Nada

Por Carmen laforet Edith Grossman,
Reseñas: 29 | Evaluación general: Bueno
Premiado
14
Bueno
10
Promedio
3
Malo
1
Terrible
1
Carmen Laforets Nada se encuentra entre las obras literarias más importantes de la España posterior a la Guerra Civil. Basada en la propia vida de los autores, es la historia de una joven huérfana que abandona su pequeño pueblo para ir a la universidad en la Barcelona devastada por la guerra. Residiendo en medio de la pobreza gentil en una misteriosa casa en la calle de Aribau, la joven Andrea se encuentra con un banda rica de compañeros de escuela

Reseñas

05/11/2020
Stefa Aguillar

"¿Quién puede entender los miles de hilos que unen las almas de las personas y el significado de sus palabras? No era la chica que era entonces".- Carmen LaForet, Nada

Carmen LaForet no es una escritora con la que me he encontrado pero pensé que si Mario Vargas Llosa escribió el prólogo de este libro, ella debe ser buena. Y definitivamente recomendaría este libro, aunque creo que hubiera sido mejor si hubiera sabido más sobre la Guerra Civil española y España durante el período franquista. A pesar de eso, disfruté muchísimo el libro. Sigue la vida, desde los 18 años, de la huérfana española Andrea, que se muda a Barcelona desde un convento español, para vivir con sus tíos y su abuela. Es Barcelona en la década de 1940 y es un lugar de desesperación después de la guerra. Andrea se encuentra viviendo en la calle de Aribau en una casa en ruinas envuelta en pobreza, secretos, enfermedades mentales y mucha crueldad y malicia:

"Y ni siquiera te has dado cuenta de que tengo que saber, que de hecho lo sé, todo, absolutamente todo, lo que sucede abajo. Todo lo que Gloria siente, todas las historias ridículas de Angustia, todo lo que Juan sufre ... Haven ¿Te diste cuenta de que los manejo a todos, que les arreglo los nervios, sus pensamientos?

El misterio y la atmósfera en el libro fueron maravillosos. Nunca he estado en Barcelona, ​​pero por las fotos que he visto de la ciudad, es un lugar brillante y de aspecto alegre, en marcado contraste con la forma en que está representado en el libro. Tiene oraciones como "Alargado, tranquilo y triste, como las luces en la estela de un pueblo" para describir la configuración del libro y parece muy poco probable. Las descripciones de la casa en la calle de Aribau en particular, son muy poderosas:

"El recuerdo de las noches en la calle de Aribau me viene ahora. Esas noches que corrían como un río negro debajo de los puentes de los días, noches en que los olores estancados emitían el aliento de los fantasmas".

También encontré muy interesante la historia de la mayoría de edad de Andrea, la huérfana sin amigos que se convierte en adulta en otra ciudad. Mientras lidia con la decepción de tener una familia chiflada, navega por una nueva ciudad en la que está expuesta a muchas cosas nuevas, especialmente en su vida académica. Todo esto es parte de su viaje y no es fácil.

Me gustan las historias como esta, historias que tienen personajes extraños y secretos ocultos. Es una lección para tratar de entender por qué las personas son como son, y también para tratar de descubrir secretos ocultos.







05/11/2020
Swain Lazarz

Reseña de libros
3 de 5 estrellas a Nada, escrito en 1944 por Carmen laforet. Leí esto en un curso de español hace varios años y escribí algunas ideas en español. Pensé en compartirlos ... todavía tiene sentido, pero la mente divertida de un estudiante todavía está aprendiendo el idioma y tratando de escribir en un idioma en el que no están completamente instruidos. ¡Ja!

I. El primer ensayo (1) -

Desde mil noventa cientos treinta y seis hasta mil noventa cientos treinta y nueve se produce la Guerra Civil de España. Durante la guerra civil hay mucha gente que sufrió porque la guerra tuvo los efectos nocivos y perjudiciales. En la novela Nada por Carmen Laforet hay una familia que sufre porque las influencias de la guerra civil son horribles para ellos. En las opiniones de la familia y tambien de casi todas las gentes la guerra afectados los resultados horrendos.

La guerra civil afecta toda la familia de la protagonista Andrea en el libro. Primero, su dos tios, Juan y Román, luchan en la guerra en las facciones opuestas. Juan es una nacionalista y es para Franco, pero su hermano Roman es una parte de los rojos. Durante este epoca y despues de la guerra civil Juan le odia a Roman y Roman le odia a Juan. Por ejemplo [Pagina 29]: Roman dijo - Pegame, hombre, si te atreves! - En respuesta, Juan dijo - ¿Pegarte? Matarte! ... Te debiera haberme matado hace mucho tiempo. -

La guerra civil también afectó a un efecto perjudicial en Andrea. Ella perdio sus padres en la Guerra Civil de España. Ellos murieron. Andrea fue un huerfano. La pobrecita no sufrió una familia. Otro detrimento de la guerra es que Gloria se casado con Juan. Fue un matrimonio malo porque Juan le pego a Gloria muchas veces. Por ejemplo [Pagina 199]: Dados - Juan se abalanzo sobre Gloria para darle una paliza. - Es un hombre muy malo.

La familia de Andrea tuvo mal provecho. La Guerra Civil de España fue mucho malo para la gente que vive en la calle Aribau en el libro Nada. La guerra es siempre malo.


II El Segundo Ensayo (2) -

En mil noventa cientos cuarenta en los Esatdos Unidos las mujeres no tuvieron reconocimientos ni libertad ni potestad. En España durante este epoca las mujeres no existieron! No hicieron papeles. Sin embargo, hay pocas mujeres que tenían algún potestad. En la novela Nada por Carmen Laforet, Ena y Andrea son buenos ejemplos de mujeres, pero la madre de Ena, la abuela, Angustias, y Gloria no tuvieron libertad.

Un buen ejemplo de una mujer durante este epoca en el libro es Andrea. Andrea tuvo que asistir a una universidad en América y despues ella visito a España. Ella asistio una universidad en Espana tambien. Por ejemplo [Pagina 26]: Angustias dice - ¿Por qué ha venido? - Y Andrea dice - Para estudiar Letras. - Es muy raro cuando una mujer asistió a una universidad especialmente durante una guerra civil en España. Sin embargo hay buenos ejemplos para mujeres en este libro.

Sin embargo hay muchos papeles malos para las mujeres hacer. Gloria es uno. Ella casado un hombre muy malo que le pego a su esposa. Por ejemplo [Pagina 199]: Dados - Juan se abalanzo sobre Gloria para darle una paliza. - Es un hombre muy malo. Tambien la abuela no tuvo libertad ni reconocimiento. La abuela es muy viejo y es un poco senil. Ella no recuerdo mucho tambien. Por ejemplo [Pagina 84]: Andrea acabo de ver una fotografía de su abuelito y dice a la abuela - Este es el abuelito? - La abuela dice - Si, es tu padre. - Andrea dice - ¿Mi padre? - La abueal dice - Si, mi marido. - Y Andrea dice - Entonces no es mi padre, sino mi abuelo ... - La abuela dice - ¡Ah! ... Si, si. - La abuela y Gloria son mujeres muy débiles y pobres en este novela.

Hay muchas mujeres en este libro, pero no tenían mucha potestad. Sin embargo, las mujeres nunca tuvieron mucha libertad en las cuarentas en España. Pero, pueden en pocos años si cosas cambian.


III. El Tercer Ensayo (4) -

Una fuerza mayor en España durante las cuarentas fue Franco. Fue un dictadur que tuvo mucho potestad. Despues de leer Nada, una novela de Carmen Laforet, una persona puede ver como la dictadura debajo de Franco se parece la casa en la calle Aribau. Es un símbolo de la casa de la familia de Andrea. Cada miembro de la casa es como una parte del dominio de Franco.

Un ejemplo es Angustias. Angustias es similar a Franco en la casa en Calle Aribau. Como Franco, Angustias es muy autoritiva y antipatica. Por ejemplo [Pagina 59]: Andrea dice - El momento de mi lucha con tia Angustias se acercaba cada vez más, como una tempestad inevitable. Angustias decidio a salir de la casa en la calle Aribau en el final del primer parte. Cuando ella salio como Franco murio, la gente fue alegre porque tienen la casa otra vez. Sin embargo ahora la pregunta es "¿Quien es el jefe?". Roman y Juan quieren algunos reconocimientos, pero nadie domina mucha.

