amor, le dije: "Esa es mi vida, ella está escribiendo". Ella entiende completamente cómo todos estamos atrapados en nuestras propias imaginaciones para que no podamos estar abiertos a las personas que amamos, incluso cuando vemos que esa misma condición los aleja. Uno de sus mensajes, seguramente, es que el cambio siempre está con nosotros, y tenemos que vivir con ese cambio y comprenderlo, incluso a través de nuestra naturaleza humana nos obliga a tratar de contenerlo y mantener las cosas como solían ser. Nora le da a David una cámara como regalo, y gradualmente se convierte en un famoso fotógrafo, pero los resultados de su abrumadora concentración en su nuevo pasatiempo solo separan aún más a su familia, mientras que todos siguen recordando los primeros sentimientos y recuerdos de sus relaciones. e intente comprender lo que sucedió para separarlos. Vemos los mismos patrones que se repiten una y otra vez, no solo en las vidas de David y Norah, sino también con Caroline y su esposo, luego con Paul y su amante.

Una de las cosas en las que Kim Edwards es asombrosamente buena es comprimir la historia. Hay sexo en la vida de estas personas, pero todo tiene lugar fuera del escenario, entre capítulos o entre párrafos, porque no es importante en esta historia, en vivo contraste con la novela que escribí anoche, para la cual el sexo era el Muy base del libro. Del mismo modo, uno de los personajes principales muere fuera del escenario, entre capítulos, como si el paso fuera simplemente un incidente menor, solo débilmente relacionado con la trama.

Lloré tres veces al leer este libro, tan lleno de emoción que en un momento tuve que dejarlo y leer algo más. Hoy, sin embargo, tuve que llevar a mi nieta al dentista y luego a su clase de natación, y el libro fue redescubierto convenientemente debajo de una pila de papeles mientras estaba limpiando mi oficina anoche, así que estaba listo para entregar cuando tuve tiempo para dedicarlo ... con el resultado inevitable de que de nuevo me puse atrapado en la historia y volví a casa de un evento social esta noche y tuve que sentarme y terminarlo. Definitivamente cinco estrellas; Definitivamente un libro para volver y leer de nuevo alguna vez.
05/11/2020
Ludlow Bradwell

Algunos momentos en nuestras vidas son encrucijadas, momentos en los que se forma el curso de nuestras vidas. Algunas veces la desviación es menor, y otras veces cambia la vida. Tales son las fuerzas que forman el primer capítulo de la novela de Kim Edwards, The Memory Keeper's Daughter.

Una terrible tormenta de nieve obliga al Dr. David Henry a dar a luz a su primer hijo, que para su sorpresa resulta ser gemelos. El primero es un hijo perfecto, ideal en todos los sentidos. Pero el segundo niño tiene síndrome de Down. En un momento que cambió y definió la vida de las cinco personas en la habitación (los gemelos, los padres y la enfermera), el Dr. Henry solicita que su enfermera lleve a la niña a una casa para personas con retraso mental. En cambio, se lleva a la niña y la cría como si fuera suya. A la madre solo se le dice que su hija nació muerta.

Edwards rastrea las vidas de las dos familias durante los próximos veinticinco años. El Dr. Henry trató de proteger a su esposa e hijo del dolor, pero su secreto profundo y oscuro termina alejándolo de su familia, y el dolor que causó podría exceder lo que de otro modo habrían sufrido. Su engañoso monumento crea un muro sobre el cual se construyen otras mentiras. Cuando él se aleja de su esposa, ella se aleja de él. Sus engaños impactan a su hijo, quien comienza a erigir sus propios muros.

Parte del retiro de David se acentúa con el regalo de una cámara que le permite retirarse de la vida de su familia. Incluso cuando está presente para eventos y actividades, se aísla detrás de la lente. Solo años después se da cuenta de que gran parte de su vida la pasó observando en lugar de participar activamente.

Mientras tanto, cuando Caroline cría al niño no deseado, su perspectiva cambia por completo. En lugar de esperar a ser amada, ella aprende a encontrar satisfacción en el amor. Después de varios años, reconoce que no fue una víctima pasiva sino una cómplice activa en el engaño.

La Hija del Guardián de la Memoria es una historia de engaño y traición, pero también es una historia de muros y barreras. Una y otra vez, David tuvo la oportunidad e incluso el deseo de confesarse y aclararse, y sin embargo nunca lo hace. En cambio, permanece en silencio, y su silencio a menudo se malinterpreta, creando otra brecha entre él y sus seres queridos. Aunque pocos de nosotros engañamos a tal magnitud, la historia logra ilustrar el precio del engaño de todos los tamaños. Edwards ha logrado tejer una historia convincente de tragedia, atrayendo completamente al lector a su historia.
05/11/2020
Leeth Vajgrt

Es un libro deprimente. Un libro en el que, aunque hay mucha música y canciones, el sonido que queda al final es de agua goteando del grifo.

Me irritó ¿Por qué todas las casas tienen grifos con goteras? Y no fue hasta el final del libro cuando David finalmente repara el grifo de la casa de Norah que me doy cuenta de su importancia. No se explican los personajes, pero tampoco se los condena. Hicieron lo que tenían que hacer. ¿No todos? Como dice Phoebe, "la vida es injusta"; y es injusto que uno tenga que elegir entre dos errores, y que la consecuencia deba perseguir y perseguir tantas vidas. Pero entonces esta es la vida!

El tema del libro es desgarrador. Todos los personajes han sido bien retratados. Para una primera novela, el autor definitivamente lo ha hecho bien. Pero el estilo narrativo deja mucho que desear. David es EL REGISTRO PROFESIONAL DE guardián de la memoria, por lo que solo se espera que podamos vislumbrar su pasado, pero el autor se excede a veces. Y la mitad del libro es repetitiva con las mismas descripciones de la angustia de Norah y de David, de nuevo, memoria. No tengo problemas con los libros en los que "nada" sucede, pero sí tengo algo en contra de los libros en los que las acciones se limitan al principio y al final. Y este libro definitivamente hace eso.

