Página de inicio > Clásicos > No ficción > España > Muerte por la tarde Evaluación

Muerte por la tarde

Death in the Afternoon
Por Ernest Hemingway
Reseñas: 28 | Evaluación general: Promedio
Premiado
5
Bueno
9
Promedio
10
Malo
2
Terrible
2
Todavía considerado uno de los mejores libros sobre la tauromaquia, "Death in the Afternoon" es una mirada apasionada al deporte por uno de sus verdaderos aficionados. Refleja la convicción de Hemingway de que las corridas de toros eran más que un mero deporte y revela una rica fuente de inspiración para su arte. El drama inigualable de las corridas de toros, con su combinación rigurosa de

Reseñas

05/11/2020
Lovell Saballos

La muerte en la tarde puede verse como el intento de Ernest Hemingway de equiparar la danza ritualizada del matador con la del escritor. Quizás no todos los escritores, sino un escritor muy específico. Es significativo, creo, que a diferencia de su historia en The Sun Also Rises, Hemingway presenta el ritual de las corridas de toros estrictamente como no ficción. En el trabajo, el torero, el toro y los espectadores juegan un papel en lo que es esencialmente una tragedia en desarrollo. Cada uno contribuye al significado producido por el espectáculo. Hemingway presta mucha atención al estilo de los matadores, si son valientes y corren riesgos y qué precio están dispuestos a pagar por su arte. En Death in the Afternoon, los lectores pueden aprender mucho sobre las corridas de toros (las fases de la corrida de toros, así como la historia y el boato de este deporte violento) pero, para mí, lo más interesante es lo que hay que aprender sobre Hemingway. 4.25 estrellas.
05/11/2020
Reste Escalona

Estaba pensando en las corridas de toros y en los cultos de toros que han existido desde la antigüedad. Comenzó con el culto egipcio de Apis, del cual el Becerro de Oro en la entrega de los Diez Mandamientos fue parte. Luego estaba el Minotauro, Nandi el monte de Shiva, los diversos cultos de toros celtas y otros difundidos por todo el mundo hasta la época medieval. En la actualidad, la fuente bautismal de los mormones se alza sobre 12 toros (sin duda derivado de la cuenca de bronce de Salomón). Quizás las corridas de toros, hombre contra lo que podría decirse que es la figura animal masculina primitiva, Teseo contra el Minotauro, es una supervivencia de esos cultos, una ceremonia de adoración o sacrificio donde el toro debe morir para que el hombre reine supremo. Pero esto no se menciona en este ni en ningún otro libro que haya leído sobre las corridas de toros.

Lo mejor de este libro es el título maravillosamente evocador. El contenido no está a la altura. Obviamente, a Hemingway le encantaban las corridas de toros y si no hubiera estado tan viejo y fuera de forma cuando lo descubriera, ciertamente habría tratado de ser un matador. Como era, no podía, así que se sumergió en la cultura y escribió sobre esto en este libro.

El libro tiene tres secciones distintas, que, aunque distintas, salta de un lado a otro a la información ya impartida. La primera sección trata sobre los caballos y las corridas de toros. Repite muchas tonterías que ha escuchado. Cosas como todos los caballos son asesinados. Que los caballos heridos tienen sus vientres rellenos de paja y aserrín y luego cosidos para que puedan seguir luchando. Por lo tanto, no están cegados, sino con los ojos vendados, sordos, tienen las cuerdas vocales cortadas y las fosas nasales pegadas, ¡pero todavía están en condiciones de pelea! Investigué un poco sobre esto y parece que una gran cantidad de caballos murieron en la corrida en ese entonces, aún ahora, pero no tanto. Sin embargo, existe el comercio de comprar caballos picadores ex toreros y volver a entrenarlos para la doma en la que aparentemente se destacan.

Dado que el matador es responsable de todos los gastos de su equipo, humano y equino, es poco probable que estén dispuestos a sacrificar animales altamente entrenados y obviamente habrían hecho todo lo posible para preservar la vida y reutilizarlos.

La segunda y más larga sección es el recuento y la explicación de una corrida de toros de una manera extremadamente condescendiente a una anciana que se sienta en un café y desea a los matadores. Este dispositivo es completamente molesto y finalmente irrita a Hemingway lo suficiente como para descartarlo, ni siquiera realmente 'ella'. La parte más interesante de esta sección es sobre los toros, su cría y su selección. Lo que fue particularmente interesante es cómo los toros son criados para ser pequeños y débiles, aunque valientes, para que los toreros puedan manejarlos. O al menos manipúlelos después de que los picadores hayan empujado sus lanzas en los músculos del cuello para debilitar al animal, evitar que pueda levantar completamente la cabeza y enfurecerlo con dolor. ¿No parece una pelea justa?

La última sección que se puede omitir fácilmente y desearía tener, fue una larga lista de los matadores existentes en los días de Heminway junto con una descripción de sus virtudes o no.

Aunque este es, en muchos sentidos, el mejor escrito de los libros sobre las corridas de toros que he leído, La muerte y el sol: una temporada de matadores en el corazón de España Es muy informativo y bastante hermoso.

No soy más pro o antitaurino de lo que era antes de leer el libro. El debilitamiento del toro siempre me ha molestado, mucho más que la idea de un ballet dibujado alrededor de la muerte. No sé si iría a ver una pelea si tuviera la oportunidad, pero podría hacerlo. Aunque solo sea por los maravillosos trajes de luz, Ora Plata: trajes bordados de la corrida de toros.

(ver spoiler)[Este spoiler y el siguiente fueron escritos cuando estaba leyendo el libro.

Un cliente entró en la librería que en realidad fue a una corrida de toros en Aranjuez Corrida, en las afueras de Madrid (en 1947. Tiene 86 años, es muy viejo y todavía viaja). Me lo estaba describiendo y suena mucho menos sangriento y mucho más emocionante que los artículos que he leído. Cuando digo "menos sangriento" no me refiero a que no fue cruel, sino que los caballos no fueron corneados, no había entrañas como cintas, y el toro podía levantar la cabeza y cargar. También había visto vacas, que se usan para entrenar y considerablemente más peligrosas que los toros debido a sus diferentes cuernos y diferentes formas de carga, pero aparentemente no se puede 'jugar' realmente con las vacas. Solo quieren golpear a la persona, no necesariamente desgarrarla para que estén cabeza arriba, en lugar de que los toros vayan por la sangre cabeza abajo. (ocultar spoiler)]

(ver spoiler)[Otros libros sobre las corridas de toros que he leído son
Ora Plata: trajes bordados de la corrida de toros
Corriendo con los toros: Fiestas, Corridas, Toreros y An American's Adventure en Pamplona,
y lo fantástico La muerte y el sol: una temporada de matadores en el corazón de España que no revisé (todavía) Un libro de 5 estrellas sobre el negocio de las corridas de toros, desde la cría de toros hasta lo que les sucede a los matadores que viven lo suficiente como para retirarse. Era un libro de profundidad, introspección, que me hizo pensar mucho más allá de lo habitual, "pero es tan cruel". (ocultar spoiler)]
05/11/2020
Jacquelin Mckinzy

Death In The Afternoon, Bigotry At Night
Qué libro tan inusual. Macho, el hombre macho Hemingway te cuenta todo lo que nunca quisiste saber sobre las corridas de toros y que probablemente olvidarás tan pronto como dejes el libro. Pero también hay algunas ideas valiosas sobre la estética.

EL BUENO...
Este volumen trata tanto sobre la escritura como sobre las corridas de toros. Se incluye la famosa teoría del "iceberg" de Hemingway:

If a writer of prose knows enough about what he is writing about, he may omit things that he knows and the reader, if the writer is writing truly enough, will have a feeling of those things as strongly as though the writer had stated them. The dignity of movement of an iceberg is due to only one-eighth of it being above water.
Esa es una filosofía tan buena del enfoque de Hem para escribir como la hay.

Aquí hay otro pasaje interesante:

… there is one thing you can do and that is know what is good and what is bad, to appreciate the new but let nothing confuse your standards. You can continue to attend bullfights even when they are bad; but never applaud what is not good. You should, as a spectator, show your appreciation of the good and valuable work that is essential but not brilliant. You should appreciate the proper working and correct killing of a bull that it is impossible to be brilliant with. A bullfighter will not be better than his audience very long. If they prefer tricks to sincerity they soon get the tricks. If a really good bullfighter is to come and to remain honest, sincere, without tricks and mystifications there must be a nucleus of spectators that he can play for when he comes.
Puedes aplicar esto a cualquier tipo de arte, desde escribir hasta cantar ópera. ¿Cuántos artistas confían en "trucos", cosas que saben que atraen al público para un efecto inmediato y confiable?