La cuenta es un símbolo muy interesante. Mucha gente en este epoca creen que las mujeres no merecen potestades, pero ellas comparan Angustias con Franco. Es muy ironico. Sin embargo, la dictadura debajo de Franco se parece al dominio de Angustias en la familia de Andrea en la calle Aribau.

Sobre Mi
Para aquellos nuevos para mí o mis comentarios ... aquí está la primicia: leí MUCHO. Escribo MUCHO. Y ahora blogueo MUCHO. Primero, la reseña del libro continúa en Goodreads, y luego la envío a mi blog de WordPress en https://thisismytruthnow.com, donde también encontrarás críticas de TV y películas, el revelador e introspectivo 365 Daily Challenge y muchos blogs sobre lugares que he visitado en todo el mundo. Y puede encontrar todos mis perfiles de redes sociales para obtener detalles sobre quién / qué / cuándo / dónde y mis fotos. Deja un comentario y hazme saber lo que piensas. Vota en la encuesta y calificaciones. Gracias por pasar.
05/11/2020
Beard Mattis

Para mí, esta novela representa la perfección literaria. La escritora presenta a sus personajes sin juicio, desenrolla una trama que es simple en el bosquejo pero increíblemente matizada en los detalles, una historia que es tan completamente de su época y ubicación pero atemporal en sus temas.

Esta novela se desarrolla en Barcelona a principios de la década de 1940, pero como Mario Vargas Llosa señala en su introducción, las referencias a la Guerra Civil española son muy pocas y vagas. Sin embargo, la destrucción física, intelectual y cultural de la guerra se personifica en la miserable y brutal familia de tías, tíos y abuela con los que Andrea pasa su primer año de universidad.

Es una historia sobre la mayoría de edad, una visión íntima de la crisis existencial de una mujer joven, un despliegue complejo y sin resolver de desigualdad de clase y género. Es sorprendente que este retrato semiautobiográfico haya sido escrito por Laforet a principios de sus veinte años; que no se presente en las clases de literatura de secundaria o universidad es trágico.

Para citar nuevamente a Vargas Llosa, es una "bella y terrible novela" pero no sin una tremenda esperanza y fuerza de carácter. ¡Terminé sintiéndome animado!

"Fue entonces cuando comencé a darme cuenta de que es mucho más fácil soportar grandes contratiempos que las pequeñas molestias cotidianas".

Leí esta línea hablada por el narrador de la novela, Andrea, y me pareció muy simple, pero profunda. Es la forma en que me siento acerca de esta novela: su estilo limpio y tranquilo oculta la complejidad de la historia y el caos de la vida de sus personajes. Encuentro a Andrea heroica: es tan sabia incluso cuando reconoce su propia ingenuidad; Ella posee una dignidad tranquila que le permite soportar el abuso emocional de su familia extendida quebrada y enferma y la lleva al hambre casi para traer belleza a su vida.
05/11/2020
Galliett Hickingbotham

"Qué libro tan maravilloso", me decía una vez que me metía Nada, y mantuvo su hermosa atmósfera gótica durante el resto de la novela. No lo juzgue en las primeras dos o tres páginas torpes: lleva un tiempo encontrar sus pies, pero pronto se vuelve impresionantemente seguro de ellos.

Hay algo muy contemporáneo en sus temas principales, pero se siente más fresco y más libre en la forma en que se acerca a ellos, porque no está limitado por las palabras de moda y los tropos actuales. (Fue escrito hace 75 años y re-traducido por la eminente Edith Grossman en 2007.)

La narradora de 18 años, Andrea, que llega a Barcelona para ir a la universidad, llega para quedarse en un destartalado edificio con parientes excéntricos que parecen ser parte de Starkadders de Cold Comfort Farmparte Casa de Bernarda Alba. Al principio, la forma en que los describe, y casi todo, puede tambalearse hacia el melodrama, pero a medida que la historia avanza, se mantiene ingeniosamente, convirtiéndose en un estilo completo y fascinante para admirar.

A diferencia de innumerables novelas sobre encantadores hogares llenos de excéntricos artísticos, este no rehuye ni se burla de la oscuridad total que con demasiada frecuencia, en realidad, aflige esos lugares, tal vez gracias a la adopción de Laforet de la tremendismo estilo de la época, que destacaba la grotesca. Aquí, las rabia son aterradoras, no divertidas (NB hay mucha violencia doméstica severa en esta novela, principalmente de un tío hacia su esposa), la sordidez es tratada como preocupante y la severidad católica inquisitiva de tía Angustias me hizo sentir casi presión física Con días pasados ​​con hambre y viviendo en un hogar caótico, esta pobreza no es gentil ni acogedora, a diferencia de las chicas de El castillo soñado. Sin embargo, la prosa mágica muestra simultáneamente que el primer año de Andrea en Barcelona fue un momento notable en su vida, y pone de manifiesto por qué su nueva amiga, Ena, hermosa, carismática, de antecedentes prósperos, y que alguna vez le pareció inalcanzable a Andrea. quedar fascinado por la familia de Andrea, aunque Andrea intenta convencerla repetidamente de que son horribles.

El manejo de las perspectivas y las fascinaciones está muy bien hecho: a través de las ansiedades y la pobreza de Andrea, y su percepción de su apariencia como, en el mejor de los casos, indiferente, hay vislumbres ingeniosos de por qué los estudiantes como Ena, y un grupo de ricos artistas bohemios, invitarían ella para pasar el rato con ellos. (Los niños son divertidamente similares a los hipsters de fondos fiduciarios de la caricatura de 2010, un paralelo que, dado el subtexto político de la novela de capturar las condiciones sofocantes de los primeros años de Franco) puede estar relacionado con la desigualdad social, como lo ha vuelto a ocurrir en los últimos diez años. cada vez es más difícil para las personas sin dinero o conexiones entrar en las artes. Andrea tiene las conexiones y la educación, pero no el efectivo, un símbolo de las clases medias móviles hacia abajo.) La narrativa de Andrea recuerda las posibilidades y el drama de los primeros años de pregrado. , pero también la sabia autoconciencia de una mujer mayor, aparentemente mayor de veintitantos años, mirando hacia atrás. (Laforet tenía 23 años cuando escribió Nada.)

Andrea ya está muy segura de sí misma de alguna manera, entre otras cosas su determinación de hecho, ante la temible propiedad y alarmismo de su tía, de explorar la ciudad sola en sus propios términos, algo que habría encontrado altamente Relatable en mi propia adolescencia. Entonces uno sospecha que cuando Andrea sea mayor, ella tendrá la epifanía, "Dios, sí, en realidad, soy * interesante", y se volverá más segura. Pero hay algo agradable y entrañable en que ella sea como es, aquí. Y en común con las tendencias en los personajes femeninos recientemente escritos, sus imperfecciones también se muestran descaradamente: sus momentos de picar juicio y, algo que encontré muy reconfortante, ocasiones en las que descubre que no puede decir lo correcto y sigue adelante. El lado equivocado de las personas. Tanto Andrea como Ena tienen un sentido de vida interior, ego y destino personal en el que los novios son intereses ocasionales, a menudo marginales; a veces pueden sonar más como protagonistas literarios masculinos de su época. (Fue gratificante pero no del todo sorprendente escuchar que Ha habido trabajos académicos sobre inversión de género en la novela, y sugieren que Andrea y Ena son 'seres andróginos').

El libro está marcado por las estaciones, incluido el frío, que muchos europeos del norte no pueden asociar con España. Evoca recuerdos de los propios años universitarios, con los ciclos sociales y académicos anunciados por el clima cambiante. Al no haber leído casi suficiente literatura española antes, era correcto pensar en el lugar a todas las temperaturas:
Después del almuerzo me senté acurrucada en mi silla, mis pies en grandes zapatillas de fieltro, al lado del brasero de mi abuela. Escuché el sonido de la lluvia. Con su fuerza, las corrientes de agua limpiaban el polvo de las ventanas al balcón. Al principio habían formado una capa pegajosa de mugre; ahora las gotas se deslizaron libremente a lo largo de la superficie gris brillante. No quería moverme ni hacer nada
Y hacer que consideremos Barcelona en detalle, lo cual, curiosamente, debido al sentido de responsabilidad hacia dos idiomas, no solo uno, realmente no lo había hecho antes ... La idea de esto se siente más agotadora, aunque no lo soy. Seguro que tendrá sentido para cualquier otra persona.