En general, fue una buena lectura de una vez. Un buen 3.5.
05/11/2020
Pennington Wiechert

Supongo que se suponía que el libro era conmovedor y conmovedor, algo en lo que falló miserablemente. Sin embargo, logró la hazaña de ser un libro extremadamente molesto. No tengo nada en contra de los personajes defectuosos, pero hay una diferencia entre defectuoso y real. Solo agregar sombras grises a los personajes no los hace realistas. Hay tantas discrepancias (trampa de Norah, su reacción a la revelación, las acciones de David) en su comportamiento y Caroline sigue siendo el único personaje bien desarrollado. Sus motivaciones, sus acciones siguen siendo un misterio no solo para los demás, sino también para los lectores. Al final del día, hubo demasiados defectos y pierde extremos, una descripción demasiado detallada de las motas de polvo, mientras que los sentimientos permanecen inexplorados, se suponía que me conmovería, pero me dejó con la necesidad de lanzar el libro al otro lado de la habitación. . ¡Un libro increíblemente frustrante!
2 estrellas
05/11/2020
Berliner Shama

Fue muuuy deprimente y una pérdida de tiempo. Nunca intentaré leer otro libro que odio después del primer capítulo. Lo leí y me sentí muy molesto por la historia y la melancolía de todo. Simplemente no disfruté nada de eso. ¡El esposo toma una decisión y piensa en ello cada segundo de cada minuto! No fue lo mío. Lea y vea por ustedes mismos.
05/11/2020
Blaze Lindau

Este debería ser un gran libro para discutir en el club de lectura. Pensamiento provocativo y entretenido.
05/11/2020
Junette Kuzirian

Nota: ¡Esta revisión está repleta de spoilers! Lea bajo su propio riesgo.

Ugh Este libro fue una decepción. La premisa me atrajo, mi suegra había tenido gemelos donde uno era neurotípico y el otro no (parálisis cerebral en nuestro caso). Sin embargo, al entrar en la historia, sus defectos se volvieron dolorosamente aparentes.

Los personajes eran superficiales e desagradables. En particular, no podía soportar a Norah, cuya escena trillada, desde su coqueteo con el alcoholismo hasta sus asuntos de mal gusto hasta su renacimiento como empresaria liberada, recordó el libro de Danielle Steele que leí por desesperación durante un verano aburrido en el hogar de mis padres. casa.

Muchas veces, la trama parecía estar llegando a un clímax que inevitablemente se derrumbó: el saqueo drogado de la sala de trabajo de su padre por parte de su hijo Paul, por ejemplo, podría haberle llevado a descubrir el archivo de su hermana, pero en cambio se resolvió. sin revelaciones, solo una cojera conversación de padre e hijo y una advertencia para limpiar el desorden: ¿cuál era el punto? En cuanto a David y su fotografía, el título "Guardián de la memoria" habría sido más conmovedor si, por ejemplo, David hubiera mantenido su fotografía como algo privado, álbumes llenos de escenas desesperadamente orquestadas de momentos familiares 'felices' que nunca fueron; en cambio, el autor eligió otra trama digna de Steele de convertirlo en un artista fotográfico independiente y semi-profesional con una obsesión de alto concepto por vincular la anatomía con las escenas de la naturaleza. Lo que sea.

La cuestión de cómo David logró la muerte falsa de su hija también es molesta. Incluso si él mismo firmó el certificado de defunción, ¿cómo cambió el servicio y el entierro? ¿Deberíamos suponer que él simplemente se acercó a "Caskets-R-Us" por una caja pequeña, informó a todos que la metió allí y que nadie parpadeó?

Lo más parecido a un personaje comprensivo y realista era Caroline, la enfermera que crió a Phoebe. Y hablando de Phoebe, el autor parecía preocuparse menos por trascender los estereotipos del Síndrome de Down y desarrollarla como un personaje completamente realizado que por usarla como una abstracción insípida, una pantalla contra la cual los otros personajes proyectan sus neurosis y complicadas elecciones de vida.

El autor está muy enamorado de establecer una escena, hasta las motas de polvo en el aire y el color de los zapatos de las personas. Pone demasiado esfuerzo en la descripción y no lo suficiente en tejer una trama convincente. La redundancia y el diálogo trillado son una molestia constante.

Ah, y toda la trama de Rosemary al final? ¿Qué? Por casualidad, David se topa con una chica sin hogar embarazada en su hogar abandonado de la infancia que tiene más o menos la edad de Phoebe, y después de que ella lo toma prisionero y él le confiesa sus preciosos pecados, básicamente la adopta como un sustituto neurotípico para la hija rota que él ¿regaló? ¿Se suponía que eso sería un acto de redención: acoger a una niña y a su bebé para expiar al bebé que rechazó? Todo apesta a simbolismo, pero ¿alguien más encontró este giro no solo inverosímil sino espeluznante? Feh

Me costó terminar este libro, pero no recomendaría a nadie que se haga lo mismo.
05/11/2020
Abixah Marzolf

Este libro fue terrible, no porque fuera malo, sino porque era tan bueno: no pude dejarlo hasta que terminé las páginas finales a las 3 de la mañana. No es bueno, cuando suena la alarma a las 5:50 a.m.

Lo que me fascina de este libro es lo que tiene que decir sobre los "secretos". La premisa básica: un médico se ve obligado a entregar al hijo de su esposa en medio de una tormenta de nieve. La única complicación es que en realidad lleva gemelos: el primero, un bebé hermoso y saludable; el segundo, una niña con síndrome de Downs. Es el año 1964, cuando esos niños se institucionalizan regularmente; después de todo, los bebés como este rara vez sobreviven mucho de todos modos, e incluso si lo hacen, su calidad de vida es marginal en el mejor de los casos.

Como médico, David Henry conoce bien el pronóstico de sus hijas, y en lugar de obligar a su joven esposa Norah a lidiar con una tragedia de este tipo, toma una decisión rápida para tratar de protegerla de toda una vida de dolor indescriptible. Su solución: entregar la hija "defectuosa" a su enfermera para que la entregue en una institución, mientras él le informa a su esposa de la tragedia: ella dio a luz gemelos, pero su hija no sobrevivió al parto. Está muerta. Ido.

Con ese pequeño secreto simple, el futuro cambia inevitablemente, su destino está sellado; sin que nadie lo sepa, la enfermera huye a la clandestinidad para criar al niño como suyo.

El resto del libro es fascinante, porque podemos ver de primera mano los efectos de su caída, en su relación con su esposa, su hijo y, finalmente, todos los demás a su alrededor. Es un libro trágico (no estoy seguro de poder volver a leerlo), porque no es Hollywood, es brutalmente fiel a las vidas que muchos de nosotros hemos experimentado.

El único rayo de esperanza llega inesperadamente, ya que David Henry confiesa todo, no más secretos, a una mujer joven con un hijo.

En el silencio, David comenzó a hablar de nuevo, tratando de explicar al principio sobre la nieve y el impacto y el bisturí brillando a la luz intensa. Cómo se ha mantenido fuera de sí mismo y se vio a sí mismo moviéndose en el mundo. Cómo se había despertado todas las mañanas de su vida durante dieciocho años pensando que tal vez hoy, tal vez este era el día en que arreglaría las cosas. Pero Phoebe se había ido y no podía encontrarla, así que ¿cómo podría decirle a Norah?

