Silencio

Silence
Por Shūsaku Endō William Johnston,
Reseñas: 28 | Evaluación general: Bueno
Premiado
12
Bueno
10
Promedio
4
Malo
2
Terrible
0
"En mi opinión, una de las mejores novelas de nuestro tiempo". - Graham GreeneShusaku Endo es el novelista más destacado de Japón, y generalmente se considera que el silencio es su obra maestra. En una fusión perfecta de tratamiento y tema, esta poderosa novela cuenta la historia de un sacerdote portugués del siglo XVII en Japón en el apogeo de la terrible persecución de la pequeña comunidad cristiana.

Reseñas

05/11/2020
Astrea Montminy

Esta es una novela histórica sobre los primeros años del cristianismo en Japón. Es una cuenta ficticia basada en personajes históricos reales.

Se establece a finales del siglo XVII. Dos sacerdotes portugueses llegan a Japón en barco desde Macao en un momento en que los funcionarios japoneses habían prohibido el cristianismo y estaban matando sacerdotes y torturando a presuntos cristianos para apostatar (renunciar a su fe). Se ven obligados a renunciar verbalmente a su fe y pisotear y escupir a las figuras religiosas.

descripción

El personaje principal es un joven sacerdote que teme ser capturado y torturado, pero supone que su fe es tan fuerte que puede resistirla, como lo hizo Cristo. Pero no está preparado para quedarse solo mirando mientras sus feligreses son asesinados y torturados. “Viniste a este país para dar tu vida por ellos. Pero, de hecho, están dando sus vidas por ti. ¿Va a apostatar y aceptar estar bajo "arresto domiciliario" como un ejemplo de cómo los sacerdotes renuncian voluntariamente a su religión? Se rumorea que uno de sus predecesores, su antiguo profesor a quien admiraba mucho, vive en una mansión con su esposa.

Al llegar con fervor religioso, el joven sacerdote rápidamente se preocupa por perder su fe. Le preocupa que cristianizar a algunos japoneses no les haya ofrecido nada más que sufrimiento y muerte. Como él está horrorizado por su sufrimiento, a veces parecen más cómodos que él, mientras esperan "esperar la dicha celestial" después de su muerte. Los interrogadores del sacerdote mantienen argumentos intelectuales con él de que es imposible que la cultura japonesa comprenda o acepte a su Dios occidental a pesar de que se "conviertan".

En las cartas que escribe a los funcionarios de la iglesia, la frase "se encontró con un martirio glorioso" es un eufemismo por la muerte de los sacerdotes. Mientras continúan estas atrocidades, el sacerdote pregunta "¿Por qué Dios está tan callado?" - De ahí el título.

El libro es alegórico de varias maneras, no solo en el hecho de que el sacerdote compara su sufrimiento con el de Cristo, sino que también tiene su propio Judas que lo vende a las autoridades por un puñado de monedas de plata.

descripción

Todos los europeos en Japón en ese momento (portugués, inglés, holandés, español) están tratando de convertir al japonés al cristianismo y socavan los esfuerzos de los demás y causan confusión sobre qué marca es la "verdadera religión".

Ciertamente no es una lectura bonita, y un comienzo muy lento, pero una buena lectura si te gusta la ficción histórica. Obviamente tiene un fuerte énfasis religioso. Todo el trabajo de Endo tiene el catolicismo como tema y Endo (1923-1996) ha sido llamado "el japonés Graham Greene".

Imagen superior de epicworldhistory.blogspot.com
Parte inferior de linkedin.com/pulse/portuguese-japan
05/11/2020
Schlicher Troike

Libro doloroso y profundo sobre las religiones.
Creo que este libro me cambia y me hace más respetuoso con otras religiones, incluso si tu religión es diferente de lo que creo, debería respetarte porque esto es lo que tú también crees
05/11/2020
Priestley Steagall

Esta es una novela epistolar intensa, bastante sombría, escrita principalmente desde el punto de vista de un sacerdote católico romano, un misionero en Japón, a principios del siglo XVII. Los eventos se basan en hechos históricos y los personajes de personas reales. La breve introducción del traductor William Johnston revela que la novela comienza después del período en que daiymo Toyotomi Hideyoshi, que una vez les había otorgado a los misioneros cristianos muchos privilegios, hizo crucificar a 17 cristianos japoneses y europeos. Al parecer, "hay un monumento para conmemorar el lugar donde murieron" hasta el día de hoy. Aunque la obra misional continuó, comenzó un salvaje esfuerzo para exterminar al cristianismo de Japón. Las primeras ejecuciones crearon demasiados mártires, por lo que los funcionarios japoneses intentaron obligar a los cristianos a apostatar estampando o presionando el pie en una representación de Cristo o la Virgen, un fumie. Si no, fueron envueltos firmemente y colgados boca abajo en un pozo lleno de excrementos hasta que señalaron su apostasía (con una sola mano libre) o murieron.

La novela comienza con dos sacerdotes dispuestos a arriesgarse a la captura y la muerte para mantener encendida la llama de Cristo. Son Sebastian Rodrigues y Francisco Garrpe, ambos portugueses. Cruzando el "mar de plomo", se confían a Kichijiro, un cristiano japonés que luce una "sonrisa servil". Pax Christi. Lo que les sucede a estos hombres en Japón es hermoso y terrible. Las cartas de Rodrigues son un testimonio de la poderosa escritura de Endō y muestran la angustia del sacerdote mientras Dios permanece en silencio ante tanto sufrimiento. Él escribe: "Sabía bien, por supuesto, que el mayor pecado contra Dios era la desesperación; pero el silencio de Dios era algo que no podía entender". Rodrigues está plagado de su incapacidad para comprender. Su viaje a Japón es paralelo al sufrimiento de Cristo, sus tratos con Judas, así como sus entrevistas con funcionarios romanos. No es un buen resultado, pero el final me dejó alucinado.

Aquí hay una pregunta importante para los fieles: If podrías salvar a hombres y mujeres de la tortura lenta al pisar el fumie y apostatando, ¿lo harías? ¿O te mantendrás firme mientras escuchas sus agonizantes gemidos? ¿Dios quiere que ayudes al sufrimiento de los seres humanos o Dios quiere que mantengas tu pie alejado de su imagen? Qué situación tan terrible para un sacerdote cristiano. En un momento, Rodrigues se ve obligado a ver la muerte de los mártires cristianos japoneses mientras son envueltos vivos en esteras y arrojados al mar. No puede sacudir su visión, y ve el "mar extendido sin fin, tristemente, y todo este tiempo, sobre el mar, Dios simplemente mantuvo su silencio implacable [...]" Eloi, Eloi, lama sabacthani! " El sacerdote siempre había pensado que estas palabras eran la oración de ese hombre, no que salieran del terror ante el silencio de Dios ".

Si creció como católico romano, como lo hice yo, este libro tocará una cuerda fuerte en usted. Las preguntas que hace Rodrigues son las preguntas que todos queríamos hacer. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Al igual que Dostoyevsky, Endō muestra la condición existencial del hombre como extraño en el mundo, solitario y terriblemente necesitado de consuelo. Mas que cualquier otra cosa, Silencio Es alimento para el pensamiento.
05/11/2020
Borroff Durring

Qué novela devastadoramente brillante sobre la fe, el fanatismo, el amor, el sufrimiento y, en última instancia, el silencio de Dios. ¿Por qué Dios permite que el dolor florezca en el mundo? ¿Por qué Dios permanece en silencio mientras el mundo arde? Esta novela, sobre los misioneros jesuitas portugueses en Japón en el siglo XVII, está magníficamente representada, hace las preguntas más difíciles y es simplemente una de las mejores novelas que he leído. Muy emocionado de ver la próxima adaptación cinematográfica de Martin Scorsese.
05/11/2020
Lamont Decarvalho

Una lectura que vale la pena incluso para un no cristiano como yo que, sin embargo, tiene un interés intelectual profundo y permanente en la religión y la espiritualidad. Pero MUY cristiano. Tienes que tener algunos empatía por ese lado de la historia para que sea una lectura satisfactoria. Si eres ateo, no es para ti. No no no...
05/11/2020
Modeste Dyron

Este libro arruinó mi vida. Sorta cierto. Es la introducción de la crítica más pegadiza que se me ocurrirá. Tengo miedo de revisar este libro y recordar por qué me hizo sentir desesperado y estúpido. Escenario de curita. ¡Sácalo!