Al igual que en las novelas más recientes sobre la amistad femenina, como el cuarteto napolitano de Elena Ferrante, es la relación de Andrea con Ena la que finalmente está en el centro del libro:
Todos los jardines en Bonanova estaban llenos de flores y su belleza se apoderó de mi espíritu, que ya estaba demasiado lleno. También parecía estar desbordando, ya que las lilas, las buganvillas, las madreselvas, desbordaban las paredes del jardín, tan grande era el afecto, el miedo angustiado que sentía por la vida y los sueños de mi amigo. Quizás en toda la historia de nuestra amistad no había experimentado momentos tan hermosos e infantiles como los que sentí durante esa inútil excursión por los jardines en una radiante mañana de San Juan.
Esto, como su comprensión de que el 'temperamento artístico' puede, cuando se sale de control, ser abusivo, hace que Nada parece muy 'ahora'.

yo descubrí Nada porque, como una forma de conocer los clásicos más cortos de otras tradiciones lingüísticas, revisé los textos establecidos en los programas de estudios de idiomas extranjeros de nivel A actual. Nada habría sido un libro aún más maravilloso para leer entre los 16 y los 18 años, y espero que algunos de los adolescentes que lo estudian se vinculen con él tanto como yo con la poesía de UA Fanthorpe a su edad, poemas que se quedaron conmigo y me informaron sabe desde entonces. (También es uno de los '1001 libros para leer antes de morir', y por mi parte estoy muy contento de haberlo hecho).

En los últimos meses, he dicho algunas veces que no estoy terriblemente interesado en leer ficción sobre personajes en su adolescencia y principios de sus veinte años. Sin embargo, Nada demostró ser una excepción debido a la belleza de la escritura (lo opuesto al minimalismo mundano de Sally Rooney), y su hábil combinación de atmósfera encantadora con autoconciencia fundamentada y crítica de las cosas que crean ese ambiente. Este también fue el primer libro sin audio, y el primer libro de ficción que leí desde enero que no era elegible ni figuraba para un premio de 2019, y resultó ser una muy buena opción.

(Disculpas por no incluir más citas. Hubiera sido más fácil no incluir ninguna, ya que hay tantas hermosas que tomaría horas elegir la mejor; las que están aquí son algo aleatorias).
05/11/2020
Georgi Sachs

Carmen Laforet escribió con una belleza tranquila. No es realmente poético, solo una elegancia discreta. Incluso las escenas más dramáticas o violentas tienen una sensación más tranquila de lo que cabría esperar. Muy impresionante para una mujer que tenía poco más de veinte años cuando escribió este libro.

Se dice que la historia es algo autobiográfica. Andrea, de dieciocho años, se va a vivir con su abuela, tías y tíos en Barcelona para poder asistir a la universidad. La familia vive en circunstancias muy reducidas después de la Guerra Civil española y la muerte del patriarca familiar. En su introducción, Mario Vargas Llosa llama a esta historia una "autopsia detallada de una niña encarcelada en una familia hambrienta y enloquecida en la calle de Aribau". Eso resume la historia, aunque diría que algunos de los miembros de la familia han progresado más allá de la locura hasta la mitad.
Hay secretos revelados y un gran drama más cerca del final del libro, pero sobre todo se trata de los intentos de Andrea de escapar del manicomio en el que vive caminando por las calles de Barcelona y pasando tiempo con sus amigos de la universidad.

Esta edición es una nueva traducción de Edith Grossman. Realmente me estoy enamorando de sus habilidades de traducción. Algunas traducciones tienen un sentimiento rígido, pero Grossman fluye tan suave y bellamente.
05/11/2020
Balling Pavlov

La prosa incandescente. Historia inquietante. Estilo de escritura pulido. Se dice que es una de las mejores novelas en España y esto fue escrito por Carmen Laforet (23-1912) 2004 años después de la Guerra Civil Española (1936-1939). Laforet es para Salinger como Nada es El guardián entre el centeno y Andrea es a Holden Caulfield.

Nada en español significa "nada" que primero pensé que se refería a la comida como a nada que comer. El escenario de la novela fue durante la guerra cuando los barceloneses estaban desempleados y la mayoría de la gente, especialmente los ordinarios, se morían de hambre. Al igual que "Catcher", también podría tratarse del tema del existencialismo por el que Laforet era conocido. También podría significar nihilismo como lo representa uno de sus personajes principales y memorables: el artista astuto, misterioso y guapo novela cuya presencia era tan fuerte que pensé que este libro no habría sido tan grandioso si no fuera por su fuerte personalidad.

Esta es la historia de Andrea una joven provinciana que va a Barcelona porque recientemente se quedó huérfana. En la ciudad, su plan es estudiar literatura, pero mientras estudia tiene que vivir en una casa que me recordó a la de Nathaniel Hawthorne. La Casa de los Siete Tejados porque Andrea describe la casa básicamente como asquerosa pero inquietante. Sin embargo, la vívida descripción de Laforet de sus escenarios hizo de la casa uno de los personajes principales de la novela. Creo que fue una de las fortalezas de Laforet como escritora, te hace querer ir a ver el escenario (es solo que es imposible hacerlo ahora, ya que esto era Barcelona en los años 30) porque describió los lugares a fondo y hermosamente en medio La guerra y los personajes excéntricos de la historia. Laforet
During her second year in the university, Carmen Laforet withdrew from classes to devote herself completely to writing, and between January and September 1944 she penned her first novel, Nada, which earned Editorial Destino's Nadal Prize in its first year of publication (1945). A novel of female adolescent development, Nada is considered a classic in 20th century Spanish literature; in many respects, this novel is Spain's The Catcher in the Rye with regard to such universal themes as existentialism and the adolescent search for identity.{Source: Wiki) Hay una revisión en Internet que yuxtapone a Andrea con Alice. Dice que Barcelona es como el hoyo profundo donde cae Alice. Creo que esto es bastante apto. Es solo que el agujero de Andrea es mucho más sombrío y triste en comparación con los de Alice, particularmente debido a las aventuras que lo acompañan.

Creo que ya he dicho lo suficiente. Espero sinceramente que encuentre una manera de leer este libro. En su introducción de este libro, Mario Vargas Llosa dijo que se sorprendió al encontrar un libro de un escritor en la Península Ibérica (catalán) que fue escrito durante la época de Franco. Explicó que durante ese tiempo hubo un prejuicio generalizado de que solo los escritores en América Latina eran buenos porque los de la Península Ibérica "apestaban a la fustibilidad, la sacristía y el franquismo".

En mi caso, me sorprendió. Simplemente sorprendido de leer un libro tan bueno como este de una autora totalmente desconocida (para mí).

¡Gracias, 1001!
05/11/2020
Doro Mccrow

“Algunos nacen para vivir, algunos para trabajar, otros para observar la vida. Mi vida era insignificante y estaba destinado a ser espectador ".

Andrea, de XNUMX años, se mudó con sus parientes a Barcelona para asistir a la universidad. Fue después de la guerra civil española y los tiempos fueron difíciles. La ciudad era triste, rota y pobre. No fue nada.

Glória y Juan lucharon como perros y gatos mientras su hijo estaba enfermo. Nunca tuvieron suficiente dinero para la medicina. Tía Angústias lo empacó para vivir en un convento y la abuela necesitaba atención. Román jugó la carta de artista coqueteando con cualquier mujer que viniera. No fueron modelos a seguir para Andrea. No fueron nada.

Andrea conoció nuevos amigos. Ella vio a sus amigos Ena y Jaime entrar en una relación. Ella se enamoró de Pons y sus amigos artistas en la Barceloneta. Caminó por las calles y observó la ciudad. Ella era más que nada.