El secreto se había abierto camino a través de su matrimonio, una vid insidiosa, retorcida; ella bebió demasiado, y luego comenzó a tener aventuras, ese agente inmobiliario de mala calidad en la playa, y luego los demás; ha intentado no darse cuenta, perdonarla, porque sabía que, en cierto sentido, la culpa era suya. Foto tras foto, como si pudiera detener el tiempo o hacer una imagen lo suficientemente poderosa como para oscurecer el momento en que se volvió y le entregó a su hija a Caroline Gill. ...

Le había entregado a su hija a Caroline Gill y ese acto lo había llevado aquí, años más tarde, a esta chica en movimiento, esta chica que había decidido que sí, un breve momento de liberación en la parte trasera de un automóvil o en la habitación. de una casa silenciosa, esta chica que se levantó más tarde, ajustándose la ropa, sin saber cómo ese momento ya estaba dando forma a su vida.

Ella cortó [papel] y escuchó. Su silencio lo hizo libre. Hablaba como un río, como una tormenta, las palabras corrían por la vieja casa con una fuerza y ​​una vida que no podía detener. En algún momento comenzó a llorar de nuevo, y tampoco pudo evitarlo. Rosemary no hizo ningún comentario. Él habló hasta que las palabras disminuyeron, disminuyeron, finalmente cesaron.

El silencio brotó. Ella no habló. ...

"Está bien", dijo [por fin]. "Eres libre."


Y este único acto de honestidad produce la intimidad más profunda que jamás haya experimentado, no es sexual, sino relacional, con un ser humano que sabe lo peor de él y, sin embargo, no lo rechaza por eso.

Puedes leer la reseña completa aquí [http://seelifedifferently.blogspot.co...] ...
05/11/2020
Purse Duclos

¿Alguien podría explicarme por qué, a mi edad, y debería saberlo mejor, me conmueven las palabras "¡El bestseller número 1 del New York Times!" Encontré esto por cincuenta centavos en la venta de libros usados ​​de mi biblioteca la semana pasada. Una advertencia que claramente ignoré. Pero tenía un buen título, una portada hermosa y misteriosa, y mucha gente lo está leyendo. Mucha gente mira "Oprah" y "The View" también. Aproximadamente a la mitad del primer párrafo, me di cuenta, demasiado tarde para recuperar mis cincuenta centavos, que esto es CHICK LIT. Ni siquiera una chica tonta, divertida y exagerada se iluminó, sino que "se toma a sí misma muuuuuuuuy serio", la chica iluminó fingiendo ser literatura. El subtítulo de este absurdo libro de premisas, ahogado con una montaña de detalles inútiles, debería haber sido "Mi agenda de lactancia oculta, traída a usted por la Liga de La Leche".

Ella sigue, sigue, sigue y sigue sobre "el aumento de la leche", y otras numerosas referencias a la alegría de la lactancia materna. Al menos en los primeros capítulos. Luego lo deja caer como una papa caliente, llenando las páginas con infinitos detalles sobre los patrones en la ropa de las personas y cómo se ve el suelo. En lugar de trabajar en el desarrollo del personaje.

De todos modos, la trama es demasiado: el esposo finge que el bebé discapacitado nace muerto mantiene el gran secreto de la esposa y el matrimonio NUNCA ES LO MISMO. Bueno duh.

Los personajes principales, excepto Caroline, son totalmente desagradables.
La escritura es más que tolerable; me rodaron los ojos con tanta frecuencia que me dolían.
Edwards claramente tiene "The Writer's Guide to Trite" y "The Big Book of Cliches" en su estante de referencia. Ugh ¿Por qué las habitaciones siempre tienen que ser "pequeñas pero inmaculadas"?

Además, mientras que los árboles de casuarina y buganvillas existen en Aruba, el "árbol característico" es el Divi-divi, y los cactus son más típicos que las flores. Déjame adivinar, Edwards nunca ha estado allí, ¿verdad?

Y nota para el autor: no conoces tu trasero por un agujero en el suelo sobre fotografía. "La fotografía es sobre secretos", escribe. ¿Whaaaa ???? Pensé que se trataba de revelación y descubrimiento. Gracias, Kim, mañana traeré mi diploma de RIT al trabajo y lo trituraré en la trituradora. Y mis amigos allá afuera, si alguna vez me escuchan acuñar una frase como "Memory Keeper" en referencia a que soy fotógrafo, por favor, camine en silencio detrás de mí y golpee mi cráneo con un bate de béisbol. Al menos eso será más placentero que leer este libro.
05/11/2020
Gustin Shaeffer

Hombre, odiaba este libro: la trama tenía un gran potencial, pero en cambio, fue testigo de una escena de personas frustradas que no sabían cómo lidiar con sus emociones tras otra. En serio, imagina 60 páginas de: esposa- "Estoy triste, cariño, háblame" esposo- "no podemos tener otro bebé" silencio ... seguido de esposa enojada y esposo nuevamente emocionalmente atrofiado. Ok, bien, veo que es el resultado de que él haya regalado a su hija con síndrome de Down, ¡pero yo no terminaría! Después de aproximadamente 10 de estas escenas, entendemos el punto. Luego avanzamos a 60 páginas de un nuevo infierno: hijo: "papá, me encanta la música, ¡no sabes quién soy!" padre "hijo, no te limites solo a esta opción" una vez más, bien como una sola escena, pero tenemos que soportarlo de nuevo y OTRA VEZ. Luego, el libro agrega algunos personajes completamente al azar, hace que las personas reflexionen sobre la vida hasta la saciedad y, básicamente, no hace nada para que te preocupes por ninguno de los personajes. Además, a pesar de basar toda una historia en el error de dejar a un niño por una discapacidad mental, ¡no le dio ningún crédito a la joven que tiene síndrome de Down! Ella es más un accesorio que una persona, no se cuenta ninguna parte de la historia desde su perspectiva, y además del deseo de casarse con su novio, nunca tiene la oportunidad de mostrarle al mundo lo que quiere y siente. ¡Buen trabajo reafirmando estereotipos!

A mi jefe le encantó este libro, y algunos de mis compañeros de trabajo pensaron que estaba bien, pero obviamente pensé que era lo suficientemente malo como para escribir una diatriba apenas cohesiva en lugar de una reseña. Este libro fue una pérdida de tiempo y papel.
05/11/2020
Panayiotis Mendoza

Esta es una historia maravillosamente única. Ms. Edwards crea personajes muy reales y situaciones que son efectivamente creíbles. Después de dar a luz al primer hijo de su esposa, mientras ella no se da cuenta de lo que está sucediendo, él da a luz a otro hijo, este con síndrome de Down. Él toma una decisión rápida para evitarle a su esposa la angustia de criar a este niño y le pide a su enfermera que lo coloque en una institución. La enfermera toma al bebé pero lo cría sola.