No tengo la religión o el tipo de fe espiritual. Soy disléxico cuando se trata de religión, tal vez. Mi mente confunde los significados y simplemente no hablo ese lenguaje de SABER lo que no puedes ver y esto es bueno y esto siempre es malo. No miro a alguien que lo tiene y veo ese núcleo brillando desde dentro. Escuché a los adultos de Peanuts gritar hablar de eso como si alguien estuviera enamorado de alguien. *No estoy enamorado. Tal vez es algo espiritual que tengo, pero no es como nada de lo que he oído hablar. Mi budismo y humanismo de Star Wars, sea lo que sea. Cualquier tipo de hilo entre yo y todos los demás, del pasado, presente y futuro (en los buenos días cuando no deseo sinceramente que no haya habido yo). Al menos quiero ver el brillo en otro.
Las veces que creo lo que vale la pena recordar (¡y en realidad se recuerda!) Es suficiente. Cosas que me da miedo tratar de nombrar porque probablemente me convertiría en un imbécil (como si alguna vez pudiera entender o conocer a alguien más). Vivo por momentos, siento que las paredes de calaveras no son tan gruesas después de todo. Trataré de mantener la fe (que no tengo porque no sé qué es) de que habrá algo allí para despertar la vida y los días del día siguiente. Algo como eso. ¡A menos que me confunda leyendo un libro como Silence y arruine mi vida!

¿Iglesia? ¿Después de la vida (que no siempre habrá vida, a veces ha sido mi única esperanza)? Se me ocurriría al final, si es que lo hace. (Mi primer recuerdo de catolicismo es ver la bañera en la iglesia católica a la que fueron mis primos. Decidí que la usaban para ahogar a los niños mientras los adultos observaban. Sin mencionar la iglesia bautista de Alabama que mi madre permitió a esta "amable señora" - ja ! - para obligarnos a ir.) El silencio de Shusako Endo podría ser sobre Dios y la religión y cosas por el estilo, como sugieren las cubiertas y las citas de los libros. Graham Greene lo nombró como la mejor novela del siglo. Otros muchachos llamaron a Endo el japonés Graham Greene. Solo conozco al tercer hombre Graham Greene, de verdad ... No hay ayuda en absoluto. Como esas cosas no existen en mi corazón, leí algo más. Me sentí un poco estúpido al leer esto sobre temas cristianos. Más arrepentido aún cuando se trata de filosofía. Así que no lo entiendo. ¿Humanidad? ¡Estúpido! Tal vez no leí el libro previsto. Oh bien. ¿Puedo seguir golpeándome para siempre? (Sí, podría.) Si lo hubiera leído como un libro de temas cristianos, no me hubiera importado en absoluto el libro y hubiera seguido adelante con mi vida de lectura como si nada hubiera pasado.

Lo que me mató fue perder la fe en lo innombrable, no seamos idiotas. Supongo que era un gilipollas. Apenas puedo explicarme a mí mismo por qué el silencio de Endo "desencadenó" una de mis más terribles depresiones desde el otoño de 2009 (no hablé con nadie que no fue por razones puramente superficiales durante meses. A veces tengo miedo de la gente Um, hasta la primavera de 2010). Mi salud mental es algo frágil y poco equilibrado que tengo que vigilar constantemente. El pequeño motor que no pudo. La mierda más estúpida puede hacerme sentir desolado como el infierno. Nunca sé cuándo va a suceder. Relativamente feliz un segundo, deprimido al siguiente. Leo muchos libros y escucho música para mantener la sensación de ser alguien más que yo. Necesito otras voces que yo aquí.

No se como sucedió. ¡Sí! Fueron los condenados Kichijiro y el padre Rodrigues. Era ese maldito Mariel. El padre Rodrigues está lleno de amor por Jesucristo (ama su hermoso rostro. Joven creía que mi papá se parecía a Jesús porque tenía barba. Ahora creo que parecía un prototipo de hipster. Demasiado tarde. Jesús no pudo " No detengas a los imbéciles brutales de las barbas deportivas. George Harrison tuvo que afeitarse después de que Charles Manson arruinó la mirada. De todos modos, la mirada no es amable para mí. ¡Es la barba! Perfecto para esconder comidas indeseables y secretos violentos). La iglesia católica está lista para renunciar a la conversión de japoneses. La vid dice que el padre Ferreira renegó. Realmente no entiendo este negocio de apostatsy. Este podría ser yo no entendiendo todo lo religioso. ¿POR QUÉ convertiría a alguien a tu religión cuando te mataran por eso? "¡Quiero hacer eso!" ¿Importa si cada persona que alguna vez conozcas (por ejemplo, guardias brutales con o sin vello facial) supiera que fantaseabas con pinturas de Jesús en tus momentos más afectuosos? Si de ahí provienen tus sentimientos de autoestima ... El Padre Rodrigues definitivamente se bajó en las pinturas internas de sí mismo luciendo sagrado y sereno. Chico, lo hizo alguna vez. ¿Un momento niega todo tu ser, de qué se trata? ¿Negarte a alguien más? Personalmente, creo que vas a pasar tu vida contigo mismo y conocerte a ti mismo es más importante que unos pocos guardias japoneses que te hagan decir lo que no quisiste decir. El padre Rodrigues se miente a sí mismo acerca de sus razones para decir lo que no quería decir. Eso fue un poco espeluznante para leer. ¡Deja de mirar el ombligo de Jesús, hombre! ¿Creía que Dios no estaba allí para él como el hermano mayor más protector de la cuadra? ¿O simplemente se despertó y olió los pies ardientes?

Kichijiro fue su guía japonés, rescatado del exilio en Portugal. Kichijiro es cristiano en su corazón. Creo que estaba abrazando la culpa católica demasiado bien. Él renegó. Toda su familia no lo hizo, y murieron como mártires (tal vez estaban de fiesta en el cielo con Jesús haciendo vino de agua mientras su hermano se ahogó en sake y la culpa hizo vomitar. ¿Quién sabe con certeza?). El padre Rodrigues odia a Kichijiro, por todo lo que no admitirá. Le gusta pensar bien de sí mismo y me deprimió leerlo lleno de mierda sobre el hombre perdido. ¿Cuál es el punto de tener un sistema de creencias si no puedes VIVIR con él? Me deprimió leer acerca de la pena de su Cristo por el dolor de tener que pisar la fumie. Un hombre se odiaba y el otro sentía que era amado. ¿Qué le permitió pensar de esa manera? No pude hacerlo. ¿Qué pensaba la imagen de Cristo en el corazón del padre Rodrigues? ¿Qué fue lo que Kichijiro lo siguió tanto para escuchar que no fue el final haber tenido ese momento y pisar el fumie? Es perdonado? ¿Qué es perdonado? ¿Vivir? ¡¡¡¡¡La vida apesta!!!!! La mayoría de las veces, para la mayoría. ¿Está bien sentir algo al respecto? ¿Qué demonios hay para perdonar? ¡Un día no fue toda la vida! ¿Qué iluminación tuvo el padre Rodrigues que Kichijiro no pudo tener? Kichijiro, que al menos admitiría que quería vivir.

No se como sucedió. No me sorprendí a tiempo. No podía dejar de pensar en el padre Rodrigues. Estaban sobre sus cruces para soportar y la oscuridad cruzó mi rostro, cruzó mi corazón. Esperaba morir. Mi cruz para soportar. Hice una mueca y se atascó de esa manera (no está atascado. Fue lo peor porque parecía que lo estaría. Atascado). Mi cinismo comenzó. Mi falta de fe es verdaderamente que no puedo confiar en las personas en mí y en ellos de la manera que yo quiero. ¿Me escondería como el padre Rodrigues? Tan sospechoso, que el padre Rodrigues. Me relacioné demasiado con el corte de vida de Kichijiro, su deseo medio vivo de estar vivo de nuevo. La idea de lo que quería, pero haciendo todas las cosas equivocadas para mantener ese deseo alimentado. Es una lucha, vivir todos los días. No me importa si mueren y si hay una fiesta feliz de todo lo que puedas beber vino, o la golosina del infierno con cada gilipollas de fraternidad en un solo lugar. Me sentí desesperadamente estúpido de no poder entender cuál era el punto de esto. ¿Es mejor el silencio si es tácito para no pasar desapercibido? Dios está muerto, o incognoscible, ¿tal vez indiferente? ¿Es posible escapar de ser un gilipollas y esconderse de lo que no entiendes? ¿Hay un resplandor dentro de los demás y nunca podré verlo?