Introduce a Román en la ecuación. Golpeó a su cuñada, golpeó al mejor amigo e incluso coqueteó con Andrea. Fue una mala noticia.

Carmen Laforet publicó este clásico de la literatura española en 1945, cuando tenía veintitantos años. Nada es a menudo un libro sombrío. Laforet pinta una imagen honesta de los tiempos. El desafío para Andrea es superar a su familia y sus circunstancias. Ser más que nada.

Una lectura notable.
05/11/2020
Rawlinson Doegg

[T]he interest and esteem a person may inspire are two things that aren't always connected. Tomó 62 años para que esto se tradujera al inglés. ¿Por qué? Tal vez tuvo algo que ver con la palidez de la Guerra Civil española en comparación con las Guerras Mundiales Uno y Dos y más en términos de forraje literario. Quizás el hecho de que esta novela haya pasado en lugar de fracasar la censura de la época da cierta vergüenza, aunque se podría decir lo mismo sobre cualquier número de obras escritas en varios países en tiempos de paz sutil e incluso guerra más sutil. O fue porque la gente espera que sus novelas existencialistas escritas por mujeres caminen y hablen y se burlen El mandarín, obsesionado con los roles de género y los complejos salvadores con muy poco de los compuestos anteriores El segundo sexo para ser encontrado. Obtendrá su género aquí, sin duda, pero no en las formas esencialistas mal desplomadas promocionadas por muchas piezas como evidencia de la literatura.

Comenzar este trabajo fue extraño, ya que obtuve muchas formas menos amenazantes y más infantiles en las películas de Tim Burton y Guillermo del Toro. No he leído estos, pero no me sorprendería si los gustos de Siempre hemos vivido en el castillo y Titus gime tenía similitudes con la parte anterior de la trama de esto antes de que se caiga el fondo y la mierda se vuelva real. Uno podría fácilmente argumentar que este es un misterio de asesinato en sala cerrada al revés, donde el culpable largo y explícitamente extendido es la masculinidad tóxica que vagabundea bajo la máscara de locura colocada autoritariamente. La razón por la que estoy menos enojado con esto de lo que estaría es que Laforet pintó un retrato tan eficaz del síndrome que no es que fuera una escritora pobre, sino que no tenía un nombre para lo que estaba dibujando. . La violencia física, la paranoia, la iluminación de gas, la normalización femenina de la dominación patriarcal (este es un mecanismo nacido de la habilitación socializada en todos los ámbitos, no lo sé), sorprendentemente y maravillosamente emparejado con la subversión de los tropos de virgen, tentadora y maneaters de varias formas esposas, maternas y adúlteras. Agregue el preludio de la Segunda Guerra Mundial y una dictadura que muere de hambre y se estanca todo a su paso para dividir y conquistar sin pensar en debilidades como la salud mental y la inclusión social, y tiene un refrigerador que casi siempre está lleno de una novia. Aquí no es así, un complot de venganza y una institucionalización forzada y el mercado negro son solo algunas de las cosas contenidas en las manos de las mujeres. No se podría llamar inocente a ninguno de ellos, pero teniendo en cuenta la frecuencia con la que la ira divina exige un sacrificio altamente desequilibrado tanto en la escritura como en la realidad en lo que respecta al género, las mujeres tendrán que salirse con la suya durante siglos antes de que se produzca cualquier tipo de intercambio igualitario. golpeado.

Hay algunos escritos de mala calidad, lo peor de todo cuando una amenaza masculina lasciva se describe como tener el pelo como un hombre negro (vas a tener que ser mucho más específico que eso con el 3b y el 4c y tantos otros tipos que sería aplicable a esta declaración). También admitiré estar dividido en las secciones entre la nostalgia de las películas misteriosas de la infancia y el rayo de la revelación subversiva, ya que no tengo tanta conciencia periférica de la España de principios del siglo XX como la que tengo con otros medios. Sin embargo, es un libro raro que prescinde del rendimiento de género feminizado que generalmente ahoga las narrativas de los tipos de mujeres cis jóvenes, y uno aún más raro que no equipara el desarrollo de las niñas con el trauma. Existe un temor existencial cuando sucede cuando eres joven y estás atrapado en una civilización con un control mortal sobre su gente, y la violencia doméstica testigo, si no dirigida, podría haber hecho su punto en una décima parte de las páginas que ocupó, pero todas y cada una , Me molesta que no se haya hecho una película de esto recientemente. Hay una versión en blanco y negro que espero esté en Netflix, pero espero que una nueva versión no tome 20 años también. It was more believable to imagine that [he] had been the ghost of a dead man. A man who had died years earlier and now had finally returned to his hell...

PD Lesbianas, alguien?
05/11/2020
Levins Corless

3.5 5 de estrellas

Inglés:

Andrea va a Barcelona con el deseo de estudiar literatura en la universidad. Allí vive con algunos parientes: su abuela, tías y tíos, su primo bebé, la criada y el perro. Básicamente, Andrea tiene dos vidas: una en casa y otra en la universidad. En el primero, ella siempre se siente deprimida, mientras que en el segundo, puede ser ella misma.

Muchas personas han comparado este libro con cumbres borrascosas, pero no se parecen en nada, excepto en lo siguiente:

1. La atmósfera deprimente y oscura:

Calle Aribau, Barcelona, ​​después de la guerra. La casa en la que vive Andrea siempre está llena de llantos, drama, tensión y odio. Aquí, Andrea se siente oprimida, por lo que le gusta estar sola y caminar por las calles de Barcelona, ​​principalmente en la Plaza de la Universidad.

2. La violencia constante entre los personajes:

Esto ocurre principalmente entre Juan y Gloria, su esposa. Él, cada vez que se enoja, como una forma de venganza, golpea a Gloria y la insulta con cosas que no vale la pena repetir. Además, como parte de las tensiones mencionadas anteriormente, hay muchas discusiones entre ellos y entre Andrea y su amiga Ena.

Aparte de estos dos factores, cumbres borrascosas y Nada Son completamente diferentes.

Cada personaje de la novela tiene un papel importante en ella. Por ejemplo, Andrea es la protagonista y narradora de la historia. Es conocida por su soledad y porque siempre se siente vacía. Roman, el tío de Andrea, hace que Andrea se deprima, porque comienza una relación con Ena, y Andrea no confía en él. Ena, la mejor y más influyente amiga de Andrea, es quien le da felicidad a Andrea, y quien hace que Andrea se deprima nuevamente cuando dejan de hablar.

También se dice que Nada Es un relato autobiográfico de la autora, Carmen Laforet, ya que también estudió en Barcelona y tuvo una vida difícil. Este libro también comienza en España un movimiento literario que ya era común en otras partes del mundo: El existencialismo.

Como ya se dijo, el ambiente es deprimente y Andrea siente constantemente vacíoes decir, lleno de nada ("Nada" en español significa "nada"). Gloria también se siente odiada por todos, incluido su esposo, a quien ama, pero también teme.

Últimamente he estado leyendo muchos libros existencialistas, y debería parar, al menos por un tiempo, porque soy muy existencialista, y si continúo con este hábito, mis padres podrían exasperarse, y esto no sería bueno. Pero esto no significa que no disfruté leyendo Nada.

español:

Andrea va a Barcelona con el deseo de estudiar literatura en la universidad. Ahí, vive con unos familiares: Su abuela, tíos y tías, su primo bebé, la criada y el perro. Básicamente, Andrea tiene dos vidas: Una en su casa y la universidad. En la primera, siempre se siente deprimida, mientras que en la segunda, puede ser ella misma.

Hay gente que ha comparado este libro con cumbres borrascosas, pero no se parecen en nada, excepto en lo siguiente:

1. La atmósfera deprimente y oscura:

Calle Aribau, Barcelona, ​​en la post-guerra. La casa en la que vive Andrea siempre está colmada de llantos, drama, tensiones y odio. En este lugar, Andrea se siente oprimida, por esto ella disfruta de estar sola y pasearse por las calles de Barcelona, ​​principalmente en la plaza de la universidad.