Siempre hay algo que no está del todo bien en su relación. Se obsesiona con la fotografía y se aleja de su esposa e incluso de su hijo. La Sra. Henry decide rehacer su vida y comienza a trabajar en una agencia de viajes, que finalmente compra y prospera en este negocio.

La historia se mueve sin problemas entre Henry, Caroline y Phoebe. Se aprende mucho sobre la crianza de un hijo de Down y sobre el poder del amor.

Creo que este es un libro maravilloso del club de lectura con muchos temas de los que hablar. Cómo se toman las decisiones y el precio que pagamos por las equivocadas. Hay grandes personajes y cuestiones morales que debatir y conocimientos que aprender.
05/11/2020
Simson Asaro

Al principio no podía precisar exactamente por qué no estaba disfrutando de un libro que sonaba como si fuera "mi tipo de libro" en todos los sentidos, pero cuanto más leía y más pensaba en ello, surgían más razones.

Desde el comienzo de la novela hubo pequeños detalles que me molestaron. La trama a menudo se sentía artificial, ya que las piezas se unían demasiado bien. Por supuesto, la vida es una locura y siempre existe la posibilidad de que las pequeñas piezas caigan de la manera más peculiar, pero cuando todas las vidas de tus personajes parecen seguir ese patrón increíble, comienza a sentirse ridículo.

Algunos de los personajes también se convirtieron en clichés. Quizás llegué a un cierto punto en la historia donde comencé a buscar cosas que me molestaban y, por lo tanto, las encontré más fácilmente que otros lectores. Sin embargo, Norah, la madre de los gemelos, y su hermana, Bree, parecen nunca desarrollarse realmente. Bree es el joven espíritu libre y amoroso que es casi un peligro para los pensamientos de Norah sobre la vida, y eso es lo que permanece, incluso cuando es mayor y se le diagnostica cáncer (aunque Norah llega a apreciarla). Norah, cuya vida se desmorona un poco después de que ella cree que su hija ha muerto, bebe demasiado y luego comienza a tener asuntos, y esta es la persona que sigue siendo durante la mayor parte de la novela. Los personajes simplemente se parecían demasiado a una película cursi de por vida para que realmente los llevara dentro de mí y los mantuviera conmigo.

También me decepcionó mucho el personaje de Phoebe, la hija del síndrome de Down regalada por su padre. Ella era la fuerza impulsora de la novela y, sin embargo, nunca la conocemos más que vislumbres a través de los ojos de Caroline. A Paul, su hermano gemelo, se le dan pensamientos, pero la mente de Phoebe sigue siendo un misterio. Entiendo la dificultad de escribir honestamente para un personaje con Down, pero seguí pensando en el narrador autista en El curioso incidente del perro en la noche de Haddon, que era tan rico, increíble y creíble (si no has leído este) , ¡¡Por favor, hazlo!!). Simplemente pensé que Edwards tenía la misión de humanizar a quienes padecen el síndrome de Down; y que ella misma socava su propósito con la omisión completa de la voz de Phoebe. Quería conocer a este niño cuando era niño y no como un dispositivo de trama triste. Para ser justos, sin embargo, tengo que decir que me encantaron ciertos pasajes, ya que el lenguaje poético de Edwards me capturó por completo.

Al final, creo que mi mayor problema con este libro fue la destrucción absoluta de esta familia. Sé que lo que sucedió al nacer los bebés fue trágico y cambió la vida, pero sentí que era un poco artificial que impulsó cada emoción e interacción después del resto de las vidas de los personajes. Quizás, para mí, solo hizo sospechosos sus vínculos desde el principio, ya que su destrucción se hizo tan inevitable por ese trágico error. No lo creía y tal vez, porque leemos para entender a los demás y cambiarnos a nosotros mismos, no quiero creerlo.
05/11/2020
Gambrell Robas

Leí un montón de reseñas de este libro antes de leerlo yo mismo, y no estaba seguro de si lo disfrutaría o no.

Me sorprendió gratamente descubrir que me gustó bastante este libro, y he aquí por qué:

1. ¡La historia fue fascinante! ¿Qué hubiera hecho en esa situación? Fue divertido imaginarme a mí mismo como Norah, Caroline, David o Paul y determinar si mis acciones reflejarían las de ellos, o si hubiera hecho las cosas de manera diferente.

2. Las metáforas y las imágenes que usa Edwards son cautivadoras. Por ejemplo, ella describe "gritos de azafrán" y "una cuña de aire que entra por una puerta abierta". La yuxtaposición de características físicas atribuidas a objetos inanimados y la fusión de opuestos agregaron textura a la historia.

Siguiendo con eso, usó el viento como una metáfora: inquietud, soledad, pérdida, culpa, vergüenza, hablaba un idioma diferente para cada uno de los personajes y se manifestaba de manera interesante. La obsesiva y compulsiva toma de fotografías, el impulso de darle sentido al mundo, los huesos, la carrera, el viaje, todo esto fueron terribles manifestaciones físicas de la agitación interna, algunas evidentes, otras, recordatorios sutiles de la pérdida.

3. Las habilidades descriptivas de Edwards hicieron que pareciera que estaba en la habitación con los personajes. Señaló el patrón de la luz del sol en cascada a través de las ventanas u otros detalles mundanos que tantos otros autores pasan por alto o ignoran porque están demasiado ocupados contando sobre los eventos que suceden. Me doy cuenta de que en algunos casos esto se puede interpretar como "arrastrar, aburrido o lento", pero Edwards usó un lenguaje tan hermoso e interesante para describir esas cosas, que hizo que la historia cobrara vida para mí, y sentí que era un participante observador, en lugar de solo un observador.

4. Una de mis fascinaciones personales es rastrear y rastrear los puntos fundamentales en la vida de las personas que determinan quiénes son realmente. Naturalmente, este libro trataba sobre cómo una decisión aparentemente correcta afectó a docenas de vidas. ¿Cómo habrían sido diferentes si se tomaran decisiones diferentes?

Lo único realmente molesto fue que nadie triunfó sobre la pérdida ... no importa cuánto lo intentaron ... entonces, ¿es una historia de advertencia para decir siempre la verdad? ¿No tomar decisiones basadas en cómo piensas que alguien reaccionará, sino darles la agencia para que lo decida por sí mismo?

Entiendo cómo sucedieron los resultados de cada uno de los personajes, pero también me hubiera gustado haber visto algún triunfo y salvación, y tal vez eso es lo que se suponía que eran Rosemary y Jack, al menos para David. No podía arreglar a su propia familia, así que pasó su tiempo arreglando a otros, literal y figurativamente. Y, supongo, finalmente Phoebe y Caroline triunfaron ... Simplemente no me gusta creer que sufrir una pérdida nos reduce a tirar nuestras vidas al viento. Quiero pensar que todavía se puede encontrar paz y esperanza.
05/11/2020
Cristal Linsay

Este es uno de esos libros que siempre veo gente leyendo en los parques y en el metro, y solo quiero gritarles: "¡Sálvate! ¡Todavía hay tiempo para dejar de leer!"