Me siento más yo otra vez, hoy. Lo que vivo para permanecer con la cabeza por encima de la oscuridad total es la no fe, pero solo tratando de no ser un imbécil "Los conozco a todos" mientras mantengo algún tipo de fe en no estar solo en este principio. Otras voces No hay silencio Fue mi culpa. Escuché demasiado a mi potencial padre Rodrigues y debería haber mirado el mundo que lo rodeaba, tanto como hubiera deseado que se miraran el uno al otro (¡campesinos hambrientos arriesgando todo para alimentar a los sacerdotes! ¡Uf!). No se trataba de él. Si necesitaban el cristianismo era porque era difícil vivir el día a día sin una conexión con alguien (¡espero que su imagen de Cristo no sea tan reflexiva como ese estúpido sacerdote!). Pasaron por mucho, esos católicos japoneses. No dudaron y se callaron dentro de sí mismos.



El silencio es una de las pocas palabras que sé en kanji (estoy progresando quizás lentamente en kano. No estoy apurando nada. Es una especie de pasatiempo para relajarme, eso es todo [Nota para mí mismo, no empieces a sentir mal por esto]). Mostraría mi escritura si tuviera una cámara (en funcionamiento) (¡lo rompo todo! [Me golpearía la cabeza con frustración si no me lo rompiera también]). Lo he practicado mucho. He estado escribiéndome recordatorios así por mucho tiempo. Fue uno de mis peores escribir "Cállate" en mi propio brazo para recordarme durante todo el día que no hablaría con nadie porque todo lo que dije se sentía tan estúpidamente y sin sentido. Tenía miedo de sentirme peor, así que me escondí en silencio. (He dejado de hacerlo durante los últimos tres años, al menos.) El silencio es mejor (¿dorado?). Nuevo lenguaje, nuevo significado. Silencio en lugar de palabras de desesperación. (No estoy nada seguro de que se haya ido. Estoy momento a momento.) El silencio como escuchar es un buen silencio. A veces no hago nada más que leer hasta que me siento mejor.

(Me odio a mí mismo escribiendo esta crítica. ¿No hay ninguna posibilidad? Lo siguiente que probablemente escriba es una mierda como "Perdonar es mejor que la fe" y me sentiré desesperado tratando de escribir lo que siento y conectarlo con los pensamientos son medias palabras, partes, canciones de la infancia.

Mi cancion favorita de la infancia está en mi cabeza "Solía ​​pensar que nunca llegaría el día en que mi vida dependería de ..." ¡la puesta de sol! (Como Japón)
El padre Rodrigues escondido en un agujero y esperando que sus seguidores de la iglesia los alimenten y sean bendecidos. La mano de Dios ... La mano de otra persona ... Eso no es lo suficientemente bueno. Alguna claridad sería buena.)

La portada es de una figura de Cristo colgada en el personaje. Jesús.
05/11/2020
Cyrill Toppa

It is easy enough to die for the good and beautiful; the hard thing is to die for the miserable and corrupt.
El contexto de la línea anterior se basa en el sacrificio que Jesús hizo por los pecados de la humanidad. Ahora voy a revisar esta línea para explicar la historia del silencio.

Para los sacerdotes de Japón, era bastante fácil morir. as bueno y bello; lo difícil fue morir as miserable y corrupto.

Aclamada como una de las mejores novelas del siglo XX, Endo's Silence crea una ficción histórica fascinante y estimulante que se basa profundamente en la teología, la fe, la duda y la condición humana pura.

Ambientada en el siglo 17, La historia presenta al joven jesuita portugués Sebastião Rodrigues y sus compañeros que viajan a Japón para buscar a su mentor, el padre Ferreira, que se ha enfriado. Este fue el momento en que Japón tenía suficiente cristianismo y comenzó a cazar y torturar a los cristianos convertidos y sus simpatizantes. Además, se prestó especial atención a los sacerdotes extranjeros. (no del buen tipo) por los funcionarios.

El padre Ferreira fue uno de los sacerdotes. La noticia de Japón es que ha renunciado a su religión.

Rodrigues y sus amigos no lo creen. El mentor que conocían era el más fiel y más fuerte de todos. Deciden viajar a Japón e investigar y actuar como sacerdotes para la comunidad cristiana japonesa subterránea.

En la introducción, Endo afirma que estaba escribiendo literatura mientras escribía la historia, no teología. Y elegí leer el libro como literatura y me enfoqué no en aspectos teológicos, sino en la moral y las condiciones por las que pasaron nuestros personajes. Sin embargo, la artesanía de Endo mientras dibuja el paralelismo entre Jesús y Rodrigues es cautivadora.

Endo también escribe sobre las torturas que la gente tuvo que atravesar debido a su fe. Bueno, esa es la historia de nuestro mundo. La religión es como el fuego: puede calentar a una persona y quemarla hasta la muerte. Aquí, los cristianos estaban bajo ataque. Siglos antes de estos incidentes, los cristianos persiguieron y torturaron a los paganos bajo Constantino II. Sigue y sigue y sigue.

Estas personas se habrían sentido bastante estúpidas si Thor los hubiera recibido a las puertas de la otra vida cuando murieron.

Nota: La historia comienza con el prefacio del traductor, en el que William Johnston, el traductor, ofrece un breve y muy interesante panorama histórico y político de Japón desde finales del siglo XVI y principios del siglo XVII. Habla sobre los albores del cristianismo en Japón, la relación de amor / odio entre la política japonesa y los sacerdotes y la rebelión de Shimabara. Esta configuración basada en hechos en las páginas iniciales del libro ayudó a despertar mi interés.

Recomendado.
05/11/2020
Brunhilde Dohse

Este es sin duda uno de los libros más difíciles que he revisado, me encuentro muy inseguro frente a esta lectura.
La trama es realmente impactante, se trata del viaje misionero de dos sacerdotes portugueses que, a fines del siglo XVII, se embarcarán a Japón con el deseo de llevar la palabra de Cristo entre estos hermanos. El padre Rodrigues y el padre Garrpe encontrarán diferentes destinos, este último seguirá siendo una fe viva muriendo en el martirio junto con otros católicos japoneses, el primero en cambio ... devastado por una fe aplastada por la tortura psicológica por parte de un magistrado de Nagasaki, que logró capturarlo, vino a renunciar a toda su vida donada a Cristo hasta abjurar de pisotear el Funie (imagen de la Virgen con el niño). El padre Rodrigues no será el único sacerdote en Japón que será reducido a abjuración, otros antes que él abandonarán la fe bajo tortura, incluido el padre Ferreira, quien participó en su agotamiento psicológico junto con el magistrado Inue, de tal manera que lo obligó a hacerlo. ceder, el famoso Silencio, no es otra cosa que la ausencia de una presencia viva de una respuesta de Cristo entre nosotros.
Me dolió este libro, te enfureces en la primera parte haciéndote creer en un verdadero camino misionero, de amistad entre los granjeros japoneses y los dos sacerdotes hasta llegar a un epílogo de este tipo ... no hay nada más que presente y verificable en la realidad.
La debilidad del padre Rodrigues será el hombro de Kihijiro, un pobre japonés que fue el primero en traicionar al sacerdote. Quizás el único personaje positivo que me gustó es él, quien incluso en su repugnante debilidad que vende el Sacerdote al Samurai, siempre estará en busca y seguirá al sacerdote en cada uno de sus movimientos. A pesar de las profundidades de su alma corrupta, su vida débil, tortuosa y atormentada ... siempre se sentirá atraído al final por esa mirada de verdad que muchos años antes había conocido en un sacerdote que había venido a evangelizar en Japón. mucho antes de la llegada de Rodrigues. Sí, Kighijiro recuerda de cierta manera la figura de Zaqueo en el Sicómoro, curioso y ansioso por seguir al que trae la salvación, a pesar de sí mismo siempre dispuesto a traicionar todo y a todos.
Estoy muy perplejo por lo que he leído ... ¿Qué quiere comunicar Shūsaku Endō con esta novela? Es muy controvertido y no entiendo su propósito. El dolor es leer acerca de un Cristo sin el don del misterio y la salvación en medio de los hombres. O Cristo vino a salvar a toda la humanidad a través del sabor de una vida nueva o ha sido la mentira más grande jamás llevada al destino del hombre.