2. La constante violencia entre los personajes:

Esto se da principalmente entre Juan y Gloria, su esposa. Él, cada vez que se enoja, como forma de desquitarse, golpea a Gloria y la insulta diciéndole cosas que no vale la pena repetir. También, como parte de las tensiones que previamente mencioné, hay muchas veces entre los mismos familiares y entre Andrea y su amiga Ena.

Aparte de estos dos factores, cumbres borrascosas y Nada son completamente diferentes.

Cada personaje en la novela tiene su papel importante en la misma. Por ejemplo, Andrea es la protagonista y narradora de la historia. Ella se caracteriza por su soledad y porque siempre se siente vacía. Román es el tío de Andrea, quien hace que Andrea entre en sus depresiones, porque él comienza una relación con Ena, y Andrea no confía en él. Ena, la mejor y más influyente amiga de Andrea, es quien le da, por decirlo así, la felicidad a Andrea, y quien la hace entrar en depresión nuevamente cuando dejan de hablar.

Se ha dicho, así mismo, que Nada es un relato autobiográfico de la autora, Carmen Laforet, ya que ella también estudió en Barcelona, ​​y tuvo una vida complicada. Con este libro, además, comienza en España una corriente literaria que ya era común en otras partes del mundo: El existencialismo.

Como ya había dicho, La atmósfera es deprimente, y Andrea constantemente se siente vacía, o sea, llena de nada. Gloria, también se siente odiada por todos, incluso por su esposo, a quien ella ama, pero también le teme.

Últimamente he estado leyendo libros muy existencialistas, y creo que podría dejar de hacerlo, aunque sea por un rato, porque soy muy existencialista, y si continúo con este hábito, mis papás podrían llegar a desesperarse, y esto no sería bueno. Pero esto no quita el hecho de que haya disfrutado leer Nada.
05/11/2020
Clem Kuzara

Este libro es uno de mis favoritos. Lo leeré de nuevo en el curso de Obras Maestras este semestre, que dictará Jaime Manrique en CCNY.

La primera vez que leí Nada fue alrededor de 1981-2, cuando vivía en Boston. El ambiente parecía encajar, ya que a menudo estaba un poco perdido en una ciudad que parecía hostil, luchaba y daba largos paseos para pensar, sentirme hambriento y solitario. El libro, que ganó el premio Eugenio Nadal de 1944, está ambientado en Barcelona justo después de la Guerra Civil, y su heroína es una joven llamada Andrea que a menudo deambula por la ciudad aturdida por no tener suficiente para comer, sin amigos, confundida. Pero es emocionante y barroco, un bildungsroman simbólico de la crisis en el país en ese momento, muy revelador del papel de la mujer en la sociedad y la opresión de la época. La prosa de Laforet es sorprendentemente hermosa, sus vistas de la ciudad no se parecen a nada que haya leído antes. ¡Quizás la razón por la que me enamoré de Barcelona antes de pensar en ir allí!

Espero con interés las discusiones que tendremos en clase.
05/11/2020
Fennie Noye

Francamente, no me gustó mucho y durante la mayor parte del tiempo tuve ganas de ver una película muda en blanco y negro granulada con una niña que intentaba con mucha dificultad retratar la angustia existencial con la expresión facial y el lenguaje corporal. Pero creo que, como no era la primera vez que me sentía así, debió haber sido mucho mejor en su español original. Así que lo califico por lo que realmente creo que es y no por cómo me llegó como traducido.

No es que yo sepa español. Sé muy poco de eso y en mi edición en español de este trabajo había buscado la parte en la que Carmen Laforet había usado la palabra "nada", donde con toda probabilidad se había levantado el título. El candidato más probable está aquí, justo antes de que comience la tercera parte:


"Me parecia de que nada vale correr si siempre ha de irse por el mismo camino, cerrado, de nuestra personalidad. Unos ceres nacen para vivir, otros para trabajar, otros para mirar la vida. Yo tenia un pequeño y ruin papel de espectadora. Imposible salirme del el. Imposible libertarme. Una tremenda congoja fue para mi loico real en esos momentos.

"Empezo a temblarme el mundo detras de una bonita niebla gris que el sol irisaba a segundos. Mi cara sedienta recogia con placer aquel llanto. Mis dedos lo secaban con rabia. Estuve mucho rato llorando, alli, en la intimidad que me proporcionaba la indiferencia de la calle, y asi me parecio que lentamente mi alma quedaba lavada.

"En realidad, mi pena de chiquilla desilusionada no merecia tanto dispositivo. Habia leido rápidamente una hoja de mi vida que no valía la pena de recordar más. A mi lado, dolores más grandes me había dejado indiferente hasta la burla ...

"Corri, de vuelta a casa, la calle de Aribau casi de extremo a extremo. Habla el tiempo tanto sentado en medio de mis pensamientos que el cielo se empalidecia. La calle irradiaba su alma en el crepúsculo, encendiendo sus escapadas como una hilera de ojos amarillos o blancos que mirasen desde sus oscuras cuencas ... Mil olores, tristes, historias subian desde el empedrado, se asomaban a los balcones o los portales de la calle de Aribau. Un animado oleaje de gente se baja baja desde la solidez elegante "de la Diagonal contra el que subía del mundo movido de la Plaza de la Universidad. Mezcla de vida, de calidad, de gustos, eso era la calle de Aribau. Yo misma: un elemento más, pequeño y perdido en ella".


"Nada" supuestamente significa "nada". Pero en esta traducción al inglés no había nada aquí de nada. Se había vuelto inútil. Y sin embargo, aquí, sin inspiración, pude sentir la grandeza del original (si solo pudiera leer en español):


"Pensé: 'Es inútil competir si siempre tenemos que recorrer el mismo camino incomprensible de nuestra personalidad'. Algunas criaturas nacieron para vivir, otras para trabajar, otras para ver la vida. Tuve un papel pequeño y miserable como espectador. Imposible salir de él. Imposible liberarme. Un dolor terrible era la única realidad para mí.

"El mundo comenzó a temblar detrás de una hermosa niebla gris que el sol hizo iridiscente en segundos. Mi cara reseca absorbió esas lágrimas con placer. Mis dedos las enjugaron con rabia. Estuve allí por mucho tiempo, llorando, en la intimidad que me permitían Por la indiferencia de la calle, me pareció que lentamente mi alma se estaba lavando.

"En realidad, la tristeza de mi pequeña niña desilusionada no merecía la pena. Leí rápidamente una página de mi vida en la que ya no valía la pena pensar. En lo que a mí respecta, mayores penas me habían dejado indiferente incluso. ridículo...

"Corrí por la calle de Aribau, casi de un extremo al otro. Había pasado tanto tiempo sentado en medio de mis pensamientos que el cielo se estaba poniendo pálido. La calle mostraba su alma al anochecer, sus escaparates iluminados como una cadena de ojos amarillos o blancos que se asoman desde las cuencas oscuras ... Mil olores, penas, historias, surgieron de los adoquines, subieron a los balcones o entradas a lo largo de la Calle de Aribau. Una ola animada de personas que bajaban del La elegante solidez de la Diagonal se encontró con la que surgía del mundo inquieto de la plaza de la universidad. Una mezcla de vidas, cualidades, gustos: eso era la Calle de Aribau. Y yo: un elemento más en ella, pequeño y perdido ".


En realidad no tienes que leer esta novela para capturar su estado de ánimo. Solo mira la foto en su portada: una calle empedrada, largas sombras del atardecer, una bicicleta quieta, una figura fantasmal solitaria de una niña de espaldas a la puesta de sol. Leer esto es como ver a esa chica caminar lentamente hacia Dios sabe dónde.
05/11/2020
Carbrey Rahib

Al abrir la primera página y leer este libro, es inesperado, es una revelación crónica, nuestra observación de lo que sucede, lo que se dice, lo que no se dice, es un poco como la experiencia de la propia protagonista Andrea, cuando llega tarde por la noche teniendo se retrasó tres horas, sola, para quedarse con su abuela y sus tíos mientras asistía a la universidad. Era algo que había esperado y, sin embargo, esas primeras imágenes grises cuando entra al edificio y las ve como una aparición a media luz son un precursor del extraño año que seguirá, esa sensación que tuvo en su pueblo de alegrías, amor. y buenos tiempos por delante, suspendidos hasta el día de la partida, cuando los volverá a sentir y recordará el sentimiento, con la reserva de alguien que ha sido poseído por el espectro de la desilusión.