Parte de la información sobre la cría es fascinante: cómo los toros de diferentes regiones de España son diferentes debido a lo que se alimentan, cómo los toros mexicanos difieren de los españoles, etc. Aprenderá todo sobre las técnicas taurinas, la técnica del cabo, el juego de pies, cómo para trabajar en el ring, dónde mejor sentarse en el estadio y cuánto cuestan esos asientos, la diferencia entre matadores, toreadors, picadores, banderilleros ... y luego está:


EL MALO...

Sin embargo, no todo es tan soleado en la plaza de toros. Hemingway también aconseja arrojar "cojines, pedazos de pan, naranjas, vegetales, pequeños animales muertos de todo tipo, incluido el pescado y, si es necesario, botellas, siempre que no se arrojen a las cabezas de los toreros".

No estoy seguro si esto es ironía. Y en un momento también habla de querer disparar a dos sirvientes de la plaza de toros:

I have seen several of them, two especially that are father and son, that I would like to shoot. If we ever have a time when for a few days *you may shoot anyone you wish I believe that before starting out to bag various policemen, Italian statesmen, government functionaries, Massachusetts judges, and a couple of companions of my youth I would shove in a clip and make sure of that pair of bullring servants. I do not want to identify them any more closely because if I ever should bag them this would be evidence of premeditation.
* Um, ¿no es esto esencialmente la trama de la película The Purge?

Y hay secciones donde Hemingway simplemente compara a los toreros del pasado. Bien por los informes periodísticos en la década de 1930, tal vez, pero un accidente aburrido casi un siglo después.

... y EL FEO

Hemingway emplea un dispositivo realmente molesto en el que mantiene conversaciones imaginarias con "una anciana". Lo siento, papá, pero estos parecen falsos, especialmente hoy. También son realmente misóginos y ageistas. Hablando de misoginia, hay una excavación innecesaria e inútil en Virginia Woolf cuando habla sobre la inteligencia de las vacas (no cargan las capas de colores como lo hacen los toros).

También es muy homofóbico. Hay un pasaje al final del Capítulo 17 que es un insulto gratuito sobre el pintor El Greco que irrita a un lector moderno:

One time in Paris I was talking to a girl who was writing a fictionalized life of El Greco and I said to her, “Do you make him a maricón?”
“No,” she said. “Why should I?”
“Did you ever look at the pictures?”
“Yes, of course.”
“Did you ever see more classic examples anywhere than he painted? Do you think that was all accident or do you think all those citizens were queer? The only saint I know who is universally represented as built that way is San Sebastian. Greco made them all that way. Look at the pictures. Don’t take my word for it.”
y

“If [El Greco] was [a maricón] he should redeem, for the tribe, the prissy exhibitionistic, aunt-like, withered old maid moral arrogance of a Gide; the lazy, conceited debauchery of a Wilde who betrayed a generation; the nasty, sentimental pawing of humanity of a Whitman and all the mincing gentry. Viva El Greco El Rey de los Maricónes.”
En el glosario de longitud de tesis del libro, Hemingway define "maricón" como:

Maricón: a sodomite, nance, queen, fairy, fag, etc. They have these in Spain too, but I only know of two of them among the forty-some matadors de toros. This is no guaranty that those interested parties who are continually proving that Leonardo da Vinci, Shakespeare, etc., were fags would not be able to find more. Of the two, one is almost pathologically miserly, is lacking in valor but is very skillful and delicate with the cape, a sort of exterior decorator of bullfighting, and the other has a reputation for great valor and awkwardness and has been unable to save a peseta. In bullfighting circles the word is used as a term of opprobrium or ridicule or as an insult. There are many very, very funny Spanish fairy stories.
Por desgracia, querido lector, este no es uno de ellos.
05/11/2020
Riorsson Frizzle

Muerte en la tarde, Ernest Hemingway
Death in the Afternoon es un libro de no ficción escrito por Ernest Hemingway sobre la ceremonia y las tradiciones de las corridas de toros españolas, publicado en 1932. El libro ofrece una mirada a la historia y lo que Hemingway considera la magnificencia de las corridas de toros. También contiene una contemplación más profunda sobre la naturaleza del miedo y el coraje. Si bien es esencialmente una guía, hay tres secciones principales: el trabajo de Hemingway, imágenes y un glosario de términos. En Death in the Afternoon, Hemingway explora la metafísica de las corridas de toros, la práctica ritualizada, casi religiosa, que consideraba análoga a la búsqueda del significado del escritor y la esencia de la vida. En las corridas de toros, encontró la naturaleza elemental de la vida y la muerte.
Notas: Hemingway 2003: p. 12, "Sería agradable, por supuesto, para los que les gusta si los que no lo hacen no sentirían que tienen que ir a la guerra o dar dinero para tratar de reprimirlo, ya que les ofende o no les agrada. , pero eso es demasiado esperar y cualquier cosa capaz de despertar pasión a su favor seguramente generará tanta pasión en su contra ".
عنوانها: مرگ در بعد از ظهر; من فقط از این خانه نگهداری میکنم; نویسنده: ارنست همینگوی; تاریخ نخستین خوانش: روز سی و یکم ماه می سال 2016 میلادی
عنوان: مرگ در بعد از ظهر; نویسنده: ارنست همینگوی; مترجم: سحر محمدبیگی; تهران, آرادمان; 1394; در 287 ص; شابک: 9786008099086; موضوع: داستانهای نویسندگان امریکایی - سده 20 م
عننن ا ا ا ا ا ا اف افففففففففففففففففففففففتففففففتتتففتففففتتتتککفتکتتکفکککفککککککت
کتاب «مرگ در بعد از ظهر» ؛ در سال 1932 میلادی نگاشته شده ، و یک کار «غیرداستانی» درباره ی «گاوبازی اسپنن «همینگوی» در باره ی گاوبازی: «تورئو», در بیان درست یا نادرست بودن آن, چنین نگاشته است: «تنها این را میدانم که کارخوب, کاری است که پس از انجام آن احساس خوبی از خود داشته باشی, و کار بد آن است که پس از انجامش ، احساس بدی به‌ شما دست بدهد ». ا. شربیانی
05/11/2020
Scibert Ellcessor

A live pelican is an interesting, amusing, and sympathetic bird, though if you handle him he will give you lice; but a dead pelican looks very silly.
Lotz: Hola a todos. Bienvenido de nuevo al club de lectura. ¿Todos terminaron nuestro libro?

Todo: Sí Sí.

Lotz: Bueno. ¿A alguien le gustó?

Médico: Pensé que era terrible la forma en que habla de los toros.

Lotz: Ok, puedes irte entonces.

EMPRESARIO: Realmente, todo este negocio suena crudo y derrochador.

Lotz: Usted está despedido.

Tendero: Nunca dejaría que mis hijos lean este tipo de cosas.

Lotz: Ya te vas. ¿Pero a alguien le gustó? Alguien en absoluto?

Señora mayor: Me gustó bastante.

Lotz: Ok, ven conmigo, entonces, y hablaremos de eso.

Señora mayor: Muy bien señor. Pero dime. ¿Por qué escribes tu reseña de libro de esta manera? ¿No hizo esto Hemingway en el libro?

Lotz: Sí, señora, ciertamente lo hizo. Pensé que sería divertido imitarlo.

Señora mayor: Todas las imitaciones solo sirven para mostrar que el imitador es un error. ¿No dijo eso Hemingway?

Lotz: Algo así. Bueno, dime entonces. ¿Qué te gustó del libro?

Señora mayor: Es difícil de decir. Para ser honesto, pensé que lo odiaría. Pero había algo realmente encantador en la forma en que Hemingway habla de las corridas de toros. No puedo exactamente señalarlo.

Lotz: Así es siempre con Hemingway. Crees que será violento, grosero, brutal, vulgar, tal vez incluso vagamente inmoral. Pero para un cierto subconjunto de personas, no hay nada vulgar en él; solo arte y verdad. Y no puedes saber qué tipo de persona eres hasta que lo lees.

Señora mayor: ¿No dijo Hemingway casi exactamente lo mismo sobre las corridas de toros? Lo estás estafando de nuevo.

Lotz: Señora, estafar a los autores es uno de mis pasatiempos. Pero vale la pena señalar que cada vez que Hemingway describe la caza o la tauromaquia o una de sus actividades varoniles, también está dando una descripción metafórica de su propia escritura.

Anciana: Mucha gente ha dicho esto antes. Eres un pobre crítico.

Lotz: Es cierto, madame. ¿Pero te diste cuenta de esto mientras leías?

Anciana: Admito que no, pero ahora que lo señala, todo es muy obvio. Lo escuché antes, hace años.