El beso de Caravaggio-Judá (la pintura de Odessa)

Questo è sicuramente uno dei libri piu 'difficili che mi sia mai capitato di recensire, mi trovo veramente insicura di fronte a questa lettura.
La storia è veramente sconvolgente, altro non è che il cammino missionario di due preti portoghesi che nella fine del 1600 si imbarcheranno per il Giappone con il desiderio di portare la parola d Cristo tra questi fratelli. Padre Rodrigues y Padre Garrpe troveranno destini differenti, quest 'ultimo rimarrà sempre ancorato ad una vita di fede, morendo in martirio insieme ad altri fedeli giapponesi. Il primo invece .... devastato ormai da una fede schiacciata dalla tortura psicologica di un magistrato di Nagasaki che riuscì a catturarlo, Arrivò a cedere tutta la sua vita donata a Cristo sino ad abiurare calpestando il Funie (Imagine della Vergine con il bambino). Padre Rodrigues non sarà l'unico Prete che en Giappone si ridurrà all'abiura, altri prima di lui abbandoneranno la fede sotto tortura, tra cui Padre Ferreira, che partecipò a sfiancarlo psicologicamente insieme al Magistrato Inue in modo tale da farlo cedere, il famoso Silenzio, altro non è che l'assenza di una presenza viva di una risposta di Cristo tra di noi.
Io sono rimasta ferita da questo libro, ti irretisce nella prima parte facendoti credere ad una vero percorso missionario, di amicizia tra i contadini ei due preti, sino ad arrivare ad un epilogo del genere ...... ovvero, nulla vi è, se non presente e verificabile nella realtà.
La debolezza di Padre Rodrigues, farà da spalla a quella di Kihijiro, un pover'uomo giapponese che fu il primo a tradire il Prete, offrendogli riso e pesce secco durante un lungo cammino per sfuggire ai Samurai, sino alla consegna in pieno tradimento, del prete a questi ultimi. Forse l'unico personaggio positivo, che pur nella sua ripugnante debolezza vendendo il Prete ai Samurai, è Kihigijiro. Egli rimarrà sempre en cerca y al seguito del prete en ogni suo spostamento, perchè nel profondo del suo animo corrotto, debole, subdolo e tormentato ... sarà sempre sino alla fine attratto da quello sguardo di verità che tantissimi anni prima aveva conosciuto e trovato in un Prete arrivato ad evangelizzare in Giappone, ben prima dell 'arrivo di Rodrigues. Si, Kighijiro ricorda en un verso la figura de Zaccheo sul Sicomoro, curioso y desideroso di seguire colui che porta la salvezza nonostante sia sempre pronto a tradire tutto e tutti.
Sono molto perplessa per ciò che ho letto, cosa mi è rimasto? La verità di Cristo che senso può mai avere senza il Mistero che ognuno di noi si porta nella propria anima? cosa vuol comunicare Shūsaku Endō con questo suo romanzo? Oh Cristo, venuto a salvar la humanidad, interactúa atraído por el gusto de la gente nueva, o la piu grande menzogna mai tirata al destino dell'uomo.

05/11/2020
Bandler Rother

Esta es una novela histórica muy impresionante ambientada en el Japón del siglo XVII. No he visto la película de Scorsese, pero mi edición contiene una introducción de Scorsese, por lo que hay un enlace.

El libro trata principalmente de las dificultades para mantener la fe en un ambiente hostil, y específicamente de los juicios sufridos por los misioneros católicos portugueses, cuyo trabajo en Japón floreció en el siglo XVI pero fue brutalmente reprimido. Esto es un poco difícil de entender para aquellos de nosotros que nunca tuvimos (o quisimos) una fe en primer lugar, pero todavía es muy conmovedor.

La figura central es el padre Rodrigues, un misionero que viajó clandestinamente a Japón a través de Macao con otro sacerdote para investigar lo que le sucedió a su antiguo maestro y mentor, que había estado enviando informes pero se rumoreaba que había apostatado. Inicialmente son recibidos por una aldea cristiana, pero pronto queda claro que las autoridades están decididas a castigar a los campesinos pobres como una herramienta para socavar las certezas de los sacerdotes. Los juicios de Rodrigues se contrastan con sus propios pensamientos sobre los juicios de Jesús y el papel de Judas, y el silencio del título se refiere al Dios que no hace nada para detener la persecución o ayudar a las víctimas.

Un libro muy poderoso, pero sospecho que no soy el público objetivo ideal para él.
05/11/2020
Cathi Barrena

Silencio es un clásico moderno de Shusaku Endo. En la portada, un Jesús crucificado cuelga de personajes japoneses. Mi amiga Carol me recomendó este libro hace un tiempo y lo tuve sentado en mi estantería. Luego, durante la Semana Santa mientras terminaba el p. Neuhaus ' Muerte un viernes por la tarde, menciona las luchas heroicas de los misioneros europeos que dieron todo para viajar por el mundo para compartir el mensaje del Evangelio. A veces, simplemente parece apropiado dejar un libro y buscar otro, como si se lo guiaran.

Silencio cuenta una historia ficticia de lo que pudo haberle sucedido a dos sacerdotes portugueses que se aventuraron en Japón continental durante la persecución de los cristianos alrededor de 1643. La historia se cuenta, de manera brillante y conmovedora, a través de los ojos de un tal Sebastián Rodrigues. Lo más importante era sufrir y morir la muerte de un glorioso mártir. Era impensable que aquellos que no conocían a Cristo pudieran idear cualquier sufrimiento, ya sea físico, mental, emocional o incluso espiritual, que llevaría al verdadero creyente a retractarse, pero esto fue antes de los días de Vietnam y los campos de prisioneros de guerra japoneses. Entonces se creía que ningún dolor, privación, encarcelamiento, tortura de uno mismo o de sus semejantes, por prolongado que fuera, nunca podría ser tan malo que no se pudiera soportar por amor a Dios. Era simplemente una cuestión de fe y voluntad.

Silencio Se trata del silencio de Dios. Tenía 96 páginas en el libro antes de que se me ocurriera hacer un seguimiento de todas las veces que Shusaku Endo usaba la palabra "silencio", "silencio" o "silencio", así como palabras sobre el sonido. Tenía la sensación de que era central en la historia. Desde entonces hasta el final del libro (página 191) conté cincuenta y uno más veces; Puede que me haya perdido algunos. Podría haber sido un ejercicio tonto, como algo que un profesor de inglés de secundaria te haría hacer, pero no me importó. Y centró mi lectura justo cuando la acción de la trama se detuvo casi por completo y casi todo lo que 'sucedía' estaba en la mente del personaje principal, o según lo experimentado a través de sus sentidos.

Silencio Es un libro poderoso. Parece tener tanto que decir sobre Oriente y Occidente como sobre evangelización, martirio y la verdadera voz de Dios. Es la búsqueda de un cristiano por el significado de 'el pantano de lodo japonés en mí'. "Japón es un pantano de lodo porque absorbe todo tipo de ideologías, transformándolas en sí mismas y distorsionándolas en el proceso". (p. xv) ¿Suena como otro país que todos conocemos y amamos?

Silencio te dejará diferente de lo que te encontró. "Quédate quieto (¿en silencio?) Y sabe que soy Dios". (Salmo 46:10)
05/11/2020
Frida Kirshner

2.5*

La premisa de una historia de misioneros católicos que intentaban difundir el cristianismo en Japón realmente me llamó la atención porque tengo buenos recuerdos de haber leído Shogun, que presentaba una premisa similar a una historia paralela. Sin embargo, si alguno de ustedes ha leído Shogun "aficionado" puede que no sea la mejor manera de describir la experiencia de lectura, ya que hay muchas, y quiero decir MUCHAS, descripciones sangrientas de crueldad y violencia.

Obviamente, debo haberme olvidado de eso cuando me inscribí alegremente al grupo de lectura de Silencio.

Endo también entra en muchos detalles al describir los obstáculos y las dificultades (lea "tortura y violencia") que los sacerdotes y los cristianos soportaron bajo el dominio samurai, en un momento en que el cristianismo fue expulsado de Japón, porque los gobernantes decidieron que era de "sin valor" (según uno de los personajes de Endo) para la sociedad japonesa.

El segundo aspecto que me intrigó con el libro fue, por supuesto, que algunas reseñas comparan a Endo con Graham Greene. ¿Cómo podría no estar intrigado por eso?

El silencio fue realmente una lectura intrigante. Endo realmente trató de capturar la mente y el espíritu del sacerdote que se envía a Japón y descubre que es posible que no pueda cumplir su misión y la duda que siente cuando es testigo de los eventos que lo rodean.

Desafortunadamente, esto realmente no funcionó para mí.

La narrativa de Endo limita al lector a experimentar el libro solo desde el punto de vista del sacerdote. No hay mucho diálogo o consideración que aborde el punto de vista de los caracteres japoneses. Estoy seguro de que Endo creó esta limitación a propósito, tal vez para enfocarse en la condición sacerdotal y enfatizar el aislamiento del extranjero de las personas que lo rodean, pero sin las otras perspectivas, el libro es realmente limitado y se lee más como una lista de Métodos de tortura japoneses que una investigación sobre la condición humana o sacerdotal.