La profundidad de la prosa es extraordinaria e intrigante, el tipo de trabajo que hace que un lector quiera escuchar al escritor hablar sobre lo que los inspiró y lo que les pasó por la cabeza cuando estas palabras fluyeron a la página. Simplemente magnífico

Edith Grossman la traducción es excelente, lo leí como si estuviera escrito en su primer idioma y la introducción por Mario Vargas Losa necesita ser releído al final, él lo describe muy bien y, sin embargo, está igualmente desconcertado por cómo esta autora Carmen Laforet, en sus veintes, pudo escribir una representación tan extraordinaria de:

a society brutalised by a lack of freedom, and by censorship, prejudices, hypocrisy and isolation

y crea un protagonista, testigo de ello, oprimido por él y ajeno a todo, pero capturándolo con una intensidad que crea una angustia que incomoda al lector en todo momento. Fascinante.

She achieved this, and half a century after it was published, her beautiful, terrible novel still lives. Mario Vargas Losa
05/11/2020
Rowan Reynel

Un libro largamente esperado, recién llegado de España a través de BM.


Esta es la historia de Andrea que se muda del campo a Barcelona para realizar sus estudios universitarios de literatura.

Después de la Guerra Civil española y bajo el régimen de Franco, Andrea sufre muchas emociones de confusión con respecto a su familia y sus amigos cercanos también.

Esta es una novela muy conmovedora de Carmem Laforet que muestra en la historia autobiográfica de Andrea cómo hizo su viaje hacia la edad adulta.
05/11/2020
Froemming Schnetter

Leí por primera vez Nada de Carmen Laforet durante mi año en España a principios de la década de 1960. Junto con Ana Maria Matute, fue la primera literatura de la posguerra (= Guerra Civil española) que agregué a mi lista de lectura que, hasta ese momento, tenía mucho peso en los clásicos españoles. A lo largo de los años desde entonces, me he dado cuenta de la vitalidad de la literatura española durante la presunta depresión cultural de la dictadura franquista (escritores como Miguel Delibes, Camilo José Cela, Antonio Buero Vallejo) y su pleno surgimiento después de la transición de España a la democracia. . La idea popular de que la literatura española terminó con la muerte de García Lorca es claramente errónea. Y la evidencia se remonta a 1945 con la publicación de Nada.
Recientemente me encontré con una traducción al inglés de Nada y decidí volver a leer una obra que había leído por primera vez en español hace más de 40 años y que surgió en Europa como una de las obras maestras del siglo XX.
Ambientada en Barcelona en los años inmediatos de la posguerra, es en cierto sentido una historia de "mayoría de edad". Andrea, de XNUMX años, viaja desde las provincias a Barcelona, ​​mudándose con sus familiares disfuncionales para comenzar sus estudios universitarios. Pero también captura la desolación social, la pobreza económica y, como escribió Fernanda Eberstad en su reseña del New York Times, los "odios fratricidas" que se extendieron a los años de Franco desde la Guerra Civil.
Parece que perdí mi edición española de la novela y solo recuerdo que el castellano de Laforet era notablemente lírico y personal. En ese sentido, la traducción de Edith Grossman ha capturado el estilo original. Solo hay unas pocas secciones forzadas y engorrosas. Y la historia en sí parece vital incluso después del paso de 65 años, aunque algunos conocimientos de la historia española, la literatura y las costumbres urbanas beneficiarían al lector.
En esta mi segunda lectura después de casi 50 años, el apartamento en la calle de Arribau me trajo recuerdos de la familia con la que vivía en Madrid. El departamento de mi familia estaba en la calle de Jorge Juan. E incluso en 1961, la desolación y las tensiones de la posguerra no se habían desvanecido por completo. Mi familia ciertamente no era tan disfuncional como la de Andrea, pero la Guerra Civil había cobrado un precio que dejó marcas permanentes y visibles en todos sus miembros.
05/11/2020
Arnold Faustman

Bien, antes que nada, el narrador fue bastante terrible. Sobreenunciaba cada palabra, que (además de hacerla sonar como si el inglés no fuera su primer idioma, lo que en sí mismo no es terrible, pero preferiría un acento interesante (español)) introdujo todo tipo de hace una pausa donde no creo que debería haber habido.

En segundo lugar, creo que la traducción puede haber sido deficiente, pero ¿cómo puedes decir algo así, verdad? Pero gran parte del libro es divagación existencial, por lo que es mejor que suene bonito, y no fue así. Y a veces las metáforas eran terribles. Recuerdo una vez que ella dijo "incluso si mirabas con una linterna, no podías encontrar una chispa de vida" o algo así. Si estás buscando una CHISPA, ¡no utilizas una LUZ para encontrarla! Solo, cosas discordantes como esa. Recuerdo que Gloria fruncía el ceño por la ventana y sonrió al ver algo. Sin mencionar que su ceño fruncido convertido en una sonrisa. Solo un montón de cosas así, que sonaban incómodas y sin sentido, pero no de una manera interesante.

Entonces, además de todo eso, no me importaba la protagonista, no me gustaba escuchar sobre su vida doméstica (que era horrible pero repetitiva, la misma mierda sucedía día tras día), no lo hice. preocuparse por alguien o cualquier cosa en este libro. Ni siquiera el perro. Tal vez algún conocimiento de la Guerra Civil española hubiera sido útil, pero no tengo nada de eso.
05/11/2020
Sacks Hejl

La representación evocadora de Carmen Laforet de la cultura desintegradora de la España posterior a la Guerra Civil se presenta a través de los ojos de Andrea, de 18 años. Recién huérfana, Andrea llega a principios de la década de 1940 en Barcelona con una sola maleta llena en su mayoría de libros y atada con una cuerda para mantenerla cerrada, llena de sueños de alegría, abundancia, esperanza y afán de amor y experiencia. Lo que encuentra en la casa de sus familiares donde debe vivir es la violencia, la pobreza gentil, los sueños rotos, el hambre, el frío y la represión sexual explosiva que es endémica de su país en ese momento.
05/11/2020
Darach Kernan

'Nada' es un contrapunto interesante para Llamame por tu nombre, la novela que leí antes. Ambos son contados en primera persona por jóvenes de mentalidad independiente de entre 17 y 18 años. La narración es altamente envolvente y profundamente atmosférica en ambos. Sin embargo, de lo contrario, son completamente opuestos: en Llamame por tu nombre Elio tiene una intensa historia de amor en un hermoso entorno rural soleado. En 'Nada', Andrea tiene una amistad intensa en un ambiente urbano sombrío, oscuro y miserable. Indudablemente, esto hace que 'Nada' sea la lectura menos agradable, pero ambas están bellamente escritas y Andrea y Elio se sienten como posibles espíritus afines, ambos protectores de sus emociones, estudiosos y muy conmovidos por la música. Podría ser simplemente que instintivamente busco vínculos entre los libros que he leído adyacentes, independientemente de cuán tenues puedan parecer.

'Nada' comienza con la llegada de Andrea a Barcelona para quedarse con sus familiares en su desmoronado piso. Su impresión inicial del lugar es aterradora y opresiva, que desafortunadamente resulta ser precisa. Comienza sus estudios universitarios y hace amigos, cuyos hogares privilegiados forman un marcado contraste con los de ella. El piso en descomposición se comparte con su abuela, tía, dos tíos, la esposa de uno de los tíos, su bebé, un cocinero, un perro y un gato. Los argumentos violentos y los trastornos ocurren constantemente y nadie tiene dinero. Andrea siempre tiene hambre y lucha por mantenerse limpia. La decadencia, el caos y la insularidad del apartamento me recordaron Gormenghast en microcosmos. Laforet evoca la experiencia de Andrea como un mal sueño envolvente:

I remember one night when there was a moon. My nerves were on edge after a day that had been too turbulent. When I got out of bed I saw in Augustias’ mirror my entire room was filled with the colour of grey silk, and in the middle of it, a long white shadow. I approached and the phantom approached with with me. At last I saw my own face in a blur above my linen nightgown. An old linen nightgown - made soft by the touch of time - weighed down with heavy lace, which my mother had worn many years before. It was unusual for me to stand looking at myself this way, almost without seeing myself, my eyes open. I raised my hand to touch my features, which seemed to run away from me, and what appeared were long fingers, paler than my face, tracing the line of eyebrows, nose cheeks conforming to my bone structure. In any case there I was, Andrea, living among the shadows and passions that surrounded me. Sometimes I doubted it.