Lotz: Sí, la forma en que sigue y sigue sobre cómo el torero debe ser valiente y honesto, debe ser simple y directo, no debe engañar a su multitud, no debe usar ningún truco, debe ponerse en peligro real.

Anciana: Ahórrame este análisis.

Lotz: Pido disculpas, señora. Pero dime, ¿tienes curiosidad por ver una corrida de toros?

Anciana: Supongo que sí, solo para ver si puedo captar cualquiera de las cosas de las que habló Hemingway. Todo el arte y demás.

Lotz: Quizás podamos ir juntos, señora.

Anciana: ¿Contigo? Preferiría no.

Lotz: Entiendo, señora. Tengo curiosidad por saber, ¿hubo algo que no te gustó del libro?

Anciana: Sí, admito que al final me cansé de las descripciones de las técnicas de Hemingway y de las carreras de varios toreros. Continuó durante demasiado tiempo sobre cómo los toros deben ser valientes, cómo los hombres deben ser valientes, cómo todos y todo tienen que ser valientes, y terminó repitiéndose con bastante frecuencia.

Lotz: Tienes razón sobre esto, señora.

Anciana: Y me dan escalofríos cuando habla de cómo matar es un arte.

Lotz: Para Hemingway, el momento de la muerte fue el más simple y verdadero de todos los momentos. Verá, a Hemingway le encantaron las cosas simples y verdaderas, pero pensó que algunas cosas eran tan simples y verdaderas que la mayoría de las personas no pueden enfrentarlas y, por lo tanto, no pueden escribir adecuadamente sobre ellas.

Anciana: Sí, sí, perdóname más de esta dramática crítica. Yo voy. No tengo tiempo para tus críticas de libros pueril. Adiós.

Ella se ha ido. Esta revisión casi ha terminado. Si estuviera a punto de escribir una crítica adecuada, le diría cómo se sintió leer este libro sentado en un café de Madrid, bebiendo un vermut y royendo un bocadillo con chorizo, y le diría sobre el mareo. mientras leía este libro en el viaje en autobús a Manzanares el Real, sobre mirar por la ventana y ver una estatua de un matador parado frente a la plaza de toros de una ciudad, y sobre el paisaje duro y accidentado que pasaba por la ventana, con su colinas rocosas y llanuras vacías, y sobre las conversaciones que he tenido con los españoles aquí sobre si la corrida de toros es ética o no, y les diría que visiten la plaza de toros en Ronda después de ver los acantilados y el campo verde, y comprar el libro en la tienda de regalos del museo. Si esta fuera una revisión adecuada, le diría todas estas cosas.
05/11/2020
Hemphill Belton

Hace mucho tiempo y en la lejanía, me detenía en torno a las ventas de libros de segunda mano que se llevaban a cabo en nuestra Unión de Estudiantes. Los libreros eran una colección distintiva de hombres de mediana edad tardía para quienes los estilos normativos de limpieza e higiene eran ajenos. Podía imaginarlos viajando de una universidad a otra durante toda la semana, estableciendo líneas de libros de bolsillo no siempre mohosos en las mesas de caballete, ganándose la vida vendiendo y revendiendo libros de cursos, así como libros que no se pueden imaginar en ninguna lista de lectura. De vez en cuando recojo algo por una libra o dos y uno de esos libros era este.

Es hasta la fecha el único Hemingway que he leído. Es un libro sobre las corridas de toros, un poco un nombre inapropiado, ya que el propósito del ejercicio es matar al toro de manera ritual, pero supongo que el sacrificio de toros no tiene el mismo tono, pero algunos recuerdos personales se mezclaron en historias sobre toreros, peleas y entrenamientos. Esto es principalmente con referencia a España en los años 1920 y 30 con algunas menciones de la escena taurina en México.

Ferdinand Era uno de mis libros favoritos cuando era niño, así que no puedo imaginar ver una corrida de toros, pero me sorprendió gratamente lo interesante que era leer los detalles de cómo entrenan los matadores y aprender su técnica de las peleas simuladas con vacas (entrenamiento con los toros no sería el pasatiempo más sabio, el ganado es lo suficientemente peligroso en los campos como es), para la configuración del anillo y cómo se estructura el evento para garantizar la muerte del toro.

Sin embargo, no hay interés en los porqués de las corridas de toros, por qué este evento de sacrificio se desarrolló en Iberia y por qué no en otros lugares, particularmente teniendo en cuenta que en la frontera en el sur de Francia tienen su propia tradición diferente del deporte del toro que no implica la muerte del bestia como algo natural. Lo que fue realmente extraño fueron las dos anécdotas completamente irreverentes sobre los homosexuales, una de Hemingway describió haber escuchado a dos estadounidenses en la habitación vecina del hotel en París, uno se dio cuenta de que las intenciones del otro no eran platónicas y con la connivencia de la administración del hotel ineludible, otro en el que Hemingway mientras Art Critic le dice a una mujer supuestamente impresionada que todas las figuras masculinas en las pinturas de El Greco eran claramente homosexuales. Cuando alguien parece estar viendo gays debajo de cada cama, no puedes evitar recordar la Dama protesta demasiado, creo y sospecha que hay algo más que un poco de proyección.

Probablemente solo de interés histórico, a menos que sea un finalista, pero se ocupa de un tema extrañamente interesante.
05/11/2020
Godart Marchal

Revisaré esto más una vez que recupere mi computadora. Partes del libro me molestaron (el diálogo estilizado con la anciana al final de los capítulos parecía forzado y extraño, pero produjo algunas de las mejores líneas y observaciones del libro) y algunas partes me dejaron sin aliento. No me avergüenzo ni me avergüenzo de mi amor por Hemingway. Amo su curiosidad, su pasión, su estilo. No siempre mata limpio, pero no hace trampa y siempre le da al lector un buen espectáculo dramático.
05/11/2020
Haugen Barff

La corrida fue una institución tan controvertida cuando Ernest Hemingway ahora está muy descuidado Muerte por la tarde se publicó por primera vez en 1932 como lo es hoy. La diferencia es que hoy puede estar más cerca de la extinción de lo que estaba entonces. Al comienzo del libro, Hemingway escribe:

I suppose, from a modern moral point of view, that is, a Christian point of view, the whole bullfight is indefensible; there is much cruelty, there is always danger, either sought or unlooked for, and there is always death, and I should not try to defend it now, only to tell honestly the things I have found true about it. To do this I must be altogether frank, or try to be, and if those who read this decide with disgust that it is written by some one who lacks their, the readers', fineness of felling I can only plead that this may be true. But whoever reads this can only truly make such a judgment when he, or she, has seen the things that are spoken of and knows truly what their reactions to them would be.

Fiel a su palabra, Hemingway no emprende explícitamente una defensa de las corridas de toros en lo que sigue. Por el contrario, informa honestamente lo que encontró cierto al respecto, incluida la crueldad. Este informe proporciona al lector la mejor comprensión de raza aún no se encuentra en ningún lugar del idioma inglés que yo conozca. Si es cierto que comprender todo es perdonar a todos, entonces esta seguramente es una defensa elocuente, aunque implícita, de las corridas de toros.

El libro me inspiró a ver por mí mismo "las cosas de las que se habla" y retener el juicio hasta que lo hice. Ahora he visto corridas de toros en España y México, y estoy enganchado. He respondido en mi propia mente las preguntas morales planteadas por el espectáculo en la medida en que la moralidad es relevante. Continuaré asistiendo en cada ocasión que prácticamente se presente.

Vale la pena leer el libro porque el tema de las corridas de toros es solo un pretexto para muchas observaciones fascinantes y estimulantes sobre el dilema humano. Hemingway explora en las proposiciones abstractas concretas como valentía, coraje, honor, cobardía, arte y, créalo o no, amor.

En cuanto al amor:

All people talk of it, but those who have had it are all marked by it and I would not wish to speak of it further since of all things it is the most ridiculous to talk of and only fools go through it many times. I would sooner have the pox than to fall in love with another woman loving the one I have. . . .

All those who have really experienced it are marked, after it is gone, by a quality of deadness. I say this as a naturalist, not to be romantic.

Esto es verdad, ¿no es así? La explicación de Hemigway del arte y su evaluación de los grandes matadores de su época proporcionan un telón de fondo para sus observaciones sobre la vida como esta. Ya sea cierto o no, invariablemente hacen que uno deje de lado el libro por un momento y piense.

Sin embargo, la abstracción primaria que Hemingway explora en concreto es la muerte. Poco antes de la mitad del libro, Hemingway coloca un pequeño ensayo titulado "Una historia natural de los muertos" que consiste en una descripción gráfica de los cadáveres que había encontrado durante la Primera Guerra Mundial en Europa. El mensaje parece ser que no hay nada romántico en la muerte misma. La muerte es la máxima degradación. Para Hemingway, la cuestión importante es cómo los individuos enfrentan esta degradación final. El matador es la figura a través de la cual Hemingway explora este tema.