A su vez, esto distancia el trabajo de Endo del de Greene. Puede que no haya disfrutado las reflexiones religiosas de Greene, pero al menos hizo que sus protagonistas dudaran de su misión, dudaran de su convicción y consideraran otros puntos de vista. Esto faltaba en Silence.
05/11/2020
Norby Golombek

Alucinante. Cuenta sobre el Japón del siglo XVII cuando el shogunato Tokugawa estaba en el poder. Durante este tiempo, los católicos practicantes se llamaban Kakure Kirishitan ("cristianos ocultos") porque tenían que hacer sus rituales religiosos bajo tierra. Este fue también el momento de "fumie" una placa de metal con las imágenes de Jesús y María. La policía religiosa pidió a las familias sospechosas de ser católicas que pisotearan a esta fumie para demostrar que no se habían convertido del budismo.

También fue durante este tiempo cuando los misioneros portugueses llegaron a Japón para propagar aún más la fe católica. Este libro, Silencio cuenta la historia del sacerdote jesuita, Sebastian Rodriguez quien tiene que venir a Japón a través de Macao para descubrir la verdad sobre su mentor Cristobal Ferreira quien se informa que ha apostatado, es decir, que ha desertado de la fe católica.

Los primeros capítulos del libro se cuentan en una narración similar a una crónica. El p. Rodríguez registra su experiencia cotidiana durante su viaje a Japón. Una vez en el país, la narración cambia a un narrador externo. El cambio es como viajar junto con el narrador y luego ver toda la escena como una tercera persona. El efecto es fresco y estimulante a pesar del tema demasiado triste y serio de sacrificar la vida y soportar todas las torturas solo para mantener la fe en Dios. Su impacto para mí fue que no debía dar por sentado mi creencia en Dios porque los misioneros (ahora santos y benditos) renunciaron a sus vidas para difundir la fe católica en todo el mundo. Aunque estoy viviendo en Filipinas y el catolicismo se extendió en el país casi sin resistencia, aún lo que algunos misioneros en otras partes del mundo desempeñaron el papel de mártires y sus ejemplos siempre deben ser recordados.

El título del libro vino de su pregunta de por qué durante esta era en Japón, Dios había permanecido en silencio. Que durante la tortura de los misioneros cuando se les pidió que se quedaran dentro de un pequeño pozo hasta que estuvieran muertos, Dios no hizo nada. La pregunta fue respondida al final de la novela y creo que fue un final apropiado.

Recomiendo este libro a todos los eruditos religiosos que quieran saber más sobre esa época en Japón. También recomiendo esto a todos los fanáticos de las novelas japonesas en inglés. Es simplemente alucinante y desconcertante en esta belleza: prosa, tema y contenido.

Mi segundo Endo y él todavía está decepcionado. ¡Uf!
05/11/2020
Alethia Christy

_Silencio_

Me siento confundido, me siento en conflicto y estoy luchando. Mi mundo interior está separado por la mitad y no puedo decidir. No he pensado mucho en una acción en mucho tiempo y sé que tiene que ver con Dios y esas cosas, pero simplemente, no puedo hacer las paces conmigo mismo. ¿Qué haría en esta situación? ¿Que debería hacer? Simplemente ... no sé qué haría, estaba enojado y quería llorar por el pecado y no sabía cuál era un pecado mayor. La ira bombeaba en mi sangre por todos los actos sin sentido de esas personas. ******* Habrá SPOILERS de aquí en adelante. Serán menores, pero aún spoilers ******

Estoy muy enojado con todas las personas que culpan a Dios por todo lo malo del planeta. La raza humana es malvada. Estamos. Violamos, torturamos, asesinamos y destruimos todo. A lo largo de la historia humana, eso es todo lo que hemos estado haciendo. Lo siento. No estoy de acuerdo contigo Somos responsables de la pobreza. Todos los que hacemos las cosas malas y todos los que tenemos conocimiento de eso y no hacemos nada. Deja de culpar a Dios y asume la responsabilidad. Estamos haciendo esto Y no entiendo misioneros. Si tu Dios es tan grandioso y tan indulgente, entonces deja a la gente en paz. Los dejaría en paz y sus pecados están sobre mí. Todos sus pecados. ¿Puedes ver que todo lo que haces es herido? Y sí, los jodidos japoneses cruzaron todas las jodidas líneas y perdieron todos los derechos con toda la mierda que le han hecho a la gente. Pero es su país y está jodido. Y luego vas y empeoras las cosas. No. Espera. Deja de doler. Se supone que debes saber mejor, se supone que debes ser mejor. Permítales creer en cualquier Dios o en ningún Dios y su pecado está en mí. Deja de lastimarlos. ¿Por qué tuviste que ir tan lejos para entender esto? Su pecado me hizo llorar. Y no lo se. Si yo fuera él, probablemente haría lo mismo. No puedo juzgarlo. Si hay Dios, perdónanos.
05/11/2020
Viviyan Klute

Preámbulo

El sacerdote jesuita Francisco Xavier llamó a Japón "la luz de mi corazón ... el país de Oriente más adecuado para el cristianismo".

Hecho: Kakure o criptocristianos japoneses, reunidos en secreto durante 240 años ... recitando una versión japonesa del "Ave María" y, sin embargo, nadie supo lo que significó durante muchos años.

Estimar: 30,000 Kakure viven hoy en Japón.

Cronología

1587- Hydeyoshi comenzó la persecución de los cristianos.
1614-26 sacerdotes castigados en Nagasaki.
1614-expulsión de Japón de todos los misioneros; 70 fueron al exilio a Macao y Manila; pero 37 se mantuvo oculto, ignorando el decreto de expulsión, ... incluido el sacerdote Cristovão Ferreira.
1629-bajo el gobernador Tanenaka Uneme el número de torturas es de alrededor de 600-700 víctimas por día. Este fue un informe del sacerdote Ferreira.
1632: una carta del 22 de marzo explica el intento de hacer que 5 sacerdotes (y dos mujeres, Beatriz y Mary) renuncien a su fe; La carta recuerda cómo resistieron el período de tortura de 33 días en una montaña apartada. Solo la pequeña Mary, aparentemente, renunció.
1633-no más noticias de Japón
1637-Portugal; 3 portugueses (Sebastião, João y Francisco) comienzan los preparativos para viajar a Japón para investigar sobre Ferreira. Estos tres fueron discípulos de Ferreira, un profesor de teología. En Roma hay un hombre (Rubino) dispuesto también a investigar sobre Ferreira.
1638-25 de marzo; un barco (nau) llamado Santa Isabel parte de Lisboa y se dirige a la India.
1638-23 de julio: Cabo de Buena Esperanza.
1638-9 de octubre, Goa, India. Las noticias dicen que ha habido una masacre de cristianos; es la masacre de Shimabara; ¿35,000 cristianos se habían rebelado? Japón había roto todos los lazos con Portugal.
1639-1 de mayo, Macao, China; En el "colégio" de Macao, el obispo Valignano les dice a Sebastião, João y Francisco que no enviará más sacerdotes a Japón. Y sin embargo, los 3 portugueses continuaron el viaje ... Todos menos uno que se quedaron en Macao debido a la malaria.

En este contexto histórico se desarrolla la historia: la búsqueda del sacerdote jesuita Ferreira. Había estado viviendo en Japón durante 33 años y luego dejó de enviar cartas.
... La historia dice que CF, bajo tortura, renunció a su fe en Nagasaki. En Macao, los portugueses encuentran un "hombre débil" ... un japonés borracho (con sake) que está dispuesto a llevarlos a Japón en barco. Sin embargo, alrededor de 28 a 29 años, Kichijiru era astuto.

Algunos misioneros describieron entonces a Japón como "una nación cuya gente ni siquiera teme a la muerte". Ahora, el libro es una colección de cartas. La primera es de Sebastião y habla sobre la masacre de Shimabara y la complicidad de los portugueses; la tortura de Suitaku ... y la terrible persecución de Inoue, quien una vez fue bautizado.

… Sebastião revela sobre sus sentimientos religiosos: cuán tierno le parece el rostro de Jesús en la pintura de Borgo San Sepulcro.



...
Finalmente en Japón: en Tomogi, cerca de Nagasaki ... donde casi toda la población es bautizada; y sin embargo, no hay sacerdote han pasado 6 años; ha sido reemplazado por el anciano del lugar: Jiisama.