La familia está literal y figurativamente atormentada por el legado de la Guerra Civil española, un detalle comentado por Mario Vargas Llosa en su introducción. (ver spoiler)[El lector espera que la horrible vida de Andrea mejore y se libere de su familia profundamente disfuncional, sin embargo, antes de que pueda escapar del apartamento condenado hay un clímax trágico y violento, ya que uno de sus tíos se suicida de repente. Al final, sin embargo, su querida amiga Ena la rescata. Su reunión bajo la lluvia me pareció muy conmovedora y aprecié la importancia de su amistad en la narración. A pesar de la separación de la clase social, los dos se preocupan mucho el uno por el otro. (ocultar spoiler)] 'Nada' es una pequeña novela infeliz pero seductora, con un escenario claustrofóbico que es difícil de olvidar. (A menudo me encuentro usando la palabra 'seductor' para describir la ficción, por lo que quizás me engañen fácilmente. Particularmente por narraciones en primera persona con escenarios vívidamente descritos).
05/11/2020
Jasper Anchia

Con la esperanza de matricularse en la universidad, Andrea, una huérfana de dieciocho años, viaja desde las provincias a Barcelona a la casa de su abuela materna, una casa que ella recuerda como opulenta, privilegiada y serena. Pero en estos años, justo después de la Guerra Civil española, Franco ha llegado al poder, mucho ha cambiado, y Andrea encuentra la casa decrépita, sucia, oscura y premonitoria. Allí viven su abuela que se ha retirado al misticismo religioso; su tía Augustias, una fanática rígida y puritana que intenta forzar su visión de piedad sobre Andrea; dos tíos que luchan entre sí constantemente, el mayor es el tío Román, cuyo papel en la guerra es ambiguo y cuya vida actual es misteriosa, un músico en ciernes, y el más joven es el tío Juan, un ne'r-do-well y aspirante a pintor cuya esposa Gloria era la amante de Román antes y después de su matrimonio; El niño pequeño de Gloria; y Antonia, la sirvienta. La casa está llena de muebles viejos y brac-a-brac que la familia vende semanalmente para proporcionar alimentos, de los cuales nunca hay suficiente. Román se burla perpetuamente de Juan, que a su vez vence a Gloria. Andrea, siempre hambrienta, se ve reducida a beber el agua en la que lavan las verduras. Gloria, a quien todos acusan de ser una prostituta, de hecho trabaja repartiendo cartas en el club nocturno de su hermana para ganar dinero para complementar los escasos recursos de la familia. Andrea trata de ganarse la vida fuera del hogar, desarrollando un círculo de amigos en la universidad y también entre un grupo de jóvenes pintores bohemios, sin sentir nunca que encaja perfectamente. Su amiga universitaria más cercana es Ena, a quien finalmente descubre que tiene un madre que fue abandonada y humillada hace años por Román.

La historia de Andrea es una de privación y persistencia, miseria y degradación, que de alguna manera parece encontrarse con determinación y un elemento de humor irónico, aunque no sin sufrir cicatrices psíquicas en el camino. La "nada" del título revela el vacío en el corazón de la existencia de Andrea y el trauma que sufrió España durante los terribles años de guerra. Andrea cuenta la historia en primera persona, invitando al lector a sus experiencias.

La novela ha sido traducida al inglés por Edith Grossman. No he leído la traducción, pero la traducción de Grossman de Don Quijote fue muy satisfactorio, y no tengo ninguna razón para pensar que esta traducción actual tampoco sea muy buena.
05/11/2020
Jorrie Iwanski

Esta novela está llena de atmósfera. Desde las primeras páginas, Laforet pinta un mundo de horrores, violencia, mezquindad y profundidades ocultas que es dolorosamente real y palpable. A veces, el mundo que rodea a Andrea se vuelve tan terrible que parece una historia de mayoría de edad ambientada en la Edad Media en lugar de la Europa del siglo XX. Aún así, tanto Laforet como Andrea navegan por este horror cada vez más fuerte en el otro lado: la escritora como maestra en atmósfera y subtexto, presentando un retrato muy serio de la feminidad en un contexto de luchas de clase y género; y el personaje, Andrea, que logró todo lo contrario de "nada" en ese año cuando finalmente se libera de las cadenas familiares, sociales y personales que la estaban alejando de sí misma.
05/11/2020
Polad Alesna

Esta sorprendente novela sobre una niña que regresó huérfana a Barcelona después de la Guerra Civil española es uno de los clásicos de la literatura del siglo XX. A LaForet, que era catalán, se le prohibió, por supuesto, escribirlo en todo menos en español. Tenía 20 años cuando lo escribió, y ganó el primer Premio Nadal en 23, cuando se publicó. Esta traducción al inglés incluye una introducción desconcertada, admiradora y divertida de Mario Vargas Llosa, quien confiesa que nunca había pensado en leer nada de un español o catalán hasta la década de 1944.
05/11/2020
Edmon Preble

Una de las razones que me hizo leer este libro más allá de que la sinopsis del libro me pareció muy interesante fue Mario Vargas Llosa. ¿Cómo? Un autor que he comenzado a apreciar y admirar infinitamente, hace una fantástica introducción para "Nada" y prácticamente elogia el libro y su autor. Y eventualmente creo que tenía mucha razón.

La narración, que está en primera persona, emana un carácter juvenil pero al mismo tiempo es muy maduro y profundo. El lenguaje se caracteriza por la perfección de su simplicidad y es maravilloso. Creo que Laforet nos da mucho más que la historia de Andrea. Ella describe asombrosamente a través de la trama, el retrato de una sociedad entera del período de posguerra de la guerra civil en España. No es un trabajo basado en la guerra civil, pero al mismo tiempo la guerra es parte de ella, ya que su efecto es difusible en cada página del libro y en cada personaje. La pobreza, la miseria, el hambre, la violencia y, por otro lado, la riqueza, el bienestar, las tendencias al desprecio son siempre contrastes que tales eventos como las guerras están creando y que se dan de manera brillante a través de sus páginas.

Lo único que no abandona a las personas cuando todo parece desmoronarse son las pasiones, las relaciones y el amor. Se puede leer muy fácilmente y esto se puede hacer perfectamente sin dejarlo antes de terminar. En ningún momento puede sentirse predispuesto a cómo se moverá la trama y mantiene el interés sin disminuir. En mi opinión, este es un gran libro, y si alguien me preguntara si vale la pena leerlo, diría con seguridad, sí.
05/11/2020
Alexei Tissot

Trajo este libro conmigo a Barcelona porque se trata de la posguerra civil de Barcelona. Los últimos nueve jugaron mejor que el frente (LO SENTIMOS), que era mucha gente que vivía en una casa sucia, gritándose apasionadamente, amenazándose con matarse apasionadamente, llorando apasionadamente y luego besándose apasionadamente. Era como una telenovela que no tenía ningún sentido para mí. Sospecho que las alegorías más profundas sobre el apartamento como un microcosmos de Barcelona después de la guerra se podrían extraer mejor si estuviese estudiando este libro con atención o si supiera más sobre Barcelona durante ese tiempo. Como era, un poco raro. (¡Qué elegante, elocuente resumen, Sutton! ¡Ay!)
05/11/2020
Guthry Meeler

Lo disfruté desde el principio hasta el final de las últimas páginas. Una narración sobresaliente de la amargura y cómo puede influir en la vida humana, especialmente en las que más nos importan.
05/11/2020
Adelaide Alepin

Nada es una obra maestra española, escrita por Carmen Laforet, de 23 años.

Me gustó el ambiente de este libro: muy opresivo y gótico, como si la casa en la calle Aribau estuviera embrujada.