Bullfighting is the only art I which the artist is in danger of death and in which the degree of brilliance in the performance is left to the fighter's honor.

Después de preparar la escena con una descripción del estilo de los dos maestros del arte, Joselito y Belmonte, Hemingway discutió la "decadencia" de la corrida como se practicaba en su propio tiempo. Describe el coraje y la cobardía de varios matadores contemporáneos, maravillosos bocetos de personajes.

Se incluye una gran colección de fotografías antiguas, así como un glosario que en sí mismo es una lectura interesante, particularmente para alguien que está aprendiendo español como yo. El libro está estropeado por una sola cosa. Hemingway lo escribe como si estuviera explicando el raza a una hipotética anciana. La mayoría de los capítulos cierran con un diálogo entre la anciana y él. Creo que este dispositivo es un poco artificial a pesar de que algunas de las mejores gemas filosóficas se encuentran en estos diálogos.

Si has leído y disfrutado la ficción de Hemingway, y solo quedan unos pocos de nosotros que lo han hecho, realmente deberías probar este trabajo de no ficción. Creo que leer Muerte por la tarde le da a uno una mejor comprensión y apreciación de los gustos de Por quién doblan las campanas, Un farwell a las armas, y ciertamente The Sun Also Rises. Pero, de nuevo, estoy un poco viejo y pasado de moda.


05/11/2020
Georgeta Salizzoni

Todo lo que siempre quisiste saber (y no saber) sobre las corridas de toros. Si ha leído Moby Dick, tendrá una idea de cómo un autor puede obsesionarse con una actividad humana en particular, en detalle, y uno lo acompaña porque el examen obsesivo es una pista de lo que el autor siente es importante en algún aspecto de la humanidad. De nuevo, Hemingway es un fanático de la forma española de ver la vida, la muerte y el coraje. Hemingway, a través de las corridas de toros, de alguna manera encuentra una exhibición florida de personas que enfrentan el miedo a la muerte y la conquistan. NO recomiendo este libro para los veganos aprensivos o políticamente correctos o comprometidos con deficiencias de vitamina B. Estamos hablando de carne y cuernos y tripas y muerte y tirones fingiendo que son valientes y así sucesivamente. Pero, al igual que Moby Dick, es una forma de descubrir mucho sobre un tema y cómo esa actividad se relaciona con la condición humana.
05/11/2020
Yolanthe Spruell

¡Lectores gentiles, esta revisión está clasificada como R por temas de discusión violentos e inductores!

'Death in the Afternoon' de Ernest Hemingway es una disertación completa sobre las corridas de toros. Cubre todos los aspectos: los toreros, los asesinatos, la ropa, los instrumentos, el significado de los rituales y las palabras taurinas, y por supuesto, los toros y su educación. La edición que leí tenía cientos de fotos borrosas (no pude encontrar la edición que revisé de la biblioteca en GR, así que seleccioné la edición más cercana). El libro también tiene un gran glosario, que me pareció extremadamente útil.

Hay una sección donde EH incluyó las reacciones de varias personas a las que había invitado a ir a una corrida de toros. No era ajeno a cómo la gente lo rechazaba o lo odiaba. Francamente, entré en este libro esperando ser rechazado y disgustado. Me encantan los gatitos y los cachorros, y odio los métodos del mercado chino de carne, así como los estadounidenses, y quiero que las ballenas y las focas se queden solas. Soy un chico de ciudad. Uno de mis padres creció en una granja y el otro en una isla primitiva, así que también escuché historias de caza y carnicería.

Ernest Hemingway se sintió atraído por el deporte de las corridas de toros por el ritual de matar toros, creo, enfatizando el "ritual". El RITUAL presta cierta dignidad y definitivamente mucho control y ceremonia. La última mitad del Capítulo doce en el libro es una discusión con una anciana sobre el conocimiento de EH de muertos y putrefactos, soldados asesinados, sin rituales involucrados, en el campo de batalla: "Una historia natural de los muertos". Después de una interpretación vívida, precisa y satírica de mulas de guerra, heridas, soldados mutilados y médicos cansados, EH termina el capítulo con estas palabras: "Señora, siempre es un error conocer a un autor".

Perturbador como la muerte es contemplar, peor aún es cómo la humanidad reacciona ante la muerte. Creo que la muerte ritualizada puede ser una forma de hacer que la muerte sea menos horrible y hacernos sentir más seguros a los humanos vulnerables. La muerte es definitivamente el destino de cada hombre, mujer y niño. ¿Alguna vez has visto un cadáver? Yo tengo. ¿Alguna vez vio un accidente automovilístico, un accidente de avión o tren, un ataque con bomba o una batalla de guerra? Si te atreves, la mayoría de los eventos están en video en algún lugar de Internet, si nunca has estado involucrado personalmente. Las ejecuciones aleatorias de personas inocentes hacen que la ritualización sea atractiva (la religión y los videojuegos son ramificaciones obvias). Parece que la Muerte puede controlarse, embellecerse, hacerse emocionalmente aceptable a través del intercambio cultural y el distanciamiento. Los hombres pueden mostrarse como heroicos, valientes, talentosos y expertos en lugar de como brutales carniceros descontrolados y víctimas de la casualidad y el azar.

Los animales desconocen la posibilidad de su muerte; pero los humanos lo saben, y supuestamente, los humanos deberían saberlo mejor porque lo sabemos ... en cambio, si no lo estamos metiendo debajo de la alfombra, estamos moralizando y haciendo filosofía sobre imágenes embellecidas en conversaciones ofuscadas. Lo inadecuado que esto realmente satisface a muchas personas puede medirse por la cantidad de jóvenes voluntarios para el servicio militar para descubrir: 1. Qué es la muerte, y; 2. Cómo reaccionarán ante ello.

En mi opinión, la mayoría de las mujeres son tontas al hablar de la muerte real. Muchas mujeres pueden proporcionar un seno reconfortante para llorar, pero nada sustancial en cuanto a "conseguirlo". He sido parte de klatches femeninos de café donde escuché la papilla más tonta, con muerte cerebral y sin idea sobre la muerte.

La gente está en todo el mapa contemplando la muerte, pero a pesar de la variedad de reacciones y pensamientos, es muy predecible en la superficie. Hay quienes han "estado allí, hecho eso" y, aunque no piensan igual en cómo responden a su experiencia, debemos darles el respeto del conocimiento que la mayoría de nosotros no tenemos.

La muerte a menudo es discutida por inocentes que nunca la han visto, pero que piensan que saben lo suficiente para saberlo, están equivocados. Existe una experiencia definitiva de muerte antes y después. Antes de ver la muerte, todo es imaginación y conjeturas solamente; palabras posteriores, emociones extrañas y sorprendentes se elevan a la superficie de la conciencia que muchos dudan en revelar.

Real Death tiene una manera de destruir cada forma cultural de la misma. Desde mi propia experiencia personal, la muerte es un evento individual y cultural, y te cambia. Uno puede compartir el reconocimiento cultural de cómo se cambia; pero solo los autores parecen tener el coraje de revelar los traumas intelectuales personales. EH vio cientos de cuerpos hinchados en diferentes etapas de descomposición. Condujo soldados destrozados pero aún vivos al Hospital, y vio mulas y animales, inocentes por supuesto por naturaleza, asesinados y mutilados. Las corridas de toros deben haber sido un alivio y una forma segura de experimentar el 'apuro' de la muerte.

Puedo revelar que uno de los efectos cercanos a la Muerte es el de una enorme y abrumadora 'fiebre'. En una de mis experiencias, estaba caminando durante la noche donde no había luces. De repente, fuera de la oscuridad, un gran tren pesado avanzaba a 6 pulgadas de mi nariz. No lo había escuchado ni sabía que vendría. No sabía que estaba cerca de las vías del tren. Debía haber recorrido 60 millas por hora, ya que era una mancha borrosa y un viento que me chupaba la ropa y el cabello. En lugar de miedo, sentí una euforia más allá de toda descripción, una gran emoción por haber sido casi asesinado pero haber tenido la suerte de no haber dado ese paso adicional en las pistas un momento antes. En cambio, me detuve, notando que los grillos se habían quedado en silencio.

https://youtu.be/B17vGoOWI5A

El enlace anterior debería llevarlo a un video de YouTube que muestra una corrida de toros. Vi esto con renovado interés, provocado por el libro de Ernest Hemingway "Muerte en la tarde". Si bien sigo pensando que es bárbaro, ya no creo que sea obsceno.