Los portugueses notan cuán pobres son las personas, demasiado trabajo agrícola. Sin embargo, todavía hay palabras portuguesas habladas / escuchadas. Como "padre" (sacerdote) ... "gentios" (gentiles) ... y algunas palabras todavía suenan en portugués ... "parais" (paraíso), "enruno" (infierno).
...
Sebastião se entera de la historia de Kichijiro: sus parientes cristianos fueron quemados vivos mientras renunciaba a su fe.
...
Sebastião llega a Goto Isle; Dos mendigos en Tomogi pidieron confesión y ayuda para su pueblo.
...
Kichijiro había sido un apóstata: renunció ... mientras que los familiares fueron quemados vivos ... pero cambió: no es el mismo en Goto: ahora es un héroe (tal vez porque trajo a los sacerdotes portugueses): había hecho la confesión general de su vida pasada, ... ha sido "catapultado a los cuernos de la luna".

Sebastião revela más sobre su vida diaria en sus cartas:
... "por primera vez he cantado con los fieles varios cantos y rezado en japonés" ... "todos me miran tan intensamente y mientras les hablo, a menudo, me viene a la imaginación la cara de Aquel que se ofreció El Sermón de la Montaña ... ¿por qué sueño tan apasionadamente con esa cara? ... ya que las Escrituras no lo describen una sola vez ... Puedo rehacerlo como agrada a mi imaginación ... Aquí nadie sabe sobre Ferreira ".

...y:
aunque oficialmente budista, el pueblo de Odoma y los pueblos vecinos de Miyahara, Dozaki y Egami siguieron siendo católicos.


...
Alguien dijo que "la escritura de Endo es intensamente psicológica (católica)" ... y estoy totalmente de acuerdo. Es bonito. No es de extrañar que M. Scorsese quisiera hacer una película con este libro. Sobre todo, es la perspectiva europea de los japoneses que Endo logró hacer tan bien. Endo, el novelista, dijo: "Me convertí en católico contra mi voluntad", cuando todavía era un niño; luego, cuando era joven, partió a Francia y estudió novelistas católicos franceses como Georges Bernanos y François Mauriac.

Philip Yancey resumió bien la vida de Endo: "... una lucha por darle a su fe un alma japonesa".


ACTUALIZACIÓN: Ahora que el libro se convirtió en una película, se lanzará el 23 de diciembre.



en: http://www.indiewire.com/2016/10/sile...

Ver 'Silencio' te hará sentir terrible. Debería.
en: https://www.washingtonpost.com/news/a...

La segunda venida triunfante del 'Silencio' de Endo
POR DAMIAN FLANAGAN
en: http://www.japantimes.co.jp/culture/2...

05/11/2020
Horan Gerla

Ambientada en el siglo XVII, una pareja de sacerdotes católicos portugueses, Rodrigues y Garrpe, se dirigieron al remoto y misterioso reino insular de Japón para difundir el cristianismo y rastrear a su mentor, el padre Ferreira, de quien se rumorea que ha cometido apostasía (renunció a su fe). Pero el gobierno japonés no es amigable con los extranjeros (¡esta actitud xenófoba en realidad continúa hasta el día de hoy!) Y es particularmente hostil a esta nueva religión: ¿Ferreira simplemente está muerta y un destino similar le espera a Rodrigues y Garrpe?

Naaah No me impresionó este. ¿Sabes lo que necesita este libro? ¡Una historia! Apenas pasa nada en esta novela de 300 páginas. Los sacerdotes llegan a Japón y tienen que evadir a las autoridades, son atrapados inevitablemente, y luego termina de manera memorable. Demasiado del libro trata sobre las autoridades japonesas que intentan que Rodrigues se apostate pisoteando una imagen de Cristo que se embota rápidamente.

Todo lo que me recordó fue cuán estúpida es la religión en su conjunto, ya sea el cristianismo o el budismo, la extraordinaria crueldad que provoca en las personas y la falta total de pensamiento crítico que exhiben sus seguidores. ¡Tenían razón! No, estamos en lo cierto! ¡Te mataré por no creer en mi amigo imaginario! Etc. Endo toca ligeramente la duda que Rodrigues siente por el silencio de Dios (Eh? Eh? "Silencio" - como el título? Eh? LITERARIO ...) a pesar de sus oraciones desesperadas por ayuda, pero no va más allá. Para un libro aparentemente sobre espiritualidad, ¡no es muy profundo!

El libro, bien escrito y Endo, da vida a esta era de manera convincente, incluso brindando una perspectiva reflexiva sobre la mentalidad japonesa cuando se trata de su interpretación del cristianismo: que son incapaces de ver a Jesús como algo más que un hombre literal, como el Buda , en lugar de en un nivel más grande y más metafórico.

Pero, sinceramente, ¿la verdadera razón por la que terminé este libro? Simplemente me gustó la edición en sí misma como un objeto. Estaba bien diseñado, me gustó la textura y el olor de las páginas y, debido a que era fácil de leer e inofensivamente aburrido, me gustaba sostenerlo mientras leía. Sí, muy superficial de mi parte, ¡pero esa es la verdad!

Tal como están las cosas, Shusaku Endo no hizo lo suficiente para que me importaran sus personajes o su difícil situación y, como resultado, Silence fue una narración en gran medida poco interesante y poco emocionante sobre nada que valga la pena: una novela histórica muy pobre y olvidable.
05/11/2020
Derk Faijal

Este delgado libro de un famoso autor japonés, actualmente está adaptado a una película por Scorsese protagonizada por el tipo de Muchachas, trata sobre un misionero enviado a Japón en el siglo XVII. Los cristianos fueron terriblemente perseguidos en aquel entonces; se llamaba el tiempo de "Kakure Kirishitan", o cristianos ocultos. Los cristianos se vieron obligados a pisotear la imagen de Jesús (llamado fumie) o fueron horriblemente torturados hasta la muerte.

Y el hilo de la tortura y la muerte se cierne sobre cada página, por lo que este es un libro difícil de leer. Plantea profundas preguntas sobre la fe y la duda y sobre Dios en general: ¿cuál es el precio de la fe y qué significa el martirio? ¿Es más religioso apegarse a la fe de uno: negarse a apostatar o pisotear el fumie? ¿O hay circunstancias en las que el acto más religioso es apostatar? El padre Rodrigues pasa gran parte del libro preguntándose si tendrá la fuerza para resistir la tortura. Pero al final, (ver spoiler)[nunca es torturado; en cambio, los cristianos japoneses son torturados hasta que apostata. Lo cual, por supuesto, lo hace de inmediato, porque ¿qué precio tiene su propio orgullo en comparación con la muerte lenta de aquellos que nunca se inscribieron en un juicio como este? Después de todo su esfuerzo para las próximas pruebas, su decisión al final es rápida y ... bueno, fácil podría no ser la palabra correcta, pero es apenas una decisión en absoluto. (ocultar spoiler)]

Es una respuesta al repuesto de Graham Greene El poder y la gloria de 1940. Probablemente sea un poco mejor, aunque ambos son excelentes.

No soy fanático de los libros que me predican, pero este no es un libro de predicación. Nunca me pide que crea, yo mismo; se trata de lo que significa para quienes lo hacen. Lo cual, parece un lastre y me alegro de ser ateo. Voy a pisotear cualquier imagen tonta que quieran, muchachos, solo déjenme fuera de ella.
05/11/2020
Buatti Enwright

Calificación real: 2.5 estrellas

Hm. En verdad, parpadeé entre estar súper interesado en esto y quedarme dormido mientras lo leía. Disfruto de los temas religiosos, especialmente cuando se presentan en conflicto, pero de alguna manera este pequeño libro se las arregla para sentir mucho aliento con parches secos en todo momento.

¡Lee para BookTube-a-Thon 2018!

Desafío: ¡Lee un libro y luego mira la adaptación de la película!
05/11/2020
Cuttie Lagreera

Si no hubiera sido por las críticas que había visto de mis amigos cuyos gustos y opiniones respeto, probablemente no habría leído este libro. La razón es que dudo en leer libros religiosos y / o ateos debido a la predicación, un tono condescendiente que normalmente es el vehículo para la diatriba que se reduce a: estamos en lo correcto, ellos están equivocados y estos doscientos Las páginas estarán dedicadas a demostrar mi punto. Y dada la breve descripción que acompañaba la historia, pensé que el libro sería de alguna manera uno de esos libros, y cuán equivocado estaba, y cuán contento estoy de que haya reseñas que me animaron a leer este libro.

Es la primera mitad del siglo XVII, el cristianismo ha sido ilegalizado en Japón y miembros del clero y cristianos que practican son torturados, obligados a apostatar y asesinados. Sebastião Rodrigues, un joven sacerdote jesuita viaja a Japón en esta época para averiguar qué le sucedió a su mentor Ferreira, quien también había sido misionero en Japón durante muchos años, a quien admiraba y admiraba y aún no puede creer los informes sobre su apostatando.