Realmente, es uno de esos libros que tiene una premisa / situación interesante, pero no va a ninguna parte. La premisa interesante es esta: una pareja tiene gemelos y el padre se escapa con el único gemelo que tiene el síndrome de Downs. La madre no sabe acerca de este bebé y es criado por el compañero de trabajo del padre. Estás interesado, ¿verdad? Bueno, cuidado, porque después de la escena de nacimiento inicial, lo cual es bueno, no pasa nada por 200 páginas. El autor lo arrastra a través del libro, colgando en el momento en que la madre se entera de su hija frente a usted.

Si este hubiera sido un libro realmente bueno y atrevido, habría comenzado en el punto en que la madre se entera de su hija perdida hace mucho tiempo. En cambio, termina allí. ¡Fuera policía! ¡Pérdida de tiempo! ¡Emocionalmente vacío!
05/11/2020
Banna Taillon

Wow, estoy realmente desgarrado en cuanto a qué decir sobre este libro. Comenzaré diciendo que Kim Edwards es una escritora experta y que no se la puede quitar. Sus palabras fluyen maravillosamente y eso fue muy apreciado por mí.

Comencé a leer este libro y me enamoré de él. Desde el principio, estaba muy seguro de que iba a calificarlo con cinco estrellas. La premisa me intrigaba: es 1964 y la esposa de un médico da a luz gemelos. Los gemelos fueron inesperados (no hubo ultrasonidos en ese entonces) y el segundo bebé, una niña con síndrome de Down, fue un shock. En el pánico de un momento, el médico, que había perdido a su propia hermana cuando ella tenía 12 años (debido a un problema cardíaco), entra en pánico y le da a su hija recién nacida, Phoebe, a su enfermera, Caroline. Quiere evitarle a su esposa (y a él mismo) el dolor de tener un hijo con síndrome de Down que podría no vivir mucho. Caroline lleva al bebé a la casa, pero cuando llega allí, se da cuenta de que no puede dejar al niño en un lugar tan miserable y toma una decisión de una fracción de segundo para mantenerla como suya.

El autor hábilmente va y viene entre la familia del médico, David y Norah Henry (y su hijo, Paul) y la vida de Caroline con la niña, Phoebe. Yo estaba intrigado.

En algún lugar, alrededor de la página 175, empecé a no gustarme tanto el libro. Lo que había sido una historia tensa e interesante, comenzó a hacer pequeños viajes secundarios que sentí empañaron a los personajes y no me mantuve dentro de lo que yo pensamiento El autor había establecido. Pero no quería que me desagradara el libro por este motivo, porque no espero que el autor vaya a donde I podría ir o donde me hubiera gustado ver su Vamos. Aún así, las cosas que estaban sucediendo me molestaban y me inquietaban de una manera que no creo que pretendieran incomodarme.

Comencé a preocuparme cada vez menos por los personajes, pero me quedé con el libro porque era interesante ver a dónde iba y ya había invertido mucho tiempo en leerlo. Había demasiadas descripciones largas de cosas que no me importaban, y no importaba cuánto lo intentara, no conocía a los personajes como pensé que debía.

Estoy atrapado en el medio. Al final, realmente no me importó demasiado, pero no puedo decir que a otros no. Le felicito al escritor por ser tan hábil con el idioma inglés. Al final, realmente no me importó mucho ninguno de los personajes, si es que lo creo, y creo que eso es lo que realmente me agrió en este libro.

Esto es difícil de juzgar para mí. Si está interesado, léalo usted mismo y vea lo que piensa.
05/11/2020
Hughie Auber

La hija del guardián de la memoria, Kim Edwards
The Memory Keeper's Daughter es una novela del autor estadounidense Kim Edwards que cuenta la historia de un hombre que regala a su hija recién nacida, con síndrome de Down, a una de las enfermeras. Publicado por Viking Press en junio de 2005.
A principios de marzo de 1964, el Dr. David Henry se ve obligado a dar a luz a los gemelos de su esposa Norah con la ayuda de una enfermera, Caroline Gill. Su primer hijo, un niño al que llaman Paul, nace como un niño sano y perfecto, pero cuando nace el segundo bebé, Phoebe, David nota que tiene síndrome de Down. David, al recordar la posibilidad de un defecto cardíaco y muerte prematura (que su hermana menor June había tenido, muriendo a la temprana edad de doce años) y decide que la niña será ingresada en una institución. Caroline recibió al bebé para llevarlo a la institución, pero simplemente no le gustaban las condiciones. Ella decide quedarse y criar al bebé, que se llama Phoebe. Mientras Caroline está en la tienda, su auto se queda sin combustible y ella está atrapada en la nieve con Phoebe. Ella es recogida por un camionero, Al Simpson, quien los conduce a la casa de Caroline. Mientras tanto, David le dice a Norah que su hija murió al nacer. Después de escuchar que Caroline se había quedado con Phoebe en lugar de llevarla a la institución, David le pide que haga lo que cree que es correcto. Caroline se va a Pittsburgh para comenzar de nuevo con Phoebe. ...

عنوانها: دختری در غبار خاطرهها; دختر یک راز; نویسنده: کیم ادواردز; تاریخ نخستین خوانش: روز بیست و هفتم ماه سپتامبر سال 2010 میلادی
عنوان: دختری در غبار خاطرهها; نویسنده: کیم ادواردز; مترجم: اصغر اندرودی; کرج: در دانش بهمن, 1387; در 508 ص; شابک: 9789641740636; موضوع: داستانهای نویسندگان ایالات متحده امریکا - سده 21 م
عنوان: دختر یک راز ؛ نویسنده: کیم ادواردز ؛ مترجم: فرخنده (فریبا) کاظم‌لو ؛ تهران: حکایتی دگر د 1388 ؛

کولاک برف ، دکتر «دیوید هنری» را وامی‌دارد دوقلوهایش را خود به دنیا آورد. پسرش ، که نخست به دنیا می‌آید ، در سلامت کامل است ؛ اما دکتر بی‌درنگ درمی‌یابد ، که دخترش به عقب‌تالاد. بنا به انگیزه هایی که به نظر او معقول است, در یک لحظه تصمیمی میگیرد که سراسر عمرشان از آن تاثیر میپذیرد; او از «کرولاین», پرستار خود, میخواهد که بچه را به موسسه ای که ویژه ی نگهداری از اینگونه کودکان است, بسپارد ، «کرولاین» ، به جای اینکار به شهر دیگری می‌رود ، و دختر را همانند فرزند خویش بزرگ می‌کند. داستان حاضر حکایت چند زندگی در کنار هم ، اسرار خانوادگی ، و قدرت رهایی‌بخش عشق است. ا. شربیانی
05/11/2020
Zuckerman Vallez

** REVISIÓN GRATUITA DE SPOILER **

Leer este libro fue como una batalla cuesta arriba para mí. Tenía muchas ganas de leerlo durante tanto tiempo y esperaba grandes cosas basadas en todas las críticas dignas de elogio de la sobrecubierta. Chico estaba decepcionado! La trama y la sinopsis de la historia tenían una promesa excelente, pero en el camino el autor dejó caer la pelota. Fue muy difícil relacionarse o simpatizar con Norah Henry, a pesar de que ella fue perjudicada por la decisión precipitada (pero no infundada) de su marido de mentir sobre la "supuesta" muerte de su hija mentalmente abandonada mientras mantenía a su hermano gemelo sano.