Ok, ADVERTENCIA ADVERTENCIA ADVERTENCIA! El siguiente enlace es a un video verdaderamente obsceno, lleno de crueldad animal. ¡Advertencia! Este video es realmente horrible, pero no es lo peor que he visto. Seriamente. Este video de YouTube es un vistazo a los primeros pasos para hacer hamburguesas: convertir vacas viejas y enfermas en plantas de producción. Hay otros videos que no pude ver más allá de unos segundos. Existen montones y montones de videos de vacas vivas que son torturadas para representar plantas en todo el mundo en Internet. También hay videos de vacas en Europa que sufren abusos horribles en el transporte (barco, camión, etc.) al ser expulsadas o en barcos, camiones.

http://youtu.be/CrxvxewC-gA


La corrida mata a la especie Bos primigenius con cierta dignidad. Parece que matamos nuestra carne con cruel depravación y risas burlonas. Ahora encuentro que la moralización sobre las corridas de toros es falsa.


El siguiente enlace es todo sobre el ganado que siempre quiso saber.

https://en.wikipedia.org/wiki/Cattle


Cambié mi opinión sobre las corridas de toros después de pensar un poco e investigar. Sí, es una muestra gratuita e innecesaria de muerte animal, pero es un asesinato sorprendentemente respetuoso. Estoy seguro de que muchos de los espectadores no son completamente conscientes de los significados que significan los rituales (cuántos de nosotros utilizamos Internet o libros de no ficción para investigar temas regularmente: los estadounidenses religiosos, por ejemplo, en pruebas sobre el cristianismo, promedian un puntaje de 30% conocedor de su propia fe). Pero en mi opinión, dado lo brutales que son muchas muertes, cuán santurronas somos con respecto a algunas muertes y, sin embargo, toleramos completamente o miramos hacia otro lado en otras muertes injustas u horribles, y el hecho de que la mayoría del ganado termina muerto antes de comerlos como filetes y hamburguesa, he decidido que estoy de acuerdo con las corridas de toros, si no la obscena avidez de los fanáticos. Vi los videos de YouTube y, en mi humilde opinión, los métodos actuales de carnicería en las fábricas habituales de matanza de ganado (también veo los videos de cómo las naciones desarrolladas matan cerdos, gallinas, conejos, etc., las corridas de toros son bajas en la escala de crueldad hacia los animales.

La mayoría del ganado está destinado a la carnicería. La mayoría del ganado muere en muertes dolorosas indignas y prolongadas, crueles e innecesarias. En comparación, las corridas de toros me parecen permitir a algunos reses más dignos, explotadores o no. No sé si hay clases educativas disponibles para los aficionados a las corridas de toros, por lo que no solo se trata de una satisfacción emocional enferma, sino que los rituales, si se cumplen, garantizan una danza respetuosa de la muerte entre el matador y el toro. EH da una descripción clara y razonada de las razones emocionales de las corridas de toros y también deja en claro los rituales intelectualizados que elevan este deporte sanguíneo en particular más allá de, por ejemplo, la caza de ciervos o los rodeos de caballos salvajes, o la muerte de lobos / animales salvajes en helicóptero o atar un tigre a una estaca para que el cazador "valiente" pueda caminar hacia él y poner una bala en su cuerpo (no la cabeza, eso es necesario para colgarlo en la pared).

Aún así, nunca iré a ver una corrida de toros de verdad. Chico de la ciudad, yo. Puedo atrapar ratas y pisar insectos y enterrar mascotas domésticas, pero no sin aprensión.

Ps Hemingway también muestra su habitual voz interior intolerante, es decir, homofóbico y odio a las mujeres.
05/11/2020
Cooley Sakakeeny

No estaba realmente seguro de qué esperar cuando recogí esto, pero pensé que si tuviera que leer sobre las corridas de toros, Hemingway podría ser una buena opción como guía. No tenía idea de que sería tan detallado.

Siento que salí de allí entendiendo la estructura de una corrida de toros, el entorno, la emoción. Me fascinaron sus descripciones de asesinatos adecuados, el trabajo de los picadores y banderilleros (que ni siquiera sabía que existían antes) y todos los movimientos que un matador puede realizar, de manera adecuada o inadecuada. Quizás la parte más interesante fue el tema recurrente de Hemingway sobre la valentía del toro. Es fácil para un extraño pensar en el matador como valiente (o loco), pero rara vez se considera la idea de un toro valiente y cómo esa valentía puede elevar el nivel de una corrida de toros a un brillo absoluto si el matador lo usa adecuadamente.

Además, puedes vislumbrar España y su gente a través de su escritura, que también disfruté inmensamente. Y finalmente, algo de eso fue bastante divertido, ya que mi novio puede dar fe porque le seguía leyendo pasajes en voz alta.
05/11/2020
Ree Chastin

The great thing is to last and get your work done and see and hear and learn and understand; and write when there is something that you know; and not before; and not too damned much after. Let those who want to save the world if you can get to see it clear and as a whole. Then any part you make will represent the whole if it's made truly. The thing to do is work and learn and make it.

Compré este libro porque no puedo imaginarme a ningún entusiasta de la literatura que se respete a sí mismo y que no sea dueño de las principales obras de Hemingway. Sin embargo, es cierto que no sabía qué esperar del libro. Tuve una vaga noción de que Hemingway discute las corridas de toros, en la página uno.

El título en sí parece absorber todo miedo y sentimiento de la noción de muerte. Implica un cierto enfoque informal del concepto, o su entrada astuta en una escena animada. Sigue leyendo.

Inmediatamente, Hemingway presenta el libro dictando, sin dudarlo, sus intenciones características como escritor: escribir honestamente de lo que existe como verdad, sin piedad; El ethos central de su estilo. Insiste en que el escritor debe servir como un simple conducto entre un evento y aquellos que leen sobre él para que el evento pueda dictar su propia inspiración para la emoción, no el escritor. No necesita agregar ningún adorno emocional para que el lector alterne su enfoque entre sus emociones y las emociones del escritor y se desplace de la agitación en su propia alma, o censure cualquier aspecto de un evento y niegue al lector la experiencia emotiva completa. Obviamente, Hemingway posee una profunda comprensión de la esencia de las corridas de toros y ha combinado esa visión con una sólida filosofía de escritura. Predicar

Aprecié especialmente la distinción de Heminway entre calificar las implicaciones morales de las corridas de toros según el sentimiento y como una unidad de circunstancias en un evento trágico y hermoso. Un espectador puede simpatizar con el caballo, el toro o el matador, lo que generaría sentimientos negativos o positivos sobre la pelea, dependiendo del resultado. Si el matador gana y el espectador desea un ejemplo del Hombre triunfando sobre la naturaleza, podría argumentar a favor de un cierto terreno moral en las corridas de toros. Sin embargo, si un espectador simpatiza con los animales, podría ver solo una escena despreciable de grotesca barbarie. Sin embargo, ambos espectadores extrañarían la terrible trajedia, en toda su belleza y verdad, dentro de todo el evento. La corrida de toros, sin duda, representa un baile, la trampa inevitable de la muerte y el orgulloso desafío de la vida, en toda su terrible belleza o galante victoria.

Al entender la muerte como un destino inminente, uno podría verse viendo la vida a través de una lente nihilista bastante desagradable. Tal respeto pesimista por la muerte podría en última instancia dejar sin sentido toda la felicidad de la vida, lo que explicaría el temor moral que sienten algunos que presencian la corrida de toros. ¿Quién quiere sentirse así? En la corrida de toros, estas bestias majestuosas y terribles existen para morir. Pero, nihilísticamente hablando, ¿no existe el hombre por la misma razón? Quizás la corrida de toros de alguna manera imparta el temor del hombre o, tal vez, su incapacidad para aceptar su propia falta de sentido: nacido para morir, una existencia trágica ahora compartida con las bestias más fuertes que no pueden, como el hombre, evitar el final.

Por otro lado, el hombre siempre se ha imaginado a sí mismo como un ser grandioso capaz de alterar su propio destino. Incluso hoy, las personas esencialmente aplican todos los modales de las ciencias para desarmar y encadenar a la Muerte. Prosperamos con el desafío y adoramos a los que resucitan de la muerte. Los matadores no se enfurecen contra la naturaleza, sino que escupen frente a la muerte. Y, sin embargo, entre toda la pompa de la actuación se encuentra el arte de la danza. La trajedia de la corrida de toros no es que el toro o el matador muera, sino cómo muere. Ninguna criatura puede controlar nada más.

Uno verá el brillo y la majestad de las corridas de toros cuando santifique las ejecuciones de la verdad aparentemente contrarias y combativas en lugar de aborrecer el aparente descuido de la moral acogedora. Restringir las acciones de uno para alinearse con lo que uno puede calificar como lo correcto y verdadero, aunque puede significar el final de algo más en el escenario, es dedicarse menos a los resultados de esos jugadores y completamente a la visión de la esencia real. . La moral no puede existir puramente basada en la sostenibilidad de la vida porque la muerte nunca dejará de existir. Por lo tanto, tenga confianza en hacer lo correcto y respete la presencia de la Muerte.