Para proporcionar un contexto histórico, las potencias occidentales ya habían comenzado sus hazañas en todo el mundo en el período en que se desarrolla este libro. En la década de 1640, las Américas, África y Asia ya habían sido colonizadas y ocupadas de alguna manera u otra, con la esclavitud en auge durante este período. Japón, que estaba bajo un emperador sin duda, debe haberse sentido amenazado por el interés de las potencias portuguesa, española, holandesa y otras potencias europeas en Asia. Sin mencionar las guerras que los portugueses y españoles habían estado librando en Asia contra los musulmanes y su desdén racista y religioso por los asiáticos que no eran blancos ni cristianos. Además de la sospecha de que la fe cristiana estaba haciendo que la ciudadanía fuera menos leal al emperador y al estado, Japón se cerró en 1641 y solo trató con extranjeros de una isla artificial frente a Nagasaki, un aislamiento que duraría dos siglos.

Volviendo al libro, como los misioneros portugueses habían disfrutado al principio de una gran relación con el gobierno y los señores, la relación se vuelve agria y comienza la persecución de los cristianos. Entra Rodrigues, un sacerdote entusiasta, lleno de ideales cuando comienza su búsqueda.

Shusaku Endo es un escritor increíble. Su prosa es magnífica, y su habilidad para describir la lucha interna del sacerdote cuando se enfrenta a la tortura y su fe es sacudida, y dibujar un retrato del tiempo y el lugar fue simplemente notable. Aquí se explora el silencio, el silencio de Dios mientras ocurre la crueldad.
Viajamos con Rodrigues mientras se esconde de las autoridades, mientras se comunica con los campesinos japoneses, mientras sufre pérdidas personales y pierde los ideales románticos que tenía sobre la vida y la fe. Tales personajes inolvidables que Endo construyó con el traicionero Kichinjiro y los sacerdotes, el propio Rodrigues, Garpe y Ferreira, así como los cristianos japoneses que enfrentan la persecución y los funcionarios japoneses que los persiguen.

Aprecio la honestidad que el escritor nos da con esta historia, honestidad que es rara con los libros sobre la fe o la falta de ella. Aunque Shusaku Endo mismo era católico, no hay condescendencia aquí, solo una escritura maravillosa, excelentemente contada.
05/11/2020
Estell Grabill

Estamos en camino.
Estamos en camino.
Estamos en camino al templo del Paraíso.
Una ficción histórica maravillosamente escrita por Shusaku Endo y traducida por William Johnson. Esta historia fue un gran hilo que nos pega en el texto. Aún así, ahora llevo a los personajes de la historia.
descripción
Esta historia trata sobre dos misioneros (los Padres Sebastián Rodrigues y Garrpe) que van a Japón para su misión. Su viaje y la vida en la tierra de Japón hace que la historia sea vibrante y nuestros corazones arderán cuando leamos este libro. Estaba realmente inmerso esos tres días que leí esta novela. Tienen otra misión que cumplir para encontrar la verdad detrás del Padre. Ferreria, quien fue su mentor en el seminario.
Llegaron a Japón con la ayuda de un apóstata llamado Kichijero, quien escapó de su lugar natal después del juicio de su familia. Pero la vida de este hombre a quien encontramos a lo largo de la historia es realmente interesante. Sus palabras a veces lastiman nuestras mentes, es un criptocristiano y siempre niega a Jesús.
Dos Padres, misioneros (los Padres Sebastián Rodrigues y Garrpe) estaban tan celosos de su llamado entre los campesinos de Japón. La forma en que administraban los sacramentos y realizaban los deberes sacerdotales quedó muy impresionada. En nuestro mundo moderno, somos libres de movernos y realizar todas las funciones litúrgicas, pero muy a menudo por pequeñas razones, simplemente evitamos tales programas. Pero cuando estos sacerdotes llegaron a esta tierra, los cristianos estaban tan felices de recibirlos cuando ofrecieron un crucifijo a esos cristianos. estaban presionando los crucifijos en sus frentes y pasaron mucho tiempo adorando. No se les permitió ver tales cosas debido a la prohibición del cristianismo.
El cristianismo fue prohibido en Japón durante muchos años debido al malentendido que los gobernantes estaban teniendo contra el cristianismo. Pensaban que el cristianismo no es bueno para Japón. En esta historia, vemos a un gobernador llamado Inoue quienes perseguían a los cristianos por su fe. Anteriormente tengo un extraño presentimiento sobre el martirio, los mártires que conocí de mis estudios eran héroes, pero al ver otro tipo de martirio que es tan cruel, se me llenaron los ojos de lágrimas. Como el p. Rodrigues Yo también lo pensé como miserables, miserables como chozas en las que vivían, como los trapos en los que estaban vestidos. Pero la forma en que reciben el martirio es realmente muda cuando uno recibe la muerte, otros fieles juntos cantan una canción. Estamos en camino.
Estamos en camino.
Estamos en camino al templo del Paraíso. Esto es para alentar al otro a recibir su premio con valor.
Muchas cosas que aprendemos de nuestro seminario sobre la vida del misionero, pero la vida real es completamente diferente, a veces el mundo es tan poderoso para alejarnos del amor que tenemos hacia Jesús y su reino.
Otra cosa maravillosa que hizo Endo fue cómo estaba narrando esta historia paralela a la narrativa de la pasión de Jesús. El sufrimiento que sufría el sacerdote lo comparó con el de Jesús. Él dice como Jesús le dijo al sacerdote: Cuando sufres, yo sufro contigo. Hasta el final, estoy cerca de ti.
Nunca espero del p. Rodrigues responde así, pero no puedo juzgarlo.
Animo a todos a leer esta historia, realmente fortalecerá su fe.
05/11/2020
Macur Noreiga

Introducción, por Martin Scorsese
Nota histórica


--Silencio

Apéndice: Diario de un oficial en la residencia cristiana.
05/11/2020
Truitt Dungan

Excelente, posiblemente la mejor novela católica que he leído. Sin embargo, todos deberían leer esto. No es solo una novela católica.

Pasando por una relectura.
05/11/2020
Chapa Nghe

Endo responde a la pregunta que tantos hacen: ¿por qué Dios permanece en silencio ante el sufrimiento humano? Fui criado en la iglesia (de Escocia) y tenía una fe profunda cuando era niño, pero comencé a cuestionar mi fe en mi adolescencia tardía, por ejemplo, la irracionalidad de creer en un ser sobrenatural que nos observa y juzga a lo largo de nuestras vidas; la irracionalidad de rezar o creer en un concepto; que otras religiones del mundo tienen dioses, por lo que no puede haber un solo Dios, y creer que existe y que es el Dios de los cristianos es descartar las creencias de millones en todo el mundo. A pesar de perder mi fe, he mantenido un interés en las ideas religiosas y he conservado un sentido de espiritualidad, no una creencia en nada más que una respuesta emocional tal vez. O simplemente una curiosidad.

Esta es una historia profundamente profunda en la que caminamos de la mano con Rodrigues, un sacerdote portugués que ha pedido ir a Japón a trabajar, su agenda oculta es buscar a su antiguo mentor, Ferreira, quien, según se rumorea, ha renegado. Rara vez un libro me ha dado tanta reflexión. ¿Por qué se vio el cristianismo como una amenaza para los japoneses (y para otros en el curso de la historia)? Mataron y torturaron a miles desconocidos durante este período. ¿Por qué los cristianos occidentales, particularmente los católicos romanos, se veían a sí mismos tan superiores a los convertidos? ¿Por qué fueron tan condescendientes cuando Jesús enseñó que todos los hombres son iguales a los ojos de Dios?

Una vez encarcelado por los japoneses que quieren que apostate, Rodrigues comienza a identificar su viaje con el de los últimos días de Cristo. Él ve que el martirio puede ser percibido como pura vanidad, que es un acto realizado para sí mismo y no para otros, en la creencia de que la iglesia los recompensará con la santidad a su debido tiempo. Rodrigues se embarca en un viaje espiritual desde la ceguera de la fe sobre la razón hasta la terquedad de la fe frente a la realidad cegadora. Cuando llega al punto en que debe apostatar o morir, estaba con él en cada paso del camino torturado hacia su decisión final.

Este es un libro agotador pero que no olvidaré fácilmente. La inventiva de los métodos japoneses de tortura es un revoltijo estomacal pero tiene paralelos con la Inquisición, lo que plantea más preguntas. ¿Por qué los hombres de Dios eran culpables de una crueldad tan despreciable hacia sus semejantes? ¿Cómo reconciliaron esto con su fe y las enseñanzas de la Biblia? ¿Por qué Dios también permaneció en silencio entonces?