Los modos autodestructivos de Norah y, a veces, el infantilismo egoísta no hicieron más que molestarme y alejarme más de su dolor. Lo que el autor hizo realmente bien fue humanizar al Dr. David Henry porque al leer el reverso de la novela pensé que era un monstruo. Él era el único personaje que realmente sentía que no era demasiado artificial. Phoebe "la hija del guardián de la memoria" no tenía una voz verdadera en toda la novela y esa fue una mala elección del autor. El clímax y la confrontación principales que esperaba que ocurrieran entre los miembros de la familia nunca ocurrieron; en cambio, el autor decidió hacer algo impactante pero totalmente innecesario para la digresión del conflicto.

Entonces, ¿por qué me molesté en darle 2 estrellas? Porque la única pregunta que quería que respondiera: ¿qué poseería un hombre para hacer algo tan horrible como no solo regalar a su hija recién nacida sino también mentir sobre su muerte? - fue respondido de manera convincente y algo comprensible. Además, el libro fue bellamente escrito, y aprecio cualquier libro que pueda evocar emociones basadas en la construcción de oraciones simples. Por lo tanto, buscaré otros libros de Kim Edwards, en la biblioteca, no en la librería, por ahora.
05/11/2020
Allen Gohr

La hija del guardián de la memoria me arrastró de una manera que nunca esperé. Después de leer muchas críticas contradictorias, supuse que no usaría este libro en el peor de los casos o le daría 3 estrellas en el mejor de los casos.

En 1964, el Dr. David Henry da a luz a sus propios gemelos. Su hijo está perfectamente sano. Su hija nace con el síndrome de Down. Recordando a su propia hermana enferma que murió joven, y la tristeza interminable que causó a su madre, está decidido a proteger a su esposa de la misma angustia. Le pide a su enfermera que lleve al bebé a una institución, pero Caroline, la enfermera, elige desaparecer en otra ciudad para criar al niño ella misma. La historia se desarrolla a lo largo de 25 años: dos familias, sin saberlo, unidas por la fatídica decisión tomada hace mucho tiempo.

Permítanme comenzar diciendo que este libro no es para los débiles de corazón. No es una historia feliz. El Dr. Henry y su esposa Norah viven una vida llena de dolor; Un gran secreto, desconocido para Norah, se establece entre ellos y crece aún más a medida que pasan los años. Es una historia que podría no haber entendido hace unos años. Siempre me han preocupado los personajes que guardan secretos o evitan tener conversaciones importantes, por lo general pensando que era un mal dispositivo de trama. Pero recientemente he experimentado cosas en mi propia familia que me han abierto los ojos a ciertos comportamientos. Creo que esto fue algo que sucedió mucho en los años 60 y 70. Por alguna razón, las familias tendían a cepillar las cosas debajo de la alfombra y mantener los esqueletos en el armario.

Una de mis cosas favoritas sobre este libro, aparte de la escritura que encontré profundamente fascinante, fue el paso del tiempo. Este libro tiene lugar durante más de 25 años y nunca me confundí acerca de qué año era o cuántos años tenían los gemelos en un momento dado. La narración de Kim Edwards es perfecta; un capítulo se fusiona perfectamente con el siguiente, incluso si estuvieran separados por cinco o diez años.

Esta historia no será para todos, pero es una que no olvidaré pronto.
05/11/2020
Bertelli Redcay

Árboles oscuros en el corazón

La hija del guardián de la memoria es una historia sobre un secreto: un secreto terrible que altera la vida y que ocupa un lugar central en la historia y en la vida de los personajes. A pesar de abarcar solo veinticinco años, tiene una sensación épica. Muchas cosas pasan Nos encontramos por primera vez con Norah y David Henry en la tormentosa noche en que da a luz gemelos. El niño, Paul, nace sano. La segunda, una hija inesperada, nace con el síndrome de Down. Mientras su esposa yacía inconsciente, David, un médico que preside las entregas porque su médico no puede llegar a ellas debido a la tormenta de nieve, toma la decisión de decirle a su esposa que el segundo hijo murió. Tratando de evitarle a su esposa el dolor y el sufrimiento de tener un hijo que, en su opinión, seguramente moriría prematuramente, le entrega el bebé a su enfermera, Caroline Gill. Él le ordena que lleve al niño a una institución. Caroline descubre que no puede dejar al bebé en este lugar, se aleja y cría a "Phoebe" sola. Esto prepara el escenario para el terrible secreto con el que David debe vivir y las consecuencias que tiene para su familia.

Se llama La hija del guardián de la memoria porque David toma fotografías y se obsesiona con el proceso. Al sumergirse en su pasatiempo, que en última instancia le da notoriedad, es capaz de olvidar su secreto y, al mismo tiempo, concentrarse en la vida que su hija perdida lleva lejos de él. Fotografía / instantáneas / momentos capturados son la metáfora de esta familia y esta historia bellamente escrita. Hay detalles tremendos y uno puede sentir al autor usando una variedad de lentes para proporcionar vistas íntimas de gran angular y estrechas de cada escena. Aunque a veces sentí que era un poco repetitivo y deseé que fuera más corto en 50-100 páginas, disfruté tanto la escritura, junto con la emoción que me produjo, que no importó. Seguí pasando las páginas esperando ver cómo se desarrollaría todo. No me decepcionó.