Whoa, Hemingway ... cuidado ahora.

Hemingway habló extensamente sobre muchos de los matadores notables que practicaron en España a principios del siglo XX. Él habló sobre uno conocido como Maera. Durante esta breve biografía de un luchador de John Wayne criado bajo uno de los maestros inmortales de España, sentí una cierta cualidad emotiva, pero luché por identificar explícitamente las razones detrás de la emoción o para encontrar alguna justificación moral para ello. Al menos Hemingway no ofreció ninguno. Simplemente sentí la felicidad aburrida de la conexión humana entre dos personas no relacionadas separadas por toda la materia del espacio y el tiempo. Cualquier implicación moral o lección de la verdad, el deseo y la búsqueda posterior de ellas dentro de la historia, se desvaneció y me dejó con una satisfacción indefinible al conocer las verdaderas acciones y la esencia de alguien sin distraerme con la esperanza de ser superado por tal conocido. Sentí esta misma emoción impulsándome The Sun Also Rises pero no podía entenderlo. Despues de leer Muerte en la tarde, un libro centrado en un "deporte" que no me importa, de alguna manera siento que me he acercado a apreciar y comprender la esencia del espíritu de Hemingway.

Solo desearía que Hemingway se hubiera desempeñado más loablemente en su oficio. Mira al epígrafe al principio. Dime que no podría haber escrito una idea tan hermosa mejor.
05/11/2020
Jocelyne Grammont

Un libro épico sobre el arte y la grandeza de las corridas de toros españolas de uno de los más grandes aficionados de Estados Unidos, Ernest Hemingway, quien explica la artesanía y la intensidad espiritual de este antiguo ritual europeo a través de estudios breves, periodísticos, en prosa y rigurosos. No es sorprendente que Hemingway no esté terriblemente perturbado por la grotesca barbarie de la violencia de las corridas de toros; Hemingway era un entusiasta de la caza y tenía pocos o ningún reparo moral en matar animales (y a veces personas). Sin embargo, él no es totalmente insensible, advirtiendo al lector que la mayoría de los espectadores de las corridas de toros normalmente están disgustados por la matanza de los caballos más que cualquier otra cosa.

Para Hemingway, la corrida de toros no debe entenderse como una batalla igualitaria entre el hombre y la bestia. Más bien, es una tragedia, y la tragedia es para el toro que debe ser asesinado. Él escribe: "El mejor de todos los toros de lidia tiene una cualidad, llamada nobleza por los españoles, que es la parte más extraordinaria de todo el negocio" (113), sin embargo, Hemingway no ofrece ningún comentario sobre el absurdo total de todo el negocio. . Hemingway era un escritor obsesionado y en busca de un verdadero coraje ante el peligro natural y el destino, y lo encontró más explícitamente en la guerra y en las corridas de toros.

Sin embargo, algunos lectores se sorprenderán al descubrir que "Muerte en la tarde" no se trata simplemente de las corridas de toros. Hemingway también expone bastante sobre sus puntos de vista sobre el arte y el oficio de escribir. Él dice: "Al escribir una novela, un escritor debe crear personas vivas; personas no personajes. Un personaje es una caricatura" (191). Desafortunadamente, Hem nunca tuvo éxito en crear una mujer viva, pero cada escritor tiene una debilidad. "Un escritor serio puede ser un halcón o un buitre o incluso un popinjay, pero un escritor solemne es siempre un búho sangriento" (192).

También se incluye en este excelente volumen una colección de impresionantes fotografías que representan varias etapas de la corrida de toros y varios matadores de la fama; También hay retratos fascinantes de la corrida de toros en Pamplona (haciéndose eco de esas fabulosas secuencias en 'El sol también se levanta'). Además, Hemingway ha proporcionado al lector un glosario detallado de términos importantes de las corridas de toros para verdaderos aficionados. Publicado originalmente a través de Scribner en 1932
05/11/2020
Cacia Wang

Este libro es mejor en lo que pretende hacer en lugar de lo que logra.
Uno debería pensar que de todos los escritores, Hemingway sería la persona ideal para profundizar en la belleza y la majestuosidad de las corridas de toros, y ciertamente era un experto. El problema para mí viene por varios ángulos.

Primero, el libro necesita una estructuración desesperada y la ayuda de un editor hábil para ayudar a guiar a Hemingway. Además, hay muchas críticas de luchadores específicos que son repetitivos y que no significan nada para aquellos hoy en día. De hecho, este es un problema para cualquier lector contemporáneo: gran parte del libro está diseñado como una guía de viaje para estadounidenses o ex patriotas en el momento de su publicación. El libro hubiera sido mejor y hubiera tenido longevidad si hubiera sido un estudio poético y heroico de quienes luchan (humanos y animales) y los temas de por qué estos actos son importantes. Hay breves momentos de tal discusión, pero se presentan como declaraciones generales que no se investigan. Por más detallado que sea sobre los elementos de las peleas, lo que extraña de alguna manera es la sensación de los movimientos y (esto es muy importante) de qué se tratan las peleas que son tan fascinantes. Él escribe desde ese punto de vista que debes estar de acuerdo con él y, si no lo haces, no vales la pena. De hecho, debería ser capaz de convertir a aquellos que no esperarían que les gustara el tema. Toca muy brevemente sobre conexiones tales como cómo las corridas de toros son una metáfora del arte y de España en sí, aunque desearía que haya trabajado esto más a fondo.

Además de todo lo anterior, está el gran problema de la voz del narrador, es decir, el propio Hemingway. Su voz es pomposa, más santa que tú y extremadamente sexista. Hubo muchas veces mientras lo leía, estaba seguro de que estaba leyendo una parodia de Hemingway en lugar del verdadero artículo.

Dicho todo esto, el libro me hizo interesarme en ver una corrida de toros, lo cual es gran parte del punto. El problema era que este interés comenzó temprano y desafortunadamente comenzó a disminuir a medida que avanzaba el libro.
05/11/2020
Vaughn Frere

Fascinantemente morboso pero singularmente fascinante, excepto cuando se volvió excesivamente aburrido. Todo lo que puedo imaginar es que Hemingway realmente quería ser torero, aunque no estoy seguro de que "Bull Fighter" sea el término correcto para esta actividad, "Torturador y matadero de toros ritualista y metódico" parece más apropiado por lo que leí en este libro. .

El libro da una mirada muy profunda a las corridas de toros españolas en las décadas de 1920 y 1930. Los toreros de esta época son analizados por Hemingway, así como sus técnicas. Mi copia antigua, de tapa dura, de 1932, incluso contenía más de 120 páginas de fotos en blanco y negro con descripciones de los animales, los toreros y la acción, incluidos los cornejos y la muerte. Un enorme glosario de términos al final del libro también muestra la interpretación única de Hemingway de no solo el lenguaje y la terminología de las corridas de toros, sino también la jerga española. (Y por la definición de Hemingway de la palabra Maricon ahora veo que era un poco homofóbico).

El libro también incluye a Hemingway contando las reacciones de muchas personas con las que asistió a las corridas de toros, identificándolas solo por sexo, iniciales y edad, contando quién lo disfrutó, quién lo odió y por qué. Al final del libro, Hemingway también incluyó una breve biografía de un torero estadounidense, Sidney Franklin, a quien ahora descubrí que escribió su propio libro sobre sus experiencias como torero.

Al final, me voy con una curiosa pregunta de por qué Hemingway escribió este libro de no ficción. Todo lo que puedo imaginar es que estaba realmente fascinado por la actividad, por los luchadores, por la cultura. Parece haber asistido a numerosas peleas. Tal vez él mismo deseaba ser un torero, y como no podía serlo, criticarlos y analizarlos, y dar su propia interpretación de ellos lo hizo sentir importante.
05/11/2020
Euridice Klette

4.5 estrellas ...

Increíble prosa, hermoso libro escrito ...

Antes de morir por la tarde, no sabía nada sobre las corridas de toros y toda la tradición y el honor que se esconde detrás de una tradición española tan antigua.

Con Death in the Afternoon, Hemingway muestra su punto de defensa de todo este mundo violento de matadores, picadores, banderilleros y toros de lidia y lo respeto por eso.