No me gustó mucho la trama, especialmente al final. La forma en que se deshizo se sintió como un anti-clímax.

Pero supongo que esto se me pasó por la cabeza porque no estaba familiarizado con el contexto de la Barcelona devastada por la guerra y por mi comprensión del español. Mi nivel es lo suficientemente bueno para entender la trama, pero no lo suficientemente bueno como para juzgar la calidad de la prosa. Aunque hubo una cita que me llamó la atención:

“«Si aquella noche —pensaba yo— se hubiera acabado el mundo o se hubiera muerto uno de ellos, su historia hubiera quedado completamente cerrada y bella como un círculo.» Así suele suceder en las novelas, en las películas, pero no en la vida... Me estaba dando cuenta yo, por primera vez, de que todo sigue, se hace gris, se arruina viviendo. De que no hay final en nuestra historia hasta que llega la muerte y el cuerpo se deshace...”
05/11/2020
Giule Haerter

Carmen Laforet tenía veintitrés años cuando Nada, su primera novela, ganó el prestigioso premio literario Premio Nadal en 1944. El libro, que causó sensación en su lanzamiento, anunció el nacimiento de una nueva y emocionante voz en la literatura española. . Mi edición de Nada es traducida elocuentemente por Edith Grossman y viene con una introducción útil de Mario Vargas Llosa.

Cuando comienza la historia, nos unimos a Andrea, una niña de dieciocho años, cuando llega a Barcelona. Llena de todas las esperanzas y expectativas de una nueva vida en la ciudad y la posibilidad de estudiar literatura en la Universidad, se dirige al apartamento de su abuela, donde vivirá. Es mitad de la noche, y cuando se acerca al piso en la calle de Aribau, un miedo repentino invade sus emociones. Cuando Andrea entra en la casa de su familia, una extraña colección de figuras macabras emergen de las sombras; además de su abuela, Andrea se enfrenta a su tía Angustias, su tío Juan y su esposa, Gloria, y la criada, Antonia. Frente a su tío Juan, Andrea ve a un hombre con una cara "llena de huecos, como una calavera a la luz de la bombilla de la lámpara". (p. 6, Libros antiguos)

El piso en sí es sucio y decrépito. Las telarañas cuelgan de los techos; las habitaciones están bañadas por una espeluznante luz verdosa; Las paredes manchadas del baño muestran "huellas de manos en forma de gancho, de gritos de desesperación". (pág. 8)

Es una apertura brillante, pero inquietante, de la historia, y sentimos a Andrea mientras trata de reconciliar esta imagen desgarradora con sus sueños de la ciudad:

No sé cómo pude dormir esa noche. En la habitación que me dieron había un piano de cola, con las teclas descubiertas. Una serie de espejos dorados con candelabros unidos, algunos de ellos muy valiosos, en las paredes. Un escritorio chino, cuadros, muebles variados. Parecía el ático de un palacio abandonado; Era, más tarde descubrí, la sala de estar.

En el centro, como un montículo de tumbas rodeado de dolientes, esa doble hilera de sillones destripados, un diván cubierto por una manta negra, donde debía dormir. Habían puesto una vela en el piano porque no había bombillas en el gran candelabro. (págs. 8-9)
Y unas pocas líneas después:

Tres estrellas temblaban en la suave negrura de arriba, y cuando las vi sentí un repentino deseo de llorar, como si estuviera viendo a viejos amigos, inesperadamente encontrados.

Ese destello iluminado de las estrellas trajo de vuelta todas mis esperanzas con respecto a Barcelona hasta el momento en que me encontré con esta atmósfera de gente perversa y muebles. (pág.9)
Seguimos a Andrea mientras trata de sobrevivir en este ambiente de pesadilla en el que surgen disputas y discusiones de la nada: esta es una familia dañada por secretos, sospechas y prejuicios. Ella anhela liberarse del ojo siempre vigilante de su tía autoritaria Angustias, y sin embargo, Andrea se da cuenta de que su tía podría estar tratando de ofrecer algún tipo de protección contra el caos resultante:

Puedes leer el resto de mi reseña aquí:

https://jacquiwine.wordpress.com/2014...

05/11/2020
Talbert Bergesen

Disfruté muchísimo esta novela oscura, inquietante y psicológica. Algunos críticos lo llaman el "Catcher in the Rye" de España. Está ambientada en una sombría Barcelona durante los años desesperados que siguen inmediatamente a la Guerra Civil española. Ahora entiendo por qué los españoles a veces llamaron a Barcelona "el Gris" por su gris opaco. (Esto es antes de gentrificaciones más recientes alrededor de los Juegos Olímpicos de 1990).

Está narrado por Andrea, una joven estudiante universitaria que viene del país para vivir con sus tíos y tías pobres y lamentables. Andrea se hace amiga de otros estudiantes universitarios que son todo lo que su familia no es: adinerada, artística y sofisticada. Estos amigos le dan el escape de la miseria de la casa que necesita para sobrevivir.

Creo que los elementos más fuertes de las novelas son las descripciones vívidas y la historia bien dibujada. Aquí hay una escena cuando ella entra por primera vez al departamento familiar:

"Había algo agonizante en toda la escena, y en el piso el calor era sofocante, como si el aire estuviera estancado y pudriéndose. Cuando levanté la vista vi que habían aparecido varias mujeres fantasmales. Casi noté que mi piel se erizaba cuando la atrapé un vistazo a uno de ellos con un vestido negro que tenía el aspecto de un camisón. Todo sobre esa mujer parecía horrible, miserable, incluso los dientes verdosos que mostró cuando me sonrió. Un perro la siguió, bostezando ruidosamente, y el animal también era negro, como una extensión de su luto ".

La historia está llena de simbolismo. Lo más obvio para mí es que su familia representó a la vieja España antes de la guerra: llena de luchas internas y represión. Sus amigos universitarios representan el futuro de España, que es brillante y de posibilidades.
05/11/2020
Grew Askren

Era una novela muy bonita en una especie de trama de identidad de Virginia Woolf, pero al mismo tiempo conservaba la oscuridad gótica de Edgar Allan Poe y Jane Eyre. Un clásico de todos los tiempos y seguramente una sorpresa para su tiempo. Su conciencia crece al volver a contar sus recuerdos, su hogar disfuncional, sus sueños rotos de cambio y la amistad femenina como fuerza redentora.

Léelo, no decepcionará a nadie que espera una buena narrativa. Se trata de que las personalidades aburridas sean conscientes de su aburrimiento en retrospectiva, de las muchas mentiras y problemas de la familia, pero fundamentalmente sobre la amistad femenina, como dije, y creo que evita los estereotipos y los clichés tanto como sea posible.

Te tragó esta niebla de la nada y, sin embargo, la esperanza a pesar del resultado de todo.
05/11/2020
Liris Gulnaz

Una novela triste y hermosa de la mayoría de edad de 1945 en la que una niña, huérfana de la Guerra Civil española, viaja desde el país para vivir con sus familiares en Barcelona. La lujosa casa que recuerda de su infancia se ha reducido a una prisión oscura y polvorienta poblada por su extraña e impredecible familia, devastada física y psicológicamente por la guerra. Se leería como una historia de terror gótico si los detalles no fueran tan bellamente observados e históricamente precisos. "Las ciudades, hija mía, son un infierno. Y en toda España ninguna ciudad se parece más al infierno que Barcelona ... Una joven en Barcelona debe ser como una fortaleza. ¿Entiendes?"
05/11/2020
Fuchs Harnan

La novela de Laforet sobre la España posterior a la Guerra Civil es tan fresca y convincente como cuando ganó el Premio Nadal en 1944. Su personaje principal, Andrea, de 18 años, ejemplifica el romance, el optimismo y la desesperación total de ser una adolescente. comenzando en la universidad, alojado con una familia empobrecida y enloquecida en la calle de Aribau. Las analogías con la economía y la desesperación en España después de la guerra son inevitables, pero la historia suena con la verdad de "no tener" entre los compañeros de clase que tienen mucho y las agonías de la juventud como Andrea observa, llora, deambula por las memorables calles de Barcelona.

Deje una calificación para Nada