Este libro me hizo hacer la pregunta. . . "¿y si?" También ilustró la visión de David del mundo y el descubrimiento de Paul de que "cada persona era un universo aislado. Árboles oscuros en el corazón, un puñado de huesos". Muy bien hecho.
05/11/2020
Sinclair Krysiak

El libro comienza en 1964. Un médico entrega al hijo de su propia esposa y, para su sorpresa, también a la hermana gemela de su hijo. Por sus características físicas, el médico reconoce que el niño tiene Síndrome de Down y para proteger a su esposa del dolor de tener un hijo que muere temprano (común para los niños de Down en ese entonces) ya que él y su propia familia tuvieron que lidiar con la muerte de su hermana. Cuando era joven, el médico le entrega el niño a su enfermera de confianza y le indica que lo lleve a una institución cercana. Luego, el médico le miente a su esposa y le dice que su hija murió en el parto. Sin embargo, en lugar de entregar al niño a la institución, la enfermera se escapa con el niño para criarlo como si fuera suyo. El resto de la trama del libro depende de estas dos decisiones fatídicas: la elección del médico de renunciar a su hija y mentirle a su esposa, y la decisión de la enfermera de criar a la niña lo más normalmente posible. Nota personal: si el autor de un libro es un graduado del Taller de Escritores de Iowa, deje el libro y aléjese. Este libro es tan cliché como aparece, no solo en la trama y las caracterizaciones, sino también en la prosa. La trama se prepara para la tensión continua entre los personajes debido a sus decisiones pasadas, y luego permite que todos los personajes se rediman al final. Los personajes son estereotipos: el noble doctor luchando con una decisión pasada motivada por su dolor pasado; la madre afligida insatisfecha que encuentra consuelo de otras maneras; la noble madre que cría a un niño discapacitado para demostrar que todos merecen igualdad. Es como si el Taller de Escritores de Iowa enseñara deliberadamente a sus estudiantes a soñar con parcelas dignas de una Selección del Club de Libros de Oprah. Mi mayor queja es que Edwards sobrescribe cada escena. Entendemos que todos los personajes han tomado decisiones que lamentan, y que sus pasados ​​informan sus acciones presentes y futuras. En realidad, no necesitamos la narrativa para explicarlo en CADA ESCENA. También entendemos el simbolismo: al principio, hay una escena en la que la esposa del médico destruye un nido de avispas para demostrar a sí misma que es capaz y capaz de manejar las cosas por sí misma sin que el médico la proteja y la controle, y sin embargo, el autor tiene que Señale al lector que la esposa se sentía capaz y sentía que ya no necesitaba ser protegida. Aparentemente, Iowa no enseña Sutileza como una oferta de cursos. Pase esto, a menos que no tenga sentido del discernimiento y le gusten las historias trilladas.
05/11/2020
Marne Conyer

Una historia hermosa y conmovedora sobre un secreto guardado durante 25 años y los efectos en las personas involucradas. Realmente lo disfruté. Sabía que el mundo secreto saldría finalmente, solo tenía la sensación de que sería así, pero me encanta cómo el escritor movió a cada uno de los personajes a través de la historia.
05/11/2020
Erhart Penaloza

Aunque la premisa era extremadamente interesante, y hubo verdaderos momentos de brillantez en sus caracterizaciones, descripciones e interacciones, este libro, más que nada, me dejó increíblemente enojado con la autora. [¡Contiene spoilers !:] Sus personajes son muy profundos, pero solo en una dimensión. Sus dos historias están tan claramente divididas entre el bien y el mal, no es realista. Las últimas 50 páginas están tan llenas de acción que me hizo preguntarme si llegó a cierto punto y su editor le dijo que tenía que terminar dentro de un cierto número de páginas o tiempo. Al mismo tiempo, esas páginas se llenan repentinamente de inconsistencias (David dice claramente que quemó todas las cartas, pero de alguna manera se supone que debemos creer que de alguna manera se perdió algunas, porque Paul y Norah las encontraron más tarde; David también meticuloso para eso), coincidencias sorprendentes (Caroline simplemente aparece, sin NINGUNA razón aparente, justo cuando Norah está "descubriendo" sobre David relató la vida de la niña), y eventos sin motivación (¿por qué Caroline apareció repentinamente? - diciendo "oh, me alegro de haberte atrapado" (mis palabras, no al pie de la letra) cuando descubre que Norah está a punto de mudarse - podría haber estado relacionado con la muerte de David, con Phoebe mudarse o casarse, pero en cambio no tenemos absolutamente ninguna motivación). Sin mencionar que se supone que debemos creer que David murió a los 50 años por correr. ¿¿¿Corriendo??? Nunca se nos dio ninguna razón para creer que tenía algún problema médico y, en todo caso, ¡el estrés en su vida se había disipado! Agregue el hecho de que ella menciona la misma metáfora una y otra vez (¡deshazte de ese maldito muro, ya sabemos que está allí! ¡No tienes que señalarlo!), Todo fue bastante frustrante.

El único gracia salvadora fue que muchos miembros de mi club de lectura sintieron exactamente lo mismo.
05/11/2020
Bushey Elison

Este libro hubiera sido mejor si hubieran recortado todas las descripciones que se utilizaron. Demasiado "El viento sopla, hacía frío, etc.". Quería que el autor llegara al punto ya. Aparte de eso, una historia muy triste sobre el amor entre un esposo y una esposa y los secretos que se guardan entre ellos. Aunque disfruté el libro, estaba bien debido a todos los extras que había allí.
05/11/2020
Briscoe Moilanen

Wow .. Este libro era pesado. Escuché esto en mi auto, así que se extendió por un tiempo y tuve que pensarlo y hablar mucho sobre eso. El narrador: Martha Plimpton (supongo que también hay una versión narrada por otra persona) hizo un libro fenomenal. Ella trajo este libro a la vida de una manera increíble. 3 acentos diferentes Y dos personajes con síndrome de Down son impresionantes.

Estas dos familias separadas, cada una con un gemelo contadas en orden cronológico desde antes del nacimiento y las dificultades de la vida y las alegrías entre ellas a veces eran desgarradoras y difíciles de escuchar. Una gran pieza contemporánea también trata mucho sobre el estigma del síndrome de down y cómo la gente reaccionó y las luchas por la igualdad de derechos para aquellos considerados "retrasados" o no dignos de una oportunidad en la vida.

En general este libro fue muy bien escrito. Recomiendo encarecidamente experimentar la narración de audio de Martha Plimpton, si es posible.
05/11/2020
Rupert Fegan

Es el primer libro en rústica que he leído este año y también mi primer libro que he leído y no es MM este año. Planeaba leer solo libros MM en 2019, pero un compañero de trabajo me lo prestó diciendo que es genial. Desafortunadamente no fue una gran historia para mí. ¿Quizás porque tenía altas expectativas? No lo sé. Pero lo que sí sé es que NO soy fanático de la escritura de este autor y que este bestseller número 1 del New York Times no funcionó para mí. Terminó siendo solo una buena lectura, pero nada más.
La propaganda es bastante interesante, ¡y esperaba mucho más! Esta historia fue LARGA y extremadamente aburrida a veces. Hay demasiados personajes y escenas que realmente no importan. No me importaban la mayoría de los personajes. Eran egoístas y no estaba de acuerdo con sus elecciones en absoluto.