En mi opinión, el libro es agradable no por el tema sino por los argumentos de este gran autor ...
05/11/2020
Howzell Boch

Desprecio las corridas de toros. Es asqueroso. Pero si alguien logra escribir 350 páginas sobre las corridas de toros de manera tan entusiasta y amorosa, describiendo sus matices, diferentes movimientos y los mejores toreros, su orgullo, sentimientos heroicos, reglas rígidas y honorables y pasión, tecnicismos, tabernas españolas y la vida mórbida del matadores, todo mientras abarca una imagen vívida de la ya desaparecida España de los años 30, que mantiene un enemigo tan rabioso del "deporte" como estoy pegado al libro y, maldita sea, para disfrutarlo, el libro es bueno. Tiene que ser genial. Y es. Muerte por la tarde es un libro excepcional, que hace que la partida demasiado temprana del escritor sea más triste que nunca.

05/11/2020
Clemen Dunford

Death in the Afternoon es un libro de no ficción de Ernest Hemingway que explora la ceremonia y las tradiciones de las corridas de toros españolas. Mirando la historia y la cultura detrás de las corridas de toros, el libro también explora los peligros y los temores que se enfrentan. Todavía considerado uno de los mejores libros jamás escritos sobre las corridas de toros, Death in the Afternoon explora el deporte por uno de sus aficionados.

Este es un libro interesante, no es algo que leería normalmente, pero lo disfruté. Si bien me opongo moralmente a las corridas de toros, no tenía ningún conocimiento real del deporte y la cultura detrás de ellas. Así que entré en este libro con una mente abierta y un poco vacilante. Nunca había tenido una buena experiencia con Hemingway en el pasado; Es cierto que solo leí una de sus novelas (El viejo y el mar), pero fue suficiente para no volver nunca más. Sé que esta no es una buena razón para no regresar, pero tengo que admitir que disfruté los estilos de escritura.

Ernest Hemingway tiene un estilo de escritura muy descriptivo que ofrece algunas ideas interesantes; pero a veces demasiado Tengo la impresión de que está usando el humor en algunos de sus escritos, pero es tan oscuro que se me pasa por la cabeza o es simplemente extraño. Sé que Hemingway era un hombre bastante inusual y tenía una vida interesante, pero no es alguien con quien creo que alguna vez pueda entender o conectarme. Si bien estoy en contra de las corridas de toros, Hemingway parece ser un defensor de eso y a menudo quiere que sea más violento y mortal.

Debes entender que Ernest Hemingway es un culo arrogante, sexista y pomposo y que a menudo aparece en sus escritos, por lo que debes tomar todo lo que dice con un gran grano de sal. Me encontré en desacuerdo con él con demasiada frecuencia, pero todavía interesado en lo que estaba diciendo. Entré en este libro sabiendo que Hemingway y yo no nos íbamos a llevar bien a veces, lo cual fue una suerte porque estaba listo para descartar cualquiera de sus opiniones que no se alineaban con las mías. Me pareció interesante cómo siguió usando las corridas de toros como metáfora del arte y de España; No sé si estoy de acuerdo con esto, pero parecía estar decidido a hacer este punto.

Aunque todavía me opongo a las corridas de toros, ahora tengo mucha más información sobre el tema; posiblemente demasiado El estilo de escritura de Hemingway fue suficiente para hacerme estar dispuesto a probar otra cosa suya (si encuentro algo bueno) y esta fue una experiencia de lectura interesante y diferente. No leo suficiente no ficción, y mucho menos viajar o escribir deportes, así que este fue un libro fuera del campo izquierdo. Estoy decidido a leer más no ficción ahora y espero poder lograr pasar al menos uno al mes. También es interesante ver cómo resultó esta revisión; Nunca sé cómo abordar una crítica de no ficción y creo que lo hice bien aquí.

Esta reseña apareció originalmente en mi blog; http://literary-exploration.com/2013/...
05/11/2020
Nessy Breehl

Como amante de los animales, no me importa el concepto de la tauromaquia; pero me interesan las tradiciones culturales y la sociología del deporte. Death in the Afternoon me contó más sobre las corridas de toros de lo que probablemente necesito saber: el nivel de detalle es exhaustivo, y gran parte es tan periodístico que, si el nombre de Hemingway no se adjunta al libro, pocos leerían hoy. De hecho, el libro es más interesante por las ideas que proporciona sobre la mentalidad de un escritor importante (no todas tranquilizadoras) y como un ejemplo de su estilo.

Por cierto, ese estilo a menudo se tergiversa como legible sin problemas porque Hemingway generalmente usa palabras simples. Ah, pero las oraciones en las que las usa pueden ser bastante elaboradas gramaticalmente, a veces de manera casi ostentosa, y repetitivas a la manera de Gertrude Stein (quien por supuesto influyó mucho en Hemingway). Por ejemplo:

"La cobardía de Cagancho cuando tiene que matar es más que repugnante. No es el miedo sudoroso y boquiabierto del niño de diecinueve años que no puede matar adecuadamente, ya que siempre estaba demasiado asustado con los grandes toros como para arriesgarse. intentarlo para aprender a dominarlo adecuadamente y por eso está asustado por el cuerno. Es un gitano de sangre fría que defrauda al público por el más desvergonzado y excitante que obtiene dinero con falsas pretensiones, que alguna vez entró en juego. una plaza de toros ".

Esto es bastante espléndido a su manera, con una fraseología maravillosa: "miedo a la boca seca", "enfermo de miedo al cuerno", "gitano de sangre fría defraudando al público", "obteniendo dinero con falsas pretensiones". Sin embargo, incluso el lector literario más fluido podría tener que tomar dos o tres pasadas en esa segunda oración para decodificar la gramática. Casi tienes que diagramar mentalmente muchas de las oraciones de Hemingway para analizar su sintaxis. Decir que son nudosos es quedarse corto.

Un aspecto estilístico particular del libro es el último capítulo del texto principal (# 20), en el que Hemingway describe todo lo que NO incluyó en Death in the Afternoon y ofrece su propio auto-veredicto: "No. No es suficiente de un libro, pero aún había algunas cosas que decir. Había algunas cosas prácticas que decir ".

Ese es un gran final.

El "Glosario explicativo" de 75 páginas que sigue al texto principal es una lectura bastante divertida.

En cuanto a la filosofía de los deportes de sangre de Hemingway, no estaba en absoluto convencido, pero por supuesto que no lo estaría. Tendrás que ver por ti mismo si es así.
05/11/2020
Bardo Gulab

Valoración real 3.4

En lo que respecta a la escritura de no ficción, esta es probablemente la mejor pieza que he leído hasta ahora. Todavía tengo un montón de Jane Didion para leer, pero esto va a ser difícil.

Hemmingway te lleva a través (lo que imagino) es cada rincón y grieta que tiene que ver con las corridas de toros. Al entrar en esto básicamente sin conocimiento del 'deporte', y con una opinión bastante desfavorable al respecto, siento que ahora podría mantenerme firme en la mayoría de las conversaciones. Todavía no estoy de acuerdo con las corridas de toros personalmente, pero entiendo mucho mejor por qué hay tantos apasionados.

Una lectura fascinante, si no un poco larga.
05/11/2020
Adey Dionisio

Vintage Hemingway en el que explora la historia, el boato, el arte y la cultura de las corridas de toros. Incluye información de varios matadores y habla sobre la brutalidad del deporte. Da una base para entender el evento.
05/11/2020
Fan Risberg

Este libro no puede ser apresurado, ni siquiera por el verdadero aficionado taurino. Hemingway hace un trabajo serio al describir todos los aspectos de las corridas de toros como una falta. Tanto es así que pierde parte del ... romance ... del duelo en sí. Fue un libro que me obligó a leer extractos a la vez para evitar una sobrecarga de información. La intención obviamente estaba presente, y la prosa fluía; la gran cantidad de información hará que busque una botella de Tylenol.
05/11/2020
Gibe Pintar

Capítulo 20:
"Si hubiera podido hacer este libro lo suficiente, habría tenido todo en él. (...) Debería aclarar el cambio en el país a medida que bajas de las montañas y entras en Valencia al anochecer en el tren sosteniendo un gallo para una mujer que se lo llevaba a su hermana; (...) No. No es un libro suficiente, pero aún había algunas cosas que decir. Había algunas cosas prácticas que decir. "
05/11/2020
Hung Suraj

Por mucho que amaba a Hemingway, no pude terminar esto. Hemingway anima a sus lectores a ir a una corrida de toros alrededor de un tercio del libro para que puedan entender todo lo que estaba describiendo. Fui a YouTube Me ha estado persiguiendo todo el día. Traté de seguir leyendo el libro después de ver en qué consistía la tauromaquia y, por supuesto, Hemingway fue capaz de hacerlo rico, significativo y hermoso. Pero eso es todo, no quería que fueran esas cosas. No lo es La tauromaquia es tan cruel, excesiva, innecesaria. Sé que es significativo para mucha gente, incluso los hombres que se aburren o pierden la vida en la plaza de toros, pero no creo que sea hermoso para los toros que son torturados y pierden la suya.
05/11/2020
Ruckman Derga

No estoy seguro de dónde Muerte por la tarde clasifica hoy en el canon de Hemingway. Fue su primera pieza de no ficción aparte de su producción periodística y, en el momento de su publicación en 1932, no fue particularmente bien recibida. Muchos encontraron el tema de las corridas de toros españolas demasiado parroquial, si no repugnante. Y hubo críticas a las fuertes tendencias de juicio de Hemingway que cubrían una táctica de escritores y toreros. Kenneth Lynn, uno de los biógrafos de Hemingway, escribió en su 1987 Hemingway: “Si bien las observaciones secundarias que hace sobre el arte de la escritura son indispensables para cualquier lector interesado en la literatura moderna, su erudición tauromaquia es aburrida, su tipo rudo presenta una vergüenza y sus comentarios cortantes sobre otros escritores en general no son divertidos. "

Esas son observaciones severas sobre el libro, ya en 1987, de un estudiante serio de Hemingway. Pero por mi parte, no soy un estudiante serio de su vida y obra. Solo soy un lector. Y Muerte por la tarde fue para mí en gran medida agradable.