Esta es probablemente la crítica más larga que he escrito hasta la fecha. Quizás este libro sea mejor leído por un grupo de libros para que todas estas preguntas puedan discutirse adecuadamente. Mientras tanto, pensaré en este libro y lo discutiré con cualquiera que lo escuche durante mucho tiempo.
05/11/2020
Celin Portier

[Lo que sigue es una escritura vacilante en el libro, intercalada con algunos spoilers importantes]

El silencio de Shusaku Endo es una de las novelas más extrañas pero más fascinantes que he leído, junto con otras novelas religiosas como Crime and Punishment, The Brothers Karamazov y Wise Blood. Es un libro corto, de unas doscientas páginas, pero hay algunas de las historias religiosas más intensas y sostenidas que he leído en ninguna novela.

Los ecos resonantes y repetidos de la cruz, del silencio y del rostro de Cristo son convincentes en un libro cuyo título es Silencio y una historia cuyo punto de inflexión se centra en el rostro de Cristo. Los ecos verbales del pantano / raíz / planta son importantes, considerando cómo la historia tiene el subtexto Este-Oeste informando su tratamiento de la empresa misionera católica.

La novela ciertamente merece el elogio de escritores como Garry Wills, John Updike, David Mitchell e Irving Howell. Es uno de los relatos más convincentes de la narrativa / mitos de la Pasión transmitidos en un contexto cultural japonés centrado en un esfuerzo misionero portugués en una historia escrita por un autor católico japonés del siglo XX, que luego se convirtió en una película en el siglo XXI por italiano. El director estadounidense Martin Scorsese. No hace falta decir que, Silencio es en sí una historia de fuerte intertextualidad, cultural y de otro tipo.

Estoy interesado en cómo el silencio interfiere entre la perspectiva en primera persona de Rodrigues, que dura hasta aproximadamente el capítulo 5, donde la voz narrativa cambia a una tercera persona. El estilo de la prosa es muy lúcido, fácil de leer, pero lo suficientemente profundo como para sostener los ecos verbales del silencio ("silencio" "silencioso" y otros juegos similares sobre esta idea) y el rostro de Cristo, así como los ecos narrativos del Historia de la pasión. Está claro que Endo quiere que pensemos en la historia de la Pasión, y en la historia de Cristo, para responder mejor a la historia individual de Rodrigues.

Lo interesante de la historia es que, por controvertido que sea su clímax, cuando Rodrigues pisotea la fumie, incorpora y agradece diversas respuestas a la persecución y el sufrimiento. Mokichi e Ichizo, así como Garrpe, sufren las persecuciones de frente; mueren los gloriosos martirios. Kichijiro sigue siendo una figura de Judas, y Endo sostiene los ecos de Judas-Kichijiro (y los ecos de Rodrigues-Cristo también), pero el hecho de que quiera seguir siendo cristiano y recibir perdón lo eleva, aunque sea un poco, por encima del traidor de nuestro Señor.

Además, no puedo evitar preguntarme si el pisoteo de Rodrigues intenta parecerse no tanto a la traición de Judas como a la triple negación de Cristo por parte de Peter:

The priest placed his foot on the fumie. Dawn broke. And in the distance the cock crew.

Si entendemos la Biblia, está claro que Pedro fue restaurado y se convirtió en el gran líder de los cristianos en el Libro de los Hechos y más tarde, y, según el catolicismo, se convirtió en el primer Santo Padre. Por supuesto, Endo no hace las comparaciones directas entre Rodrigues y Peter tanto como lo hace entre Rodrigues y Cristo, pero para aquellos que son bien leídos en la Biblia, los detalles del amanecer y el gallo están claramente hechos eco. La negación de Peter. Sin embargo, la negación pública de Rodrigues no es una apostasía general, y tampoco lo fue la negación de Peter. Creo que eso es lo que estamos destinados a leer en la novela, y así es como lo leo.

El estilo de prosa se compone de oraciones y vocabulario simples, con fragmentos de prosa descriptiva que capturan la belleza natural del entorno japonés en oraciones simples y en impresiones simples. El estilo está equipado para continuar con los ecos verbales del Nuevo Testamento, de los textos católicos, sin dejar de ser despojado y desnudo (aunque no deshonesto). Los resonantes ecos del silencio y el rostro de Cristo funcionan y hacen que el drama del libro sea mucho más poderoso.

Altamente recomendado.
05/11/2020
Lorsung Pinn

4.5 estrellas

Esta es una exploración extremadamente poderosa y profunda de la fe. Tiene lugar en el Japón del siglo XVII, donde los sacerdotes portugueses (misioneros) viajan para ministrar a los campesinos cristianos. Este fue un momento en que los cristianos fueron perseguidos y torturados y obligados a renunciar a sus creencias. Cuando uno de los sacerdotes tiene la opción de renunciar para salvar a los cristianos de ser torturados, tiene que enfrentar sus propias creencias y temores. Este no fue un libro divertido de leer, pero estoy muy contento de haberlo leído. Aprendí algunas cosas sobre un período de tiempo del que prácticamente no sabía nada.
05/11/2020
Grevera Liverman

"¿Por qué estás en silencio? ¿Por qué continúa esta quietud? El sonido de las moscas: esta locura, este asunto cruel. Y sin embargo, evitas tus ojos ... Esto ... esto no lo puedo soportar".

Desde SILENCIO por Shūsaku Endō, traducido del japonés por William Johnston / 1966 japonés, 1969 inglés.

Japón del siglo XVI: los misioneros cristianos llegaron a Japón y comenzaron a establecer misiones e iglesias en varias ciudades e islas. Sin embargo, en el siglo XVII, los vientos cambiaron y el cristianismo fue definitivamente prohibido. Los cristianos japoneses y los misioneros europeos fueron torturados, perseguidos y asesinados. Es en este tiempo histórico que la novela Silencio se abre

Dos jesuitas portugueses llegan en secreto a Japón para encontrar las comunidades cristianas secretas perdurables, y buscar a su antiguo mentor, se rumorea que ha renunciado a Dios y vive como un apóstata bajo los señores feudales.

La novela de Endō es una meditación sobre la duda, los recovecos más profundos del alma, el sufrimiento, la idealización del martirio y el existencialismo en este contexto. En tiempos de gran sufrimiento, muchas preguntas 'POR QUÉ', y una pregunta duradera aquí, el título del libro y la cita anterior, son los gritos de por qué Dios guarda silencio cuando abunda el sufrimiento.

Hay mucho que desempaquetar aquí, y es un viaje personal para cada lector. El libro toca el evangelismo como el colonialismo, las divisiones filosóficas este / oeste y muchos otros temas de consideración.

Obviamente es un tema pesado, pero bellamente interpretado por Endō y en la traducción de Johnston. Mi edición es de 1980, y el libro fue reeditado en 2016 como un vínculo para la película de Martin Scorsese. Agradezco a mi amiga Vishy por enviarme una copia de la introducción de Scorsese para la nueva edición. Estaré viendo la película esta semana (¡quería leer la novela primero!) Y estoy muy interesado en ver cómo se representa este período de la historia japonesa.
05/11/2020
Sholeen Harlin

Sebastian Rodruiges, un sacerdote portugués, entra a Japón en secreto para administrar a cristianos perseguidos. Su misión es un fracaso absoluto y es capturado. ¿Puede conservar su fe en las circunstancias más difíciles, enfrentando la tortura de sí mismo y de otros inocentes?

También está la figura sombría del padre Ferreira, un antiguo mentor que ha estado en Japón durante veinte años y que ha renunciado al cristianismo. Los dos hombres se reúnen y Ferreira explica cómo y por qué ha perdido su fe en Dios.

Una exploración poderosa de la tensión entre la fe y los principios y el impulso práctico para aliviar el sufrimiento de los demás cuando se encuentra en una situación desesperada. Es fácil ver por qué se ha convertido en una película: grandes lienzos para pintar y todo eso.

05/11/2020
Encratia Sardeep

No disfruté leyendo esto. Desde la primera página reconocí (bastante incómodo) al padre Rodriques, el sacerdote apasionado e ingenuo. Sabía a dónde se dirigía esto. Pero no puedo negar que Endo dibujó la imagen tan astutamente y sutilmente como cualquier retrato que haya leído. Al final, vemos a un Dios mucho más grande de lo que Rodriques, o yo, imaginé.

En cuanto a la tortura y el sufrimiento, es insoportable leer y me hizo sentir vergüenza a cada paso.

Estaba bastante sorprendido y complacido por el final apropiado y repentino. Le daría a Silence 5 estrellas por el arte. Resto una estrella por el dolor, el sufrimiento y la vergüenza que este libro causa al lector.

¿Puedo soportar la película? Probablemente por principio.

Deje una calificación para Silencio