Lamento darle a este solo 2 estrellas, pero no fue mi taza de té y el final no fue satisfactorio.
05/11/2020
Pelag Schein

3.5 estrellas

Una lectura bien escrita y muy emotiva. Me llevó un poco más de lo habitual entrar en el libro. Descubrí que podría ser demasiado detallado en momentos que no eran especialmente importantes para la historia. Me encontraría fácilmente distraído por otras cosas que ocurren a mi alrededor. Por lo general, puedo desconectar todo cuando estoy en un libro realmente bueno. Diré que este no fue el caso muy a menudo, pero fue algo que noté.

Hubo mucha emoción junto con muchos eventos impactantes y dramáticos. Desgarrador y se ocupó de muchos problemas, como secretos, aceptación y dinámica familiar.

Al final, encontré que era una buena lectura que invitaba a pensar y que probablemente hubiera sido aún mejor si hubiera sido más corta y / o más condensada.


05/11/2020
Yablon Comings

Un libro bien escrito y tristemente bello, pero insatisfactorio.

Una tormenta de nieve hace que el Dr. David Henry tenga que dar a luz a sus propios hijos gemelos. Su hijo es hermoso y saludable, pero el gemelo inesperado muestra todos los signos del síndrome de Down. En este punto de la historia (1964), los niños con síndrome de Down no vivían mucho, eran una vergüenza y con frecuencia eran abandonados o enviados a vivir sus cortas vidas en instituciones.

Entonces, David envía a su leal enfermera Caroline para llevar al niño a un centro apropiado y le dice a su esposa que su hija nació muerta. En cambio, Caroline lleva al niño a criarse y desaparece. La historia va y viene entre la familia de David y su hijo Paul, y la hija adoptiva de Caroline, Phoebe.

Esta desgarradora historia tiene aún más impacto para aquellos de nosotros que no conocíamos la historia de las víctimas del síndrome de Down. No tenía idea de que los abandonaran tan rutinariamente, ni de que si estuvieran enfermos, los profesionales médicos darían a entender que sería mejor ni siquiera intentar salvarlos. Caroline y otros padres en el libro lucharon mucho para cambiar estas actitudes, exactamente como lo hicieron los padres de los niños con síndrome de Down en la vida real, y es por eso que muchos de nosotros estamos sorprendidos al descubrir esta historia. Crecimos viendo a Corky en Life Goes On, nunca escuchamos el término idiota mongaloide, las actitudes hacia los "con capacidades diferentes" han cambiado lo suficiente como para que este libro sea impactante.

Otra cosa notable de este libro es que David, aunque hace algo que la mayoría de nosotros consideraría malo, todavía sentimos una gran simpatía hacia él. Muchos escritores habrían elegido el camino fácil para hacerlo solo el villano, el autor Kim Edwards crea un personaje cuyo comportamiento es comprensible (no tolerado, pero comprensible) debido a los tiempos.

La desventaja de este libro es que es deprimente e insatisfactorio. Irónicamente, David es uno de los personajes más comprensivos, mientras que su esposa e hijo son un poco molestos. Él y su familia parecen tomar decisiones constantemente que nosotros, los lectores, podemos ver que somos estúpidos. También sentí que muchas cosas no se resolvieron en la historia, por lo que no es un libro que quiera conservar y releer.
05/11/2020
Babbette Howles

Hermosa escritura, horrible historia: compré este libro basado en la instantánea de la contraportada. Nadie me lo recomendó, así que no tengo a quién culpar. Mi problema con este libro es que la autora tenía TANTO en la palma de su mano que podría haberlo hecho con esta historia. Pero estaba más interesada en ser poética y simbólica, lo que solo es bueno si contribuye a una gran narración.

Esperaba amar a la esposa y sentirme emocionalmente conectada con ella a lo largo del libro desde que fue engañada, llorando por una hija muerta que realmente no murió. Pero en cambio, resulta ser una prostituta egocéntrica y promiscua que no tiene ningún sentido para mí. No había nada que la "condujera" al adulterio. La pobre excusa de sentirse alienada o alejarse emocionalmente de su esposo simplemente no es suficiente para mí.

El hijo simplemente no era interesante para mí. También estaba demasiado débil, de nuevo sin una fuerte razón o explicación. En serio, ¿un padre que trabaja demasiadas horas realmente hace que su hijo termine tan desconectado? ¿Y su esposa para terminar siendo un adúltero autojustificado? A lo largo del libro, ni la esposa ni el hijo tienen idea de que su hija / hermana todavía está viva y fue criada por la ex enfermera del padre, por lo que esto no les da una excusa real para comportarse de la manera que lo hicieron ...

Además, el autor intenta expresar que el padre / esposo pasa demasiado tiempo trabajando y no con la familia, sin embargo, se van de vacaciones JUNTOS, y tan pronto como él está fuera de la vista, la esposa se desnuda y entra al bungalow del vecino para excitarla ... ¿POR QUÉ?

No hay porqué."
05/11/2020
Angelina Farrens

Disfruté mucho esta novela. Al leer algunas de las críticas más negativas, tendría que estar en desacuerdo sobre la necesidad de que la trama sea más emocionante o la falta de profundidad en los personajes. Creo que ese era el punto de la novela por completo, no podemos etiquetar al médico que regaló a su hijo como "malo" porque su pasado problemático fue revelado y él realmente estaba tratando de hacer el bien, y claramente se estaba desarrollando a lo largo de la progresión de la historia. La historia de que comenzó a lamentar su elección una vez confiada, pero sintió como si tuviera que permanecer estable y confiado con sus elecciones, lo que terminó convirtiéndolo en un marido e individuo distante. No podemos etiquetar a su esposa, Norah, como una especie de "alcaholica cabreada", como le habían mentido sobre la muerte de su hijo, luego le negaron el derecho a llorar por eso, seguido de repente por tener un marido muy distante. Creo que fue necesario leer entre líneas para darse cuenta de que estos personajes estaban pasando por cambios emocionales que eran muy realistas para la vida real y que los personajes apenas se conocían a sí mismos, y mucho menos podían tener personalidades muy distintas y obvias para el lector. Enamorarse de. Su crecimiento y cambio en el tiempo fue increíblemente interesante para leer.

La trama progresó lentamente pero de manera satisfactoria. Hubo un constante estrés y debate en todo el libro por parte del médico (David) sobre si debía revelar o no la verdad a su esposa, literalmente le estaba quitando años de su vida. La novela habría parecido poco realista si los personajes de alguna manera se toparan con el bebé con síndrome de Down por su cuenta. Toda la novela era creíble, no tuvo momentos "cursis" o de "rodar los ojos" como suelen hacer muchos libros de ficción para niños / adultos. ¡Me gustó este libro mucho más de lo que pretendía!

Deje una calificación para La hija del guardián de la memoria