Debo admitir que estoy familiarizado con las corridas de toros. Aunque ciertamente no es un aficionado, He visto y reflexionado sobre un raza o dos durante mis varias estancias prolongadas en España. Encontré mucho del discurso de Hemingway instructivo y entretenido, y ciertamente accesible incluso para alguien que no esté familiarizado con el arte.

[Como nota, Hemingway define un aficionado: “Se puede decir, en general, que el aficionado, o amante de la corrida de toros, es alguien que tiene este sentido de la tragedia y el ritual de la pelea para que los aspectos menores no sean importantes, excepto en lo que respecta al todo. O tienes esto o no lo tienes, así como, sin implicar ninguna comparación, tienes o no tienes oído para la música ".]

El fiesta nacional Es un aspecto de España tejido en su tejido. Eso no quiere decir que sea significativamente definitorio. El deporte del fútbol es ciertamente mucho más popular hoy que el arte de las corridas de toros y es probablemente el verdadero fiesta nacional. Pero la tauromaquia tiene sus seguidores y se ha abierto camino en el idioma y la cultura. Hay momentos en que los matadores dominan la conciencia pública. Durante la década de 1960, por ejemplo, se discutió mucho sobre Manuel Benítez Pérez (El Cordobés). Y hoy, figuras como Francisco Rivera Ordóñez y su hermano, Cayetano Rivera Ordóñez, están capturando tinta periodística y corazones femeninos.

¿Cuál es el valor de Muerte por la tarde? El trabajo de Hemingway sobre las corridas de toros era único en el momento de su publicación: no había nada tan completo y entretenido en inglés para describir un hilo del tejido español. Que yo sepa, nada en inglés lo ha reemplazado. Hay varias obras en español, pero solo Hemingway para una audiencia de habla inglesa. Y no solo el texto sigue siendo informativo, sino las fotos extensas y el glosario igualmente extenso.

Sin embargo, para mí el estudio es más que un simple tratado sobre las corridas de toros. Tejer a través del tomo es una reflexión sobre la muerte, un tema que el propio Hemingway captará con creciente intensidad en sus futuros escritos. Pero él comienza aquí. Un punto focal es su "Historia Natural de los Muertos", una diversión que inserta en el Capítulo 12 que comienza en la página 133. Sin embargo, la tauromaquia en sí misma es un baile continuo con la muerte y el lector pronto ve su vínculo con las confrontaciones entre el toro y el hombre, de ahí el título del libro.

Es también en este libro donde Hemingway define aspectos de la escritura, tanto de los demás como de los suyos: "escritura eréctil" (p. 53); misticismo en la escritura (p. 54); .his "teoría del iceberg" de la escritura (p. 192); Las conexiones entre la escritura y la pintura (p.203). Por lo menos, Hemingway no retiene golpes, ya sea "divertido" o no.
05/11/2020
Toland Vanuden

Cualesquiera que sean los puntos de vista sobre las corridas de toros, incluso el propio autor admitió que fue más una tragedia que un deporte, este libro debe considerarse preeminente en su campo. Si tuviera que reducir mi colección de Hemingway a una, este es el libro que conservaría. Es un trabajo de referencia (completo con glosario) que se lee como una novela, e incluso hay más de noventa páginas de fotografías en blanco y negro al final que cuentan una historia cruda y realista.

La razón de Hemingway para escribir el libro fue tan clara y simple como su escritura:

"I was trying to write then...and I found the greatest difficulty...was to put down what really happened. The only place where you could see life and (violent) death now that the wars were over [the book, published in 1932, covers the decade of the 1920s] was in the bull ring. I was trying to learn to write, commencing with the simplest things, and one of the simplest and most fundamental is violent death."

"... para dejar lo que realmente pasó". Este Hemingway lo hace, y lo hace brillantemente. Aunque él mismo se convirtió en un aficionado descarado de las corridas de toros, no intenta glorificar la práctica y dice "lo que realmente sucedió" en el futuro. En el camino, aprendemos todo lo que hay que saber sobre el raza: sobre los grandes y los cobardes; sobre cómo se seleccionan los toros; sobre cómo se desarrolla la lucha en tres etapas, o tercios; Sobre la técnica. Incluso hay consejos para el fanático por primera vez sobre dónde sentarse, dependiendo de lo que uno quiera ver en particular. (Traiga binoculares si los tiene, pero recuerde que es de mala educación enfocarlos en cualquiera que no esté sentado en una de las cajas, las niñas en aquellos ¡los asientos consideran ser mirado como un cumplido!)

Este libro no es para los aprensivos. Contiene descripciones gráficas de gorges, hasta e incluso el destripamiento más que ocasional de los caballos spavined montados por el picadores. (En un pasaje, Hemingway le explica a una anciana mítica que el aserrín que vio saliendo de uno de los caballos después de que un veterinario había puesto allí un cordel para llenar el vacío dejado por cualquier órgano perdido que el desafortunado animal había perdido en un pelea anterior. Cosas sombrías.)

Muerte por la tarde es un clásico, y bien vale la pena si estás interesado en Hemingway y / o las corridas de toros. El único golpe que puedo poner en este libro (esta edición, al menos) es la ausencia de un índice; pero eso no es suficiente para evitar que le dé el máximo de puntos.

05/11/2020
Kain Espinueva

http://andalittlewine.blogspot.com/2012/01/book-1-of-52-death-in-afternoon.html

Realmente no tenía ninguna expectativa cuando Carol me trajo la Muerte de la tarde de Ernest Hemingway como un audiolibro íntegro de la biblioteca. Me encanta Hemingway: la brevedad que, en la Muerte ... a veces se acerca a la autocaricatura; la profundidad de pensamiento y convicción debajo de la simplicidad de la historia; el mundo rico en texturas que habitan sus personajes.

Nunca me di cuenta de que amo el sentido del humor de Hemingway. Puede ser que, en sus otras obras que he leído, el humor se ve ensombrecido por su seriedad, por el gran hombre que trata de ser genial. Estaba preparado para Death ... para ser un libro sobre corridas de toros, pero en realidad es un libro que se burla de sí mismo y de la crítica sobre la vida y el rendimiento, y donde los dos coinciden para crear arte.

Lo más destacado del libro para mí gira en torno a la "anciana", un personaje que Hemingway crea en medio de este libro de "no ficción" para reemplazar al aficionado taurino a quien puede impartir su sabiduría sobre toros, corridas de toros y toreros (y las diversas enfermedades venéreas a las que son propensos). Ante su insistencia, él teje su libro sobre las corridas de toros, historias, digresiones sobre el arte y la literatura (y los defectos de sus críticos), y sus puntos de vista sobre el coraje.

La lección más importante que debemos sacar de la corrida de toros es el orgullo del matador. Un matador merece ser aplaudido si realiza todas las partes de la corrida honestamente y lo mejor que pueda; no debemos sostenerlo contra un matador si está demasiado gordo para enfrentar al toro de una manera majestuosa, ni si es demasiado lento para hacer pases brillantes con la muleta. Si lo intenta de manera sincera, apasionada y sincera, lo que ha hecho siempre estará "muy bien".

Y eso es precisamente lo que nos ha dado Hemingway: un libro muy bueno; una no ficción que es en partes iguales ensayo americano en la tradición de Emerson y Thoreau y la escritura de viajes; una meta (no?) ficción que deconstruye nuestra crítica de sus defectos incluso cuando se forman; una novela a través de la digresión que presagia obras como el fuego pálido de Nabokov. Ha pasado bastante tiempo desde que disfruté tanto de un libro.

Deje una calificación para Muerte por la